Un país a oscuras

Carlos Ochoa

Carlos Ochoa

MERCURIALES
Carlos Ochoa

El cinismo de Chávez no tiene techo. Este domingo ha amenazado con cortarle el servicio de energía eléctrica a los grandes centros comerciales, entre los cuales mencionó al Sambil de Chacao, si éstos no adquieren, instalan y ponen a funcionar plantas generadoras de energía que sustituyan el servicio que la compañía de electricidad estatizada debe suplir obligatoriamente a todo aquel que mantenga un contrato sin morosidad.

El problema que venimos padeciendo los venezolanos con los continuos apagones y el intempestivo racionamiento eléctrico, fue advertido por el Colegio de Ingenieros de Venezuela hace unos años, cuando denunciaron la desinversión y la ausencia de mantenimiento del sector. El gobierno como en el caso de los señalamientos que se han hecho de la precariedad de los  hospitales, la vialidad, vivienda y seguridad ha tratado de encontrar a un culpable para ocultar su incapacidad.

367846_101¿Quién es el culpable del deterioro del servicio eléctrico en Venezuela? ¡Eureka!, el Presidente como siempre ha encontrado un conspirador, un saboteador responsable del problema, los causantes del deterioro de la red eléctrica del país son los centros comerciales, que son la vitrina consumista maldita del capitalismo, padre de todos los males del planeta. Son esos centros a los cuales los venezolanos asisten por millones con sus familias, y que generan millares de empleos, los que se devoran la capacidad eléctrica. Por culpa de ellos falla el servicio en la población de Elorza en el estado Apure y seguramente también en Sabaneta de Barinas.

La facilidad de Chávez para endosarle su responsabilidad a un tercero, es táctica practicada por décadas en Cuba. El racionamiento en la isla es cotidiano. Los cubanos deben soportar el racionamiento de alimentos, agua, electricidad y de todo tipo de bienes y servicios por culpa única y exclusivamente del bloqueo, ha repetido Castro hasta el cansancio, para justificar el fracaso de su socialismo. El racionamiento eléctrico con sus consecuencias y el racionamiento de agua que ya está anunciado -y que en Caracas es casi permanente- es el modo ineficiente con el que gobierna el centralismo autoritario de un gobierno que mantiene el país a oscuras.

P.D. Los accidentes aumentan y la delincuencia no pierde oportunidad en la sombra. Sin embargo, entre tanta calle oscura, destaca el buen funcionamiento del alumbrado del municipio San Diego en la avenida Don Julio Centeno.

 
Carlos OchoaCarlos Ochoa
Top