Gobierno está tomando el camino de la represión

Leopoldo Puchi

Flash Rojo

Col-LeopoldoPuchiEL GOBIERNO DE CHÁVEZ ESTÁ comenzando a tomar el camino sombrío que tomó Rómulo Betancourt en 1960. El de acorralar y perseguir completamente a los adversarios. Marcha de transportistas o de estudiantes que se realizaba era disuelta sin contemplación. Se detenían y perseguían sindicalistas, y muchos manifestantes iban a parar a El Dorado. Este fue el caldo de cultivo, la base afectiva de sustento de la violencia que vino más tarde, la de carros incendiados, secuestros y bombas. En lugar del diálogo, se impuso la línea de excluir y segregar a los opositores. La represión es el camino del infierno.

Puchi-RichardBlancoLA DETENCIÓN DE RICHARD BLANCO es un ejemplo del camino betancourista. El gobierno está perdido si no sabe distinguir entre el espíritu pacífico de los que marchan y los pequeños grupos de exaltados. Nada irrita más a la gente, que se le prohíba protestar. Es costumbre en Venezuela hacerlo. Hasta las extralimitaciones son consideradas, en nuestra cultura, como normales. Es un derecho consagrado, el de patalear y resistirse. Contra esto no hay poder que valga. Hacia esa mayoría de los que marchan, que quieren protestar cívicamente, se debe tener una política de diálogo. Los recorridos pueden negociarse y renegociarse. Es preferible a la violencia.

NO SE JUSTIFICA que se le lancen piedras a los policías o que se rompan las barreras metálicas que ponen. Pero esto no puede ser considerado como “rebelión civil” ni ser castigado con penas de prisión, y mucho menos inculpar a los convocantes. Es irse a un extremo muy peligroso. En Venezuela nunca se ha protestado con cartelitos, como en Suiza.

Flash Negro

EN DÍAS RECIENTES los medios de comunicación presentaron una lista con unos veinte nombres árabes de venezolanos que tienen cargos en el gobierno. Son descendientes de libaneses o de sirios, que como tantos españoles o italianos han emigrado a Venezuela. El objetivo de presentar esa lista era crear la sensación de que eran terroristas. Al hacer esto se está perjudicando a toda una comunidad muy trabajadora. La xenofobia no puede ser un instrumento de lucha de la oposición.

LA MESA DEMOCRÁTICA ha respondido con agilidad y valentía frente a la represión. Ante las detenciones y persecuciones no se ha echado para atrás y convocó una marcha para el próximo sábado. Debe, sin embargo, informar, de manera que se escuche con nitidez, que la línea no es romper las barreras ni “llegar a Miraflores”.

COMETEN UN ERROR los medios de comunicación de España y Colombia al amplificar la convocatoria a una marcha mundial contra Chávez. En lugar de perjudicarlo, lo de “mundial” lo coloca en el firmamento. Algo parecido a lo que hizo la revista “Life” con Fidel castro.

LA INTELIGENCIA ISRAELÍ está utilizando en Venezuela uno de los más sofisticados programas informáticos de seguimiento de las comunicaciones. No es un simple mecanismo de grabación de llamadas, sino de seguimiento inteligente con cruce de infinidad de variables.

Desde la Sala Situacional

Las bases, ¿no nos incumben?

hillary-clintonLa reunión de Unasur en Bariloche ha sido un paso importante en la estrategia de los países latinoamericanos opuestos a la instalación de nuevas bases militares de Estados Unidos en la región. Nunca antes se había discutido, ni en la OEA ni en ningún otro organismo del hemisferio, sobre la presencia militar de Washington en el continente. Ahora se ha dado un primer paso.

Unasur

Por el simple hecho de realizar la reunión y hacer el debate, Unasur ha marcado pauta al considerar que la instalación de bases en Colombia es un problema de todos los países del sur del continente y no un simple asunto bilateral, como lo pretende Hilary Clinton al declarar que el tema “no incumbe” a otros países.

Doctrina de Seguridad

También se avanzó en la reunión de Unasur en la formulación de una doctrina común sobre el establecimiento de bases extranjeras, al aprobar que la presencia militar de Estados Unidos en Colombia debe ser analizada por el Consejo de Seguridad,  y que  no podrían instalarse bases si amenazaran “la soberanía y la integridad” de las naciones del continente.

Progresistas

En este esfuerzo conjunto latinoamericano se han aliado los gobiernos progresistas del continente, desde los más moderados hasta los más radicales, y le hacen frente, en el seno mismo de Unasur, a las posiciones pro estadounidense de Bogotá y Lima.

Desaire a Lula

A Brasil le ha correspondido jugar un papel protagónico en el debate, no sólo por su peso e importancia, sino porque está directamente afectada en su extensa zona del Amazonas. Su cancillería es considerada una de las mejores del mundo. Pero, aún así, ha recibido el desplante del propio Obama, que se negó a acceder a la solicitud de Lula de celebrar una reunión con los presidentes suramericanos.

“Halcones” y “Palomas”

Las líneas de Venezuela y Brasil coinciden sobre el fondo, aunque a Caracas le ha tocado el tono más radical y a Brasilia una presión más silenciosa. El objetivo es colocar a Washington entre la espada y la pared, frente a la solicitud  de un acuerdo en el que se proporcionen garantías sobre el uso que se le dará a las bases. El Pentágono se resiste. Muchos funcionarios consideran esto una humillación inaceptable. Todo dependerá entonces de la presión que se ejerza desde el Sur. En Washington, ¿ganarán los “halcones” o las “palomas”?

El Socialismo en la Historia

La Propiedad Privada

Puede considerarse que en sus orígenes el término socialismo significaba la abolición de la propiedad privada de los medios de producción y el surgimiento de la propiedad colectiva. Los sectores anarquistas más radicales llegaron a proclamar “la propiedad es un robo”, según la célebre expresión de Pierre- Joseph Proudhon en ¿Qué es la Propiedad?, publicado en 1848.

Por su parte Marx se refirió a la expropiación de los expropiadores, al inspirarse en la Comuna de París para formular los pasos de una revolución que le pusiera fin a la explotación capitalista. Para este propósito era necesario “transformar los medios de producción en simples instrumentos de un trabajo libre y asociado” a través de la propiedad colectiva y sustituir el mercado por un plan común de la producción nacional “poniendo fin a la anarquía constante y a las convulsiones periódicas” de la producción capitalista.

Esta idea de transferir directamente a los trabajadores los medios de producción, sedujo durante décadas a intelectuales y obreros. Sin embargo, el fracaso de las experiencias de estatización de la propiedad y de la planificación centralizada en la Unión Soviética y otros países comunistas, condujo a una nueva revisión de los conceptos marxistas.

Surgen así importantes corrientes socialistas que postulan economías mixtas, con formas de planificación modernas y flexibles, en las que la competencia y la ganancia juegan un rol insustituible de impulso al desarrollo de las fuerzas productivas.

En esa dirección se orienta desde hace más de dos décadas China, que, luego de turbulentas experiencias como la revolución cultural, promulgó finalmente en 2007 la legalización de la propiedad privada, la cual aporta más de las dos terceras parte del Producto Interno.

El mundo cambia y aprende.  La propiedad ya no es simplemente un robo en el siglo XXI.

 
Top