¿Cuándo es demasiado tarde?

pynchas-brener

Pynchas Brener

Existen hechos que cambian el rumbo de la Historia, algunos de ellos logran postergar el efecto negativo de ciertos eventos, mientras otros son fructíferos porque marcan un hito, dando inicio a una nueva etapa de progreso para la humanidad.

De acuerdo a Thomas Friedman, ensayista del New York Times, hacia los finales de los años 70 del siglo pasado, dos líderes realizaron un viaje histórico. El presidente Anwar Sadat viajó de Egipto a Israel y el Ayatola Khomeini abandonó París para dirigirse a Teherán. Las últimas décadas dan testimonio de la visión, tan diferente, de estos dos personajes.

De acuerdo a Sadat, se debía abrir una página totalmente nueva en la relación entre Israel y el mundo árabe. La paz con Israel no era solo una posibilidad, era una necesidad para la convivencia, el desarrollo de la región y la tranquilidad del mundo y, desde ese punto de partida, abrir sus puertas de ancho en ancho para incorporar los avances vertiginosos de la cultura occidental. El futuro tenía que enterrar al pasado.

Para Khomeini, el enfrentamiento con Israel era un requerimiento genuino de la identidad del Islam que no podía tolerar un ente extraño en un área que había sido conquistado por la fe en Alá. En efecto, la cultura occidental era la mayor amenaza para el renacer del Islam en el escenario mundial. La modernidad se erguía como el gran peligro que impedía asegurar en las nuevas generaciones la obediencia a la Sharía: la ley del Islam. El pasado tenía que enterrar al futuro.

catedra-ayatolat

Ayatollah Ruholiah Khomeini en febrero de 1979, poco después de retornar Irán, luego de caer el Régimen del . Su régimen produjo un rompimiento radical con la civilización Occidental.

Han pasado varias décadas, y todavía no se ha decidido, ¿cuál de las dos visiones tomará mayor fuerza? No hay duda que en el Irán de Jomeini, con su actual Ayatola Jomenei, el presidente Ahmadinejad, a quien éste impuso luego de una elección internacionalmente cuestionada, y sus cohortes se han convertido en la mayor amenaza para la integridad física del Estado de Israel, para la tranquilidad del Medio Oriente y la paz del mundo.

Unas horas atrás se reveló que Irán continúa aceleradamente con la elaboración de dispositivos nucleares en instalaciones clandestinas dentro de una montaña excavada al interior de una base militar cerca de la ciudad sagrada de Qum. ¿En qué momento se podrá afirmar que no se podrá tolerar más esta situación? ¿Cuándo será demasiado tarde para prevenir que el fanatismo religioso enrumbe al pueblo iraní por el sendero del asesinato en masa, posiblemente de millones de seres humanos y, al mismo tiempo, pueda ser la causa de su propia destrucción?

El Congresista Americano Eric Cantor citó en una alocución reciente que le había planteado una pregunta a Claude Lanzmann, quien produjo el film Shoah, una película de 9 horas de duración. ¿Por qué hizo la película? Lanzmann respondió que su propósito fundamental había sido analizar en qué punto de los sucesos, los sobrevivientes del Holocausto habían pensado que era demasiado tarde. ¿Cuándo llegaron a reconocer cuál era la verdadera y diabólica intención de los nazis?

¿Acaso llegaron a esa conclusión después de las leyes discriminatorias de Núremberg? ¿Después de 1936? ¿Durante las atrocidades y atropellos de Kristallnacht (la noche de los cristales rotos)?

Entierro colectivo de víctimas del Holocausto.

Entierro colectivo de víctimas del Holocausto.

Unos años atrás conocí a Yitzhak Unna, ex embajador de Israel en África del Sur. Estábamos en Hamburgo, ciudad natal de mi esposa y de Unna también. El embajador Unna contó que a principios de los años 30 no se permitió más que jóvenes judíos participaran en las actividades deportivas en los liceos, hecho que enfureció a su difunto padre, un distinguido médico. Pero cuando unos meses más tarde, desde el balcón de la casa, escucharon a un grupo nutrido de camisas pardas, marchar por la calle cantando: “Cuán bueno es ver sangre judía correr por las alcántaras”, el doctor Unna decidió que era tarde, la familia emigró a la Palestina de esos tiempos, al hoy Estado de Israel.

catedra-sadat2

Encuentro de Sadat, el Primer Ministro Israelí Menahem Begin, y el Presidente de ese país, Efraím Katzir, 1977

Martin Gray escribió el libro “Por quienes amé” donde describe su escape de Treblinka. Huyó hacia la frontera Suiza en su afán de escapar a los nazis, sin saber que no sería fácil pasar la frontera. Desde la distancia, percibió un día la presencia de un grupo de reos haciendo trabajos forzados supervisados por apenas dos guardias nazis. Cuál fue su sorpresa cuando los guardias fueron recogidos en un camión para ir a almorzar, mientras que un oficial advertía a los prisioneros que no cesasen en su trabajo porque quería ver el progreso cuando regresara. Gray se acercó al grupo y les contó acerca de la suerte de los prisioneros en Treblinka y en otros campos donde les aguardaba la muerte. Súbitamente, uno del grupo le preguntó cuál era su origen porque su pronunciación del alemán tenía un acento diferente. “Nací en Polonia”, respondió Gray. La reacción del grupo fue que eran diferentes, a ellos no les pasaría nada porque eran alemanes de nacimiento. Está claro que podían haber huido en ausencia de los guardias. Obviamente, no comprendían que los nazis no harían diferencia alguna entre judíos. Todos estaban destinados al exterminio.

¿Cuándo es demasiado tarde? Al preguntarle a Primo Levy[i], qué había aprendido en la Segunda Guerra Mundial respondió: “cuando alguien con pistola en mano te dice te voy a matar, créele”. La misma interrogante cobra hoy vigencia. Cuando Ahmadinejad anuncia que va a borrar Israel del mapa, ¿Se le debe creer?

  1. Químico de origen italiano que escribió uno de los más famosos libros sobre el Holocausto
  • El Rabino Pynchas Brener presidió con gran distinción la comunidad judía venezolana. Hoy reside  en Nueva York pero con frecuencia visita nuestro país. Esta columna es parte de un ensayo más largo escrito con motivo del Día de Yom Kippur y circulado por internet.
  • Por tratarse de la primera parte de un trabajo de mayor alcance, ABC, al publicarla, ha insertado una acotación en el último párrafo para cerrar la línea argumental del autor.

[i] Quimico de origen italiano que escribió uno de los más famosos libros sobre el holocausto

 
Top