El método es lo esencial

TIEMPO CONFIDENCIAL
Luis Cisneros Cróquer

Se habla en todas partes y por todos los medios de comunicación acerca de las elecciones para integrar la Asamblea Nacional, lo cual según lo han informado oficialmente podría producirse en los últimos días del mes de octubre del próximo año. En Caracas y en todas las ciudades se reúnen los miembros de una llamada Mesa de la Unidad, mientras no hay suficiente energía eléctrica, falla el suministro de agua potable y los hospitales carecen de lo esencial, no se construyen viviendas, ni se reparan carreteras y la muerte ronda de cualquier forma a cualquier hora sin mirar ni distinguir entre los ciudadanos. Estamos pues a un año de esa esperanza de ganar ese importante bastión para colocarlo al servicio de la democracia. Lógico es la necesidad de preservar y fortalecer la unidad de las fuerzas de la oposición política conjuntamente con la inmensa masa de independientes y fuerzas de la sociedad civil.

asamblea_nacional4En el caso de Carabobo hay mucha gente soñando con ser diputado y nadie le quita esos deseos, pero no se debe caer en alegres repartos de puestos, hay que mantener la cabeza en calma y no negar el derecho a presidir a quienes han sido favorecidos por la voluntad popular, e igualmente el deber de quien tiene esa mayoría para compartir y, especialmente, para respaldar la candidatura de miembros de la sociedad civil, en gesto que ha de ser respetado por todas las organizaciones sea cual sea su fuerza electoral. Todo lo anterior se traduce en la posibilidad de que, por ejemplo, presida la plancha el Dr. Henrique Salas Römer, por su experiencia parlamentaria y por ser el más decidido defensor de la descentralización. En el segundo puesto, es lo saludable, debe ubicarse a esa persona que no está inscrito en partidos políticos y tiene un perfil representativo de la sociedad carabobeña por sus ejecutorias y sus servicios. Después, en un orden decreciente, se ubicaría la representación partidista con connotados parlamentarios, entre los cuales me atrevo a mencionar a Antonio Ecarri Bolívar. La lucha en los circuitos será muy seria y el oficialismo nacional tiene allí gran ventaja por el ejercicio del poder municipal obtenido en noviembre pasado. De manera que es cuestión de sentido común y de que prevalezca la sensatez y no se impongan desde Caracas,              -porque sería un suicidio- el reparto de la mesa que por tener tan sólo cuatro patas, no alcanza para cubrir ambiciones desajustadas y no cónsonas con la realidad. Porque la verdad sea dicha, la porción electoral partidista no es buena, por lo menos así lo indican las cifras anteriores y las encuestas.

 
Top