Al desabastecimiento en la CHET, se suma la delincuencia

Hoy vemos con tristeza lo mal que funciona la Ciudad Hospitalaria Enrique Tejera desde que el gobierno nacional, con el general Alcalá Cordones a la cabeza, ejecutó su intervención con pelotones de guardias nacionales. Aquella utopía de mejorarlo todo ante el desplome de la administración de Acosta Carlez, no fue más que eso…una quimera, como aquel merengue criollo de Luis Fragachán “el Norte es una quimera” que llegué a bailar con Brunilda en el club Centro de Amigos frente a la Plaza Bolívar, en la década del 50, una vez que vinieron a Valencia Los Antaños del Stadium a amenizar un baile de carnaval. El recuerdo de esos tiempos idos no me impide escuchar a Lázaro Camilo Benítez cuando sigue hablando de la CHET. Mi amigo y miembro de la red de informantes estuvo allí el lunes pasado debido a una crisis de estornudos que le hizo pensar que estaba infectado por el virus de la gripe porcina. Llegó a Emergencias presentando un cuadro gripal. Un médico le dijo calmadamente: “no tenemos Virocult”. A lo mejor viendo la cara de asombro o de bolsa que puso Lázaro Camilo, el galeno  accedió a explicarle el asunto. “Virocult es un kit que usamos para tomar muestras y diagnosticar la enfermedad. Eso lo envía el Ministerio de la Salud, pero en este momento no tenemos ni uno”. Lo peor de la vaina- según Lázaro Camilo- es que le comenzaron un tratamiento sin saber que carajo tenía. Lázaro Camilo protestó pero una enfermera lo calmó diciéndole que tuviera cuidado de no agarrar una infección “porque tampoco tenemos antibióticos de amplio espectro”. Mi amigo se lanzó de la camilla y escapó hacia el estacionamiento donde lo esperaba su hermano Críspulo José, pero allí se vieron envueltos en una situación irregular ya que unos delincuentes cargaron con los talonarios de cesta ticket de médicos, empleados y trabajadores. Ni los guardias nacionales ni los vigilantes privados vieron nada,  a lo mejor lo vieron y no dijeron nada, porque el asalto fue en sus propias narices, en la caja que está ubicada en el edificio de la dirección que ocupa la doctora Zoraida Núñez, quien para el momento de la consumación del delito, a lo mejor- todo es posible- estaba embelesada viendo las fotos de Chávez, Fidel Castro y el Che Guevara que tiene en su despacho. Lázaro Camilo y su hermano pagaron la rabia de los guardias que los mantuvieron un buen rato en el estacionamiento. Y mientras esperaban el momento para abandonar el nosocomio, oyeron a unos trabajadores cuando decían que preparaban un viaje a Caracas para solicitar la destitución de Zoraida Núñez. Lázaro Camilo llegó a  su casa sin síntomas de nada y aprovechó para tomarse tres güisquis con agua. Solamente se trataba de un simple resfriado. Hace algunos días, el gobernador Salas Römer denunció la alta tasa de fallecimientos de niños en ese centro asistencial. Ello demuestra que de nada sirven las intervenciones cuando no hay mística en el trabajo y cuando se antepone el ñereñere y la política a la salud.

Aumento de aseo urbano golpea a los comerciantes

Ruperto Andrés Lugo Machado haciendo un ejercicio de memoria me dijo que en tiempos de Argenis Ecarri, la Alcaldía de Valencia aumentó considerablemente el pago del aseo urbano a los comerciantes, industriales y ciudadanos. Según Ruperto Andrés esa acción le trajo resultados adversos en los sondeos de opinión. Ahora la historia se repite con Edgardo Parra, quien avaló y aprobó el aumento de ese servicio. Hace algunos días visité a un amigo en el Centro Comercial Patio Trigal y lo encontré como “plancha de chino”- eso lo decía mi abuelo para referirse a alguien que estaba bravo-, blandiendo en su mano derecha el recibo de energía eléctrica donde viene incluida la tarifa del aseo urbano. Obdulio Manuel Castro- así se llama él- gritó, nada más al verme, que el aumento fue tan desproporcionado que ahora cancela más por aseo que por electricidad. El incremento fue calculado en un 190 por ciento. Anunció que vecinos y comerciantes pelearán por una rebaja sustancial pues consideran elevado el aumento. Ruperto Andrés señala que el alcalde Parra y su entorno andan más preocupados por el llamado “Fondo de Solidaridad”, que en otra cosa. Reveló que ese fondo es una “mampara” para quitarles el 20 por ciento a los contratistas. Indicó que los Parra tienen control absoluto sobre los contratos en el IMA, en Iamvial, en Fundatur y en Funval. Teichman Salazar presidió el IMA sin pena ni gloria, pero ahora fue enviado a Iamvial en sustitución de Manuel Valencia quien no quiso prestarse al jueguito del Fondo de Solidaridad. Ellos siembran y otro- con instrucciones precisas-  recoge la cosecha, añadió Ruperto Andrés mientras rociaba con picante una sabrosa empanada operada allá en el negocio de la avenida Montes de Oca, donde solemos desayunar algunas veces.

Golpe al plexo solar

La salida del ingeniero Saúl Ameliach de la presidencia de Pequiven y del cargo de viceministro del Ministerio para la Energía Petróleo, es un duro golpe en Carabobo para el grupo que encabeza su hermano Francisco Ameliach. Desde hace tiempo había una lucha soterrada entre Saúl Ameliach y el ministro Rafael Ramírez, que ahora tuvo su desenlace con el nombramiento del ingeniero químico Clark Inciarte, familia del legendario Clark Kent. En Carabobo hablan de que este round fue favorable al grupo de Mario Silva y Edgardo Parra. Nepomuceno Jaimes Chacón, nativo de Queniquea, me confió que Francisco resultó aporreado con esta decisión que fue avalada por el presidente Chávez. “Le tiraron como para noquearlo, pero este hombre se ha levantado en otras oportunidades.  Parece que le están exigiendo definición: o eres rojo rojito o no sigues en el baile”, refirió Nepo mientras servía un sustancioso “mute andino”- hervido de mondongo- y unos exquisitos pasteles con carne y arroz.

Noti Rápidas

Gervasio Miguel Suárez nos hizo llegar la última encuesta de CECA – julio y agosto-, en la cual vemos que Chávez sigue en caída libre. Uno de los resultados que más llama la atención es el de que solamente el 26 por ciento de los que votaron por Chávez está dispuesto a hacerlo otra vez. Me parece demasiado. Pero la encuesta le da a cada uno lo suyo, también revela el descenso de Jorge Rodríguez. Rafael Isea, Tarek William Saab y de Miriam Do Nascimento, la alcaldesa adeca de El Hatillo.

No hay para donde coger. Pueden anotarlo y corroborarlo el venidero 15 de septiembre. Ese día será designado presidente del Concejo Municipal el ingeniero Pablo Montoya, quien en la última reunión de la fracción de concejales del PSUV obtuvo un 60 por ciento de apoyo. La decisión ya fue elevada al directorio regional del partido de gobierno. Montoya logró imponerse a la yunta de Pedro Yánez y Alexis López. Montoya siempre ha estado al lado de Ameliach, quien le ganó este asalto a Parra para emparejar la pelea, de la cual también recibe favores- por carambola- el “tercer tolete” del PSUV conformado por Saúl Ortega y Héctor Agüero.

Enzo Scarano anda como el “ánima sola” después de pelearse en el último Consejo de Planificación con la gente del PSUV y de Prove. Scarano atacó al gobierno nacional y al regional cuestionando al Centro Madeirense por unas obras que se harán en San Diego. Parece que después de la derrota en el Club Italo quedó medio atolondrado y solitario. Por allí lo oyen cantando: “me estoy quedando solo…”

Por más que lo niegue es verdad. Edgardo Parra fue visto en la plaza de toros de Andalucía, España y declaró para la TV. Allá se dio un banquete taurino y disfrutó del arte de El Juli. Ahora se enreda diciendo “no organizaremos corridas”, pero allá dijo que fue a contratar toreros. ¿Entonces, Edgardo?…Déjate de trabalenguas, confiesa que te gustan las corridas como a cualquier oligarca, hijo de españó.

¡Perdón, señora Vestalia!

Rodo-imagenEn el último Consejo de Planificación de Carabobo hubo de todo un poco, desde la aplanadora que intentaba aplicar el grupo del PSUV para que aprobaran las obras presentadas por sus alcaldes hasta el forcejeo de los representantes del gobierno regional para hacer un reparto equitativo. Mientras Scarano peleaba hasta con su sombra, un personaje giraba instrucciones a los pesuvistas desde su teléfono celular: Héctor Agüero. Pero ante todo se impuso la experiencia de Vestalia de Araujo, una dama con muchos años de experiencia con los números. Miguel Flores, que es licenciado en Educación, tuvo que escuchar y aceptar sus consejos cuando andaba por el camino equivocado. En la gráfica de Eliterse Hernández Arias, el diputado se rasca la cabeza como diciéndole: “perdón, señora Vestalia, como que me volví a equivocar”.  El periodista Darwin Rosales, calculadora en mano, sonríe.

 
Top