En encuestas rechazan conflicto con Colombia

Enfoque
Leopoldo Puchi
elepuchi@gmail.com

Flash ROJO

Si el gobierno quiere turbulencias, la mejor manera de buscarlas es poniendo estudiantes presos. Porque es tradición en nuestro país que los estudiantes, en sus manifestaciones y protestas, cuando están al lado de la derecha o del lado de la izquierda, se pasen de la raya. Pero siempre ha habido una cierta tolerancia por parte de la sociedad, aunque no se comparta la actuación de los jóvenes. Así que, amenazar a un muchacho con sentenciarlo a doce años, y además en una cárcel de delincuentes comunes, lo que hace es generar más protestas. El endurecimiento judicial pierde su poder disuasivo.

"El endurecimiento judicial genera más protestas".

"El endurecimiento judicial genera más protestas".

Si en la Asamblea Nacional le hubieran hecho caso al diputado Tirso Silva, que tiene más de tres años runruneando su descontento con el abandono de los hospitales, tal vez la declaratoria de emergencia se hubiera hecho a tiempo y, además, la directiva se hubiera podido anotar unos puntos al tomar la iniciativa, ya que es la institución a la que le corresponde vigilar lo que hace el Ejecutivo. Después dicen que no hay subordinación de poderes.

En política internacional el gobierno se maneja con mucho dinamismo, tal como lo mostró en la reunión en Margarita de Suramérica y África. Esto pesa en la escena internacional, para bien de Venezuela. Pero no se nota la misma dedicación cuando se trata de los problemas internos. Hay sobresaltos, como el enfrentamiento con delincuentes en Caracas. Pero no se sabe a ciencia cierta si esto obedece a una política planificada sobre la inseguridad.

Flash NEGRO

Recientemente la mesa democrática publicó un remitido sobre política internacional. Por los conceptos y el estilo, parecía escrito por Alejandro Peña Esclusa. No se sabe si participó en la redacción como colaborador o si su partido se incorporó a la mesa. Lo que sí es cierto es que su manera de pensar quedó reflejada en el texto. Un discurso primitivo, tipo Joseph McCarthy, y un lenguaje completamente alejado del de Michelle Bachelet, Tabaré Vásquez y hasta del mismo Barack Obama. ¿Le conviene esto a la oposición?

Algunos sectores, para justificar disimuladamente su apoyo a Roberto Micheletti, se dedicaron a ridiculizar a Manuel Zelaya. Le pedían que se comportara como el Ché. Se burlaron de la movilización en la frontera de El Salvador, porque no entró por la fuerza Honduras. Ahora que Zelaya, indudablemente, ha tenido un gesto de audacia, guardan un discreto silencio. Pero poco importa, lo del sombrero siempre será una buena excusa para apoyar el golpe.

"Con Colombia tenemos una hermandad que se refleja en la música y las telenovelas. Es a Estados Unidos, y no a Colombia, al que tenemos enfrente".

"Con Colombia tenemos una hermandad que se refleja en la música y las telenovelas. Es a Estados Unidos, y no a Colombia, al que tenemos enfrente".

La mesa de reflexión que coordina Alberto Quirós Corradi estuvo analizando el tema del método para seleccionar los candidatos de la oposición. Las opiniones se inclinaron por utilizar tanto las encuestas, como el consenso y las primarias, según el caso. Pero lo que sí quedó claro es que al final debe respaldarse, a través de los medios y financieramente, al que esté mejor colocado. ¿Quién lo decide? Allí está el detalle.

En la última encuesta de Félix Seijas los partidos se ubican así: PSUV 32,7%, AD 4,7%, UNT 3,3%, PJ 3,2%, Copei, 2,4%, PV 1,8%, Podemos 0,9%, MAS 0,3%. Todos en baja.

DESDE LA SALA SITUACIONAL

Colombianos en Venezuela

La encuestadora Ivad (Félix Seijas) muestra que, de una manera general, la política exterior del gobierno es evaluada favorablemente por los venezolanos: 53,7% la califica de positiva y 35,9% de negativa. Sin embargo, en muchos aspectos de la política exterior la opinión de los encuestados es muy crítica. Por ejemplo, en la pregunta acerca de si está de acuerdo o en desacuerdo con lo que el gobierno de Venezuela le está dando a algunos países de América Latina: en desacuerdo 61%, de acuerdo 35,1%.

El desacuerdo con el gobierno se expresa también, y de un modo más pronunciado, cuando se trata del manejo de las relaciones con Colombia. Al indagar sobre la suspensión, por parte del gobierno de Venezuela de las relaciones políticas y comerciales con Colombia el 70,8% de los encuestados se muestra en desacuerdo y 24,8% de acuerdo.

El punto más difícil para el gobierno es el colombiano. Aquí juega un papel predominante lo relacionado con las perspectivas de guerra con un país vecino, con el que existen rivalidades, pero grandes lazos de hermandad que se reflejan en la cultura popular del espectáculo, la música y las telenovelas. A todo esto se le debe añadir la presencia de más de cuatro millones de colombianos que viven en Venezuela. Si hay “vientos de guerra” no hay apoyo popular.

Así que el tema de las bases militares -que no le convienen ni a Venezuela ni a América Latina- debe ser enfocado por el gobierno desde una perspectiva distinta. No es a nombre de la guerra, sino de la paz que debe actuarse. La paz está siendo amenazada en los dos países por el incremento de la presencia militar extranjera.

A todos los venezolanos (de gobierno y oposición) les interesa que las fuerzas armadas norteamericanas salgan de Colombia. Pero para alcanzar este fin, es  indispensable que el discurso de Venezuela  se centre en el factor que unifica los sentimientos de la gente de los dos países: la denuncia de los planes de Estados Unidos de extender su presencia militar en el continente. Con sus soldados en territorio colombiano no sólo amenazan a nuestro país, sino ofenden al pueblo de Colombia. Es a Estados Unidos, y no a Colombia, al que tenemos enfrente.

 
Top