Las mujeres más influyentes del siglo XX

Con su labor pionera, su valentía, su ingenio, su dedicación o su ejemplo sus nombres quedaron impresos en forma imperecedera en la memoria del siglo XX. En un siglo que marcó el ascenso definitivo de la Mujer, fueron protagonistas de la cultura, del arte, de las ciencias; de la moda y la política; de la entrega a una causa superior o, como Anne Frank, testigo excepcional de la peor degradación  del ser humano.

mujeres-xx

Emmeline Pankhurst (1858-1928): Fue una de las fundadoras del movimiento sufragista británico. Su nombre, está asociado con la lucha por el derecho a voto para las mujeres en el período inmediatamente anterior a la Primera Guerra Mundial.

Marie Curie, científica (1867-1934): Fue galardonada dos veces con el Premio Nobel: una compartiéndolo con su marido y otro en solitario Aunque no pudo ir a la Universidad, debido a que no se permitía que las mujeres estudiar. En París conoció al profesor Pierre Curie y juntos estudiaron la radioactividad y descubrieron los elementos del radio y del plomo. Murió a causa de las radiaciones a las que estuvo expuesta toda su vida.

Rosa de Luxemburgo, política feminista (1871-1919): Es la representante femenina del movimiento obrero internacional. Muy joven se interesó por la política y por el socialismo y debido a su activismo político tuvo que exiliarse a Zurich con 18 años. Pasó en la cárcel la Primera Guerra Mundial y tras la guerra, fue una de las gestoras del Partido Comunista Alemán. Murió asesinada.

Isadora Duncan, bailarina (1878-1927): Fue la pionera de la danza moderna y una mujer subversiva para la época. Intentó crear su propia manera de bailar, creando un estilo propio y despreció el ballet clásico y sus normas. Fue la primera bailarina que aparcó las zapatillas de ballet para bailar descalza y el “tutú” por una túnica griega. Su vida estuvo marcada por la tragedia: su marido e hijos murieron en un accidente y ella misma tuvo un final trágico: mientras conducía murió, estrangulada con su propio chal.

Virginia Woolf, escritora (1882-1941): Luchó desde la literatura y el pensamiento por la libertad y la independencia de la mujer, participó activamente en el sufragismo y dio clases a las obreras. Fue una intelectual en todo el sentido de la palabra, comprometida preocupada por el mundo del arte y la cultura. Su vida fue un auténtico desastre, y tras la II Guerra Mundial cayó en una grave depresión que terminó en su suicidio.

Coco Chanel (1883-1971): Diseñadora y creadora de perfumes francesa, fue una verdadera revolucionaria dentro del mundo de la moda. Su nombre se debe a un diminutivo de mascota que le pusieron sus tías cuando quedó huérfana con 6 años. Coco renovó la moda femenina; creaciones suyas como el traje sastre, las camelias de tela o las cadenas como complemento, no han perdido ni un ápice de actualidad.

Teresa de Calcuta, misionera (1910-1997): Nació en Albania e ingresó en un convento con sólo 18 años. Después decidió irse a la India, donde primero se dedicó a la enseñanza. Pero no era ésa su verdadera vocación, sino la de curar a los pobres, los leprosos y los enfermos. Fundó la orden de los Misioneros de la Caridad y abrió numerosas escuelas, hospitales y orfanatos. Recibió el premio Nobel de la Paz en 1979.

Indira Gandhi (1917-1984): Estadista y primera ministra de India desde el 19 de enero de 1966 hasta el 24 de marzo de 1977, y desde el 14 de enero de 1980 hasta su asesinato el 31 de octubre de 1984.

María Callas, cantante de ópera (1923-1977) Fue la gran diva de la ópera del siglo XX, con una voz irrepetible que, para muchos fue la mejor de todos los tiempos. Era de origen griego y de carácter caprichoso. Tuvo muchos problemas con su imagen; por increíble que parezca la Callas era más bien obesa y tras numerosas dietas consiguió la figura delgada con la que todos la recuerdan. Mantuvo un tortuoso romance durante años con el magnate griego Aristóteles Onassis, que la introdujo en los círculos más cerrados del jet set internacional. Murió recluida en París.

Marilyn Monroe, actriz (1926-1962) Uno de los mitos sexuales del siglo. Rubia y despampanante, Marilyn superó una infancia llena de abusos para convertirse en la diosa más idolatrada de la gran pantalla. Convertida en uno de los iconos más estéticos de la actualidad, Marilyn conoció también a fondo el lado amargo del éxito. El estrellato de Marilyn fue mucho más allá de su trabajo como actriz; de Marilyn se hablaba como sex symbol y amiga íntima de J.F. Kennedy.

Anne Frank, escritora (1929-1945) Dejando a un lado todo lo que representó, Anne simbolizó el poder que puede tener un libro. El diario que escribió a escondidas entre 1942 y 1944 en la casa en la que vivía con su familia en Ámsterdam, la convirtió en uno de los personajes más emblemáticos de la Segunda Guerra Mundial. Su libro, la convirtió en uno de los niños más famosos de la historia. La razón de su inmortalidad es básicamente literaria: fue una estupenda escritora sea cual sea la edad que consideremos.

Ángela Davis (1944): Política marxista y activista afroamericana, relacionada con el grupo Panteras Negras, el Partido Comunista Norteamericano y catedrática de estudios de Etnias y Mujer en la universidad Estatal de San Francisco

Petra Kelly (1948): líder ecologista y activista por la paz que hizo campaña a favor de Robert F. Kennedy y Hubert H. Humphrey en las elecciones de 1968 de Estados Unidos, que recibió el Right Livelihood Award (más conocido como Premio Nobel Alternativo) en 1982.

Diana de Gales, princesa (1961-1997) Diana se casó en 1981 con el príncipe Carlos de Inglaterra. Desde aquel momento no dejó de ser el objetivo de millones de miradas que veían en ella una verdadera princesa de cuento. Desavenencias conyugales llevaron a una separación que se consumó en 1992, lo que no impidió que Diana se convirtiera en el único miembro de la familia Windsor que despertaba auténtica simpatía. Tras su separación, Diana se volcó por completo en obras caritativas y sociales. Hasta el día de su muerte ella fue el personaje más fotografiado del mundo y aprovechó la situación para llamar la atención sobre las personas necesitadas.

 
Top