CON EL SANTO DE ESPALDA

 JUGANDOSELA “CON EL SANTO EN LA ESPALDA”

JESÚS HERAS –

Eso suele ocurrir. No es la primera ni será la última vez. Cuando se concentra el poder en demasía, cuando se procura un control no sólo del Estado sino también de la sociedad, los traspiés y las caídas son con frecuencia irreparables. Eso le está ocurriendo al chavismo y en ello hemos venido insistiendo. El derrumbe del cuadro de gobernabilidad que amenaza al régimen no es el resultado de una acción opositora tenaz ni siquiera organizada. De ninguna manera. Es en todo caso la expresión de la desintegración orgánica y moral de todo el andamiaje de poder y sus consecuencias sobre la realidad social del país. A Chávez como se dice en los pueblos de la madre patria, “el santo se le puso de espalda”.

Todo se viene abajo

El colapso de los servicios básicos sobrevino hace unas semanas y podría agravarse mucho más. Los esfuerzos para superar la crisis simultánea de agua y electricidad han sido demasiado tardíos y su restablecimiento requerirá meses y en algunos casos, años, hecho que inevitablemente tendrá una dramática incidencia sobre las cargas de por sí ya muy duras que viene sobrellevando la población.

Las cifras reportadas recientemente por el BCV emiten otra señal de alarma. En el tercer trimestre del año el PIB cayó en 4,5%. Estas cifras, presumiblemente edulcoradas por provenir de fuentes poco objetivas, revelan mucho más que la “desaceleración” que sugiere el ministro Alí Rodríguez. La economía venezolana está colapsando pese a que la bonanza petrolera continúa, mientras la mayoría de las economías mundiales, bien no sufrieron contracción alguna, como es el caso de Brasil o están en franca vía de recuperación.

De su parte, PDVSA ha anunciado que en el primer semestre sus ingresos declinaron 52%, pese a que el petróleo ha vuelto a rondar los $ 80 el barril y  que sus ganancias descendieron un 77% por lo que sus aportes a los programas sociales (el alma de la política dirigida a conquistar la voluntad de los más pobres) han caído en un 50%.  Sólo un profundo deterioro en la capacidad de producción de crudos y de refinación, hecho que ha llevado al país a importar gasolina para el consumo interno y a la filial CITGO a comprar crudos de terceros, pueden explicar este fenómeno. Este descenso que tiende también a profundizarse, tampoco es reversible en el corto o mediano plazo.

El socialismo produce efectos

Pero seamos francos. ¿Qué otra cosa podía esperarse del despido de 22 mil trabajadores de la Industria petrolera y la politización de sus metas que no sea una drástica reducción en su capacidad de extracción y de refinación? ¿Qué otra cosa podía anticiparse de la expropiación y confiscación de fincas productivas sino la disminución de la producción agrícola? ¿Cuál otro podía ser el resultado de la estatización compulsiva de empresas estratégicas sino la ineficiencia y la corrupción de acuerdo a la experiencia de las empresas estatales? ¿Cuál otro podía ser el resultado de la suspensión unilateral del intercambio comercial con Colombia sino la escasez de productos básicos y el desempleo, sobre todo en la zona fronteriza? ¿Cuál otro podía ser el resultado de un creciente clima de inseguridad jurídica sino el derrumbe de la inversión nacional y extranjera? Y  finalmente, ¿cual otra podía ser la consecuencia de la forma negligente como se ha manejado el delicado tema de la generación eléctrica?

Se trata entonces de algo que era enteramente previsible. Sobre estas mismas bases han fracasado todas las experiencias económicas del llamado “socialismo real”, hoy rebautizado como “Socialismo del Siglo XXI”.  Tanto en nuestro país, que en los sectores populares que ayer creyeron en la política social del gobierno, hoy comience a hablar, con un dejo de sorna, de los apagones socialistas, de la corrupción socialista…

La descomposición de la Oligarquía

Más allá de las causas o razones del hecho, la detención de Ricardo González Barruecos, uno de los empresarios emblemáticos de la llamada “boliburguesía” pone en evidencia el cuadro de descomposición en la base empresarial del régimen. El hecho cierto es que los cargos que le serían formulados al “Zar” de Mercal y aspirante a factótum de las finanzas y las telecomunicaciones, podrían invocarse también para las otras figuras beneficiarias de una riqueza súbita, apalancada por negocios fáciles y una sobreprotección oficial. González Barruecos es realmente la punta del iceberg. Solo hay que recordar, como ejemplo, los diez mil contenedores de alimentos podridos que fueron descubiertos en los patios del puerto de Puerto Cabello (y luego enterrados al amparo de la FAN) para comprender el drama de un gobierno que avanza haciendo aguas, como embarcación con el casco perforado.

Todos estos factores que se suman al creciente desempleo, la inflación y la inseguridad que de manera creciente vienen azotando a los sectores populares; al descontento producido en sectores fundamentales del país – y en el estudiantado- por la avalancha de leyes “supra” constitucionales sancionadas por la asamblea nacional, presentando un cuadro delicado para el Presidente – y para un gobierno huérfano de firmes alianzas estratégicas internacionales – cuando se avecina un año que presagia tensiones de extrema magnitud… y con el Santo de espaldas.

SIN MARGEN DE ERROR

SIN MARGEN DE ERROR

VOX POPULI VOX DEI

La voz del pueblo es la voz de Dios. Pero, ¿cómo conocer de manera objetiva la opinión popular? Hemos tenido acceso a una encuesta realizada para el sector privado por la firma Pennquest Inc. La encuesta hecha mediante muestreo polietapico con afijación proporcional al tamaño de la población, cubrió todos los municipios del estado Carabobo. El tamaño de la muestra fue de 1.200 entrevistas.

Lo interesante de la parte de la encuesta a la que tuvimos acceso es que se basó en afirmaciones positivas y negativas que suelen hacerse en conversaciones casuales. La idea es medir la reacción de los entrevistados. Es el tipo de pregunta que los norteamericanos denominan “push questions”. Lo que se busca en este tipo de medición es encontrar aquellas afirmaciones que mas coinciden con el sentir de la gente.

Seguidamente presentamos para el análisis de nuestros lectores, las afirmaciones que provocaron una respuesta positiva (estar de acuerdo) igual o superior al 65% del universo:

Los apagones están causando un grave daño al pueblo

97%

El gobernador tiene derecho a despedir a los que cobran sin trabajar

84%

A pesar de las trampas de las maquinitas hay que seguir luchando e ir a votar

79%

Venezuela es una olla de presión y en cualquier momento estalla

74%

Las manifestaciones contra Chávez y el Gobierno nacional se justifican porque hay mucho descontento popular

73%

Con la confiscación de propiedades Chávez ha generado mucho desempleo

y tiene menos recursos

70%

El Gobernador está haciendo mucho, a pesar de que dejaron a Carabobo destruido

70%

Las misiones educativas han sido buenas para educar al pueblo

67%

Las misiones se han vuelto sal y agua

65%

A buen entendedor, pocos números bastan.

 
Jesús HerasNo photo
Top