Claves de Millonario

El segundo hombre más rico del mundo, Warren Buffet, enumeró los 20 principios básicos que posibilitaron gran parte de su éxito. Este genio de las finanzas compró su primera acción a los once años, aunque dice que se arrepiente de haberlo hecho “tan tarde”. A los 14 adquirió una pequeña granja con los ahorros que consiguió repartiendo periódicos y aún vive en la misma casa de tres dormitorios en Omaha, que compró hace 50 años cuando se casó. El hoy conocido como “oráculo de Omaha”, empezó a operar con US$ 100 propios y llegó hoy a una fortuna de US$ 52 mil millones.

Éstas fueron parte de sus claves para convertirse en millonario, tal como lo reveló en una reciente entrevista a la CNBC:

  • Nunca invierta en un negocio que no pueda entender, como tecnologías complicadas. Si no puede ver caer un 50% su inversión sin pánico, no invierta en el mercado de valores. No intente predecir la dirección del mercado de valores, la economía, los tipos de interés o las elecciones. Compre compañías con buen historial de beneficios y posición dominante de mercado.
  • Compre un negocio, no alquile las acciones. Busque empresas con mercados amplios, fuerte imagen de marca y consumidores fieles, como Gillete o Coca Cola. También son interesantes algunas compañías con marcas consolidadas pero que están infravaloradas por dificultades transitorias. Para buscar estas oportunidades, deben aprovecharse los mercados bajistas.
  • Busque compañías con gran capacidad de generación de efectivo y que, una vez en marcha, no necesiten grandes reinversiones. No tome seriamente los resultados anuales, sino los promedios de cuatro o cinco años. Céntrese en el retorno de la inversión (no en las ganancias por acción), el nivel de endeudamiento y los márgenes de beneficio.
  • Sea temeroso cuando otros son codiciosos y viceversa. El optimismo es el enemigo del comprador racional. La capacidad de decir “no” es una enorme ventaja para un inversor.
  • Gran parte de éxito puede atribuirse a la inactividad. La mayoría de los inversores no resiste la tentación de comprar y vender constantemente, pero la piedra angular debe ser el letargo, bordeando la pereza. Las oscilaciones salvajes de precios están más relacionadas al comportamiento de los inversores que a los resultados empresarios.
  • Un inversor necesita hacer muy pocas cosas bien si evita grandes errores. No es necesario hacer algo extraordinario para conseguir resultados excelentes.
  • Invierta siempre a largo plazo. Recuerde siempre que el mercado de valores es maníaco-depresivo. Mientras más absurdo sea el comportamiento del mercado, mejor será la oportunidad para el inversor metódico.

En Estados Unidos aseguran que de todas estas reglas, la más exitosa para Buffet fue la del “value investing”: comprar compañías infravaloradas (pero con buen historial, ventajas competitivas e imagen de marca consolidada) y esperar hasta que crezca nuevamente su patrimonio.
El año pasado, Buffet decidió donar 85% de su fortuna a instituciones benéficas y, entre estas donaciones, le otorgó US$ 31.000 millones a la fundación del matrimonio Gates.
El señor Buffett declaró que virtualmente toda su fortuna pasará a la Fundación Buffett. Se opone al principio de transferir grandes fortunas de una generación a otra.

 
Top