Hasta tiene a su Maradona En el país del fútbol el rugby es rey

Argentina podría enfrentarse con los mejores equipos del Hemisferio Sur.

Argentina podría enfrentarse con los mejores equipos del Hemisferio Sur.

Veronica Smink
BBC Mundo, Argentina

En el último Mundial de Rugby, jugado en 2007, los Pumas obtuvieron el tercer puesto.

Una de cal y otra de arena. Mientras el fútbol argentino vive uno de sus peores momentos en la historia, con el equipo nacional en riesgo de quedar al margen del Mundial de Sudáfrica 2010, la selección de rugby local recibió esta semana un reconocimiento inusitado.

Los Pumas -como se conoce al seleccionado de rugby argentino- fueron invitados a participar en el torneo Tres Naciones, uno de los campeonatos más prestigiosos del rugby mundial, que hasta ahora ha enfrentado sólo a los tres mejores países del Hemisferio Sur: Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica.

La inclusión de Argentina responde a los avances que ha logrado el equipo de este país en años recientes: en el último Mundial de Rugby, jugado en 2007, los Pumas obtuvieron el tercer puesto, dejando atrás a algunos de los equipos más famosos del mundo, incluyendo a los de Nueva Zelanda, Escocia, Irlanda, Gales y Francia.

Además, la suma del equipo argentino ha hecho que el histórico Tres Naciones cambie su nombre, ya que a partir de 2012 pasará a llamarse Cuatro Naciones.

La International Rugby Board (IRB), la institución que gobierna el rugby internacional, celebró el anuncio de la Sanzar, la entidad que agrupa a las uniones de rugby de los países que conforman el Tres Naciones.

“La decisión es un gran paso hacia adelante, una verdadera iniciativa del rugby internacional y un reconocimiento para el rugby argentino”, señaló el presidente de la IRB, el francés Bernard Lapasset.

Por su parte, el hombre al que llaman “el Diego Maradona del rugby”, Agustín Pichot -que fue el capitán del equipo local hasta su reciente retiro- calificó de “trascendental” la inclusión de Argentina en el nuevo torneo.

Agustín Pichot "El Diego Maradona del rugby".

Agustín Pichot "El Diego Maradona del rugby".

“Amateurs”

A diferencia de los otros países considerados potencias del rugby mundial, en Argentina el deporte es amateur.

El juego de la pelota ovalada llegó al país a finales del siglo XIX de la mano de los inmigrantes británicos y ha mantenido su popularidad en cientos de clubes deportivos del Gran Buenos Aires y del interior del país.

En contraste con la liga local de fútbol, que acaba de recibir un espaldarazo del gobierno nacional, que pagó US$158 millones para transmitir los partidos por el canal estatal, el rugby es un deporte que se juega con los recursos propios o “a pulmón”, como dice la expresión local.

La falta de una liga profesional obliga a muchos de los mejores jugadores argentinos a desarrollar su carrera en el exterior, la mayoría en Europa, según le dijo a BBC Mundo un vocero de la Unión Argentina de Rugby (UAR).

Argentina podría enfrentarse con los mejores equipos del Hemisferio Sur.

Es por eso que la UAR estudia profesionalizar la liga en el futuro, un proyecto que despierta preocupación entre algunos “puristas”, preocupados por el efecto que el dinero pueda tener sobre la cultura del deporte ovalado, elogiado por su entrega desinteresada y por su “garra”.

Sin embargo, la inclusión de Argentina en un futuro Cuatro Naciones podría verse complicada si se mantiene el esquema actual, ya que la invitación de la Sanzar obliga al país a traer a sus mejores jugadores al certamen, algo que podría dificultarse si esos rugbiers no logran el permiso de sus respectivos clubes europeos para participar.

Más allá de las dificultades, todos los expertos coinciden en destacar la importancia que tendrá para el rugby argentino la posibilidad de ampliar su cantidad de choques internacionales, hasta ahora limitados a una serie de “test match”, como se conoce a los amistosos.

 

Artículos relacionados

Top