Con autoengaños no se llega lejos

Leopoldo Puchi

Leopoldo Puchi

Enfoque
Leopoldo Puchi
elepuchi@gmail.com

Flash ROJO

Con la Ley de Compra y Venta de vehículos los diputados de la Asamblea Nacional se echaron para atrás. No es la primera vez. Se hace el aguaje y después engavetan. El consumidor queda desguarnecido frente a los concesionarios, que no tienen ninguna obligación sino un precio “sugerido”. En la página web de YVKE Mundial se leen comentarios como éste: “Qué va camaradas, cómo se moverá la plata pareja”.

"Más sabe el diablo por viejo que por diablo".

"Más sabe el diablo por viejo que por diablo".

Los extremos se tocan. El comentarista de derecha Rush Limbaugh, de la revista Newsweek, dijo que algo raro estaba pasando para que “nosotros estemos de acuerdo con Irán y los talibanes en que Obama no merece el premio”. En Venezuela, Chávez se fue por la misma línea. Pero Fidel Castro consideró el premio una decisión positiva. El premio sería una condena a lo que hizo Bush. Más sabe el diablo por viejo que por diablo.

Isaías Rodríguez está actuando con firmeza ante el maltrato del que son víctimas los viajeros venezolanos en España. Se ha reunido con ministros y funcionarios exigiendo respeto. En la península ibérica se ha desatado una xenofobia muy grande, que seguramente fue una de las razones por las que Madrid no fue escogida como sede de los Juegos Olímpicos. El trato que le dan las autoridades españolas a los turistas venezolanos contrasta con la acogida que siempre han tenido en Venezuela miles de desempleados españoles, de ayer y de hoy.

Flash NEGRO

En enero de este año la oposición decía que el gobierno no llegaba a junio, por la baja de los precios del petróleo. Por su parte, el gobierno decía que la economía estaba blindada. Los hechos han demostrado que ninguno de los dos tenía la razón. Lo mismo va a pasar con las medidas económicas de Jorge Giordani. Ni son tan buenas ni tan malas. Tienen aspectos positivos, como las disposiciones bancarias para que se invierta en agroindustria y vivienda. Tiene aspectos negativos, como la falta de acuerdos con el sector privado. En cuanto a las metas, ambos pudieran estar pelados, al menos en relación PIB, que según el Crédit Suisse, tendrá un crecimiento de 3% en 2010.

Para el Papa Benedicto XVI “la ignorancia, la vileza y la falta de amor son los nuevos males del mundo moderno”. Pero para Luis Ugalde, la delincuencia en Venezuela se debe a que desde hace cuatro semanas se aprobó la Ley de Educación, que incorpora el tradicional concepto republicano de laicidad. ¿No sería más razonable que Ugalde se detuviera a pensar que los valores del individualismo, el materialismo, el consumismo, sin los cuales la economía neoliberal no puede existir, tienen una responsabilidad en la descomposición del mundo moderno al que hace referencia el Papa?

Es natural que los estundiantes luchen por los derechos humanos. Es una causa noble y, además, la libertad es un elemento de su propia reafirmación como individuos y como estrato social en evolución. Pero hay otros factores políticos de derecha que están pescando en río revuelto. Quieren internacionalizar el problema venezolano para ayudar a Micheletti en Honduras. Si los estudiantes no se diferencian, pudieran terminar siendo utilizados.

DESDE LA SALA SITUACIONAL

Luis Ugalde: “Se olvida de lo negativo de los valores neoliberales”.

Luis Ugalde: “Se olvida de lo negativo de los valores neoliberales”.

Autoengaños

La polarización ha creado una situación en la que todo es visto en blanco y negro. Para la oposición todo es negativo, perjudicial o inexistente. Para el gobierno todo es una maravilla. Tienen excusa frente a todo. Y si no resultan, siempre está a la mano la “cuarta republica”.

Si no hay arroz, el gobierno dice que es culpa de los acaparadores. Si la inflación se dispara, que es “un diablillo” incontrolable. Si los delincuentes azotan, que es un problema social, que en Ciudad Juárez, México, hay 130 muertos por cada cien mil habitantes, y en Venezuela 96. Si no se han hecho viviendas en diez años, que el año entrante si se van a hacer. Y así con todo.

Por su parte, la oposición no reconoce nada. Todo es malo. Sus voceros dicen a diario por la televisión que vivimos en una “dictadura como la de Alemania de Hitler” y en “un comunismo de Stalin”. Si las Naciones Unidas emiten un informe en el que Venezuela mejoró en el Índice de Desarrollo Humano, es una mentira. Que fue un cheque o un infiltrado. Nada sirve.

Cada grupo se engaña con los lentes que se pone. Cree sólo en sus propias verdades. Pero si se tratara de un asunto personal, esta conducta no tendría mayor importancia. Pudiera verse como algo folclórico y hasta gracioso. Sin embargo, como conducta social es peligrosa. Crea una brecha social que puede conducirnos a un desastre.

Pero no querer ver la realidad en su complejidad no sólo es perjudicial para el país, sino también para los propósitos particulares de cada bando. Por ejemplo, los electorales. Si cada sector se autoengaña y dice que ya ganó, no podrá elaborar una estrategia adecuada, corregir errores, ¿para qué, si ya somos mayoría?

Esta actitud es muy frecuente en la oposición. Cada año alguien decreta que Chávez ha caído 9 puntos. Sólo se acepta en los sondeos lo que gusta y no se cree el resto. En la última encuesta de Félix Seijas gana el gobierno en las próximas elecciones parlamentarias 36,8% a 25,5%. ¿Qué hacer? ¿Negar estos datos o más bien corregir la política para conquistar el 37% que todavía no ha tomado la decisión? Con autoengaños no se llega lejos.

 

Artículos relacionados

Top