Conflictos en la Oposición

Enfoque

Leopoldo Puchi

Leopoldo Puchinfoque

Leopoldo Puchi
elepuchi@gmail.com

Flash ROJO

En 2005 el gobierno anunció un plan de 25 millardos de dólares para el sector eléctrico. Pero el plan se quedó en el papel, con la excepción de Termozulia y Termobarrancas. Ni siquiera La Vueltosa se terminó. Ahora Chávez se ha autocriticado, pero no ha detallado qué fue lo que pasó. Así, todo se queda en un mea culpa. Lo más grave es la bola baja que han lanzado con  el  racionamiento. Se comprende que lo haya, pero esto no puede convertirse en “la” solución. Pero hay gente en el gobierno que piensa que sí, que no se debe invertir en grandes obras. Con esto, están anunciando un racionamiento para toda la vida, para “combatir el desarrollismo”.

"Carrizales no puede escurrir el bulto".

"Carrizales no puede escurrir el bulto".

Es verdad que la guerra de Colombia se expande hacia nuestro territorio. Decenas de paramilitares se han desplazado, en muchos casos con el aval de altos oficiales del gobierno de Bogotá. Pero nada de esto puede justificar el inmovilismo oficial. Diez jóvenes asesinados en nuestras tierras no es poca cosa. No se puede escurrir el bulto, como pretende Ramón Carrizales. Las zonas de seguridad existen y están en la ley. ¿Por qué no se actúa? Nadie puede excusarse con sus propias omisiones.

La asamblea de patrulleros de Caracas cambió a la Comisión Electoral que había sido designada por arriba. Es un buen síntoma de participación. El momento crucial será el debate sobre ideología y programa. Si las bases se imponen, se irá más allá de lo formal, y se discutirán a fondo las fallas de la gestión y el fiasco de la burocracia. Son temas ineludibles.

Flash NEGRO

"Nueva York, un fiscal, el FBI, la junglay un científico loco. ¿Qué está pasando? No, no se trata del rodaje de un film.

"Nueva York, un fiscal, el FBI, la junglay un científico loco. ¿Qué está pasando? No, no se trata del rodaje de un film.

Los conflictos en la oposición por la escogencia de los diputados puede convertirse en algo trágico. Hay tres factores en pugna, cada uno a su vez con problemas. Están los partidos de la Mesa Democrática, la llamada sociedad civil y el nuevo partido de Leopoldo López. Cada quien tira las sardinas para su lado. Hay reuniones por separado y sus respectivas zancadillas. La última discrepancia fue en el seno de la Mesa. Primero Justicia quería que el vocero fuera Yon Goicochea, para responderle a López, pero al final UNT y AD impusieron a Antonio Ledezma.

Llama la atención la conducta de los comentaristas del mundo del espectáculo y la farándula, a propósito de Calle 13. Muchos se rasgaron las vestiduras con lo de la franela de “Residente”, y salieron apresurados a defender al presidente colombiano. Dicen que las ofensas no se valen. Pero cuando Alejandro Sanz atacó al Presidente venezolano, no sólo lo defendieron sino que lo aplaudieron. Hasta una carta para respaldarlo firmaron artistas de España y América Latina. Cada quien puede tener sus opiniones políticas, pero no se debe andar con un metro de goma.

Lo menos que puede hacer la gente de la Universidad Católica y Leonardo Carvajal es decir que se equivocaron cuando anunciaron un supuesto calendario oficial para los colegios en los que se incluían “fechas socialistas”, ya que el tal calendario no existía. Por lo demás, eso de andar estigmatizando todo lo que huela a socialismo suena a macartismo. Hay dos fechas en nuestro calendario de claro origen comunista. Y son muy buenas: el primero de mayo y el día de la mujer, ¿las borramos del mapa?

DESDE LA SALA SITUACIONAL

El científico loco argentino

Que en Venezuela exista una oposición fuerte al gobierno, es algo natural.  Que no dé paz ni cuartel, también es normal, así es la lucha por el poder. Siempre ha sido saludable una oposición despierta y vigilante. Pero lo que no es nada natural, es que Estados Unidos se comporte como un actor de nuestra  vida política. No es saludable ni para el gobierno ni para la oposición.

¿A qué viene el asunto? Pues bien,  cualquiera que haya prestado un poco de atención a las noticias, ha podido ver que con frecuencia llegan extraños cables, con sabor a novelas de espionaje. Un día un fiscal, de Nueva York  para más señas, anuncia que en la jungla de Amazonas se están  construyendo modernas instalaciones nucleares. Al poco tiempo aparece en escena un oscuro científico, que vive como un ermitaño, y es detenido por el FBI. Habla de bomba atómica, de Venezuela y de dólares.

Nueva York, un fiscal, el FBI, la jungla y un científico loco. ¿Qué está pasando? No, no se trata del rodaje de un film. Por sus características, parece más bien que estamos ante la aplicación de la vieja técnica de propaganda inventada por Edward Bernays, que consiste en ablandar a la opinión pública interna apelando a temores grabados en el subconsciente. Cuando se trata de masas, nada mejor que un menú hollywodense.

Pero cuando se trata de capas sociales más elevadas, no se utilizan los filmes,  sino el peso de instituciones especializadas en el análisis político. Una de ellas es el American Enterprise Institute, que en un informe de Roger Noriega, especula sobre la amenaza nuclear que representa Venezuela, y pide la intervención de Washington.

Pero la realidad es que a la élite norteamericana no le preocupa, de verdad verdad, el tema nuclear en América Latina. A Brasil, que sí tiene cómo producir la bomba, lo tienen aguantado. Y del resto, conoce sus limitaciones. Lo que sí les inquieta es que los latinoamericanos se han ido zafando de su control, como ocurrió con el Alca. Y las corrientes más derechistas presionan para revertir el proceso. Las técnicas de Bernays son simplemente un instrumento.

Sin embargo, en el seno de los funcionarios de Washington hay discrepancias. Hay partidarios de volver al pasado y partidarios de un nuevo tipo de relaciones. Por eso está bloqueada la designación de encargado del hemisferio  del Departamento de Estado. Pero la burocracia es fuerte, y actúa  con piloto automático. Siempre tendrán a la mano un científico loco argentino. ¿Podrá  Obama detenerlos? ¿Podrá?

 
Top