“20 AÑOS NO ES NADA”

Julio Castillo Sagarzazu

El 3 de diciembre de 1989 nació una esperanza en Venezuela. – Poner más cerca del ciudadano las soluciones a los problemas e inventar soluciones desde las regiones, cambió el mapa político y el del liderazgo de Venezuela. – Esa fue la verdadera Revolución – las fuerzas del centralismo aguardaron agazapadas para lanzarse sobre el proceso de Descentralización y los logros revolucionarios de la sociedad civil… lo lograron… pero el muchacho les salió respondón.

“ LOS HIJOS DEL 27 DE FEBRERO”  A pocas semanas de proclamados, HSR convoca a sus colegas a la Casa de la Estrella y echan las bases de la Asociación de Gobernadores de Venezuela que se creará tres años después”

“ LOS HIJOS DEL 27 DE FEBRERO” A pocas semanas de proclamados, HSR convoca a sus colegas a la Casa de la Estrella y echan las bases de la Asociación de Gobernadores de Venezuela que se creará tres años después”

Si redujéramos a un año la historia del planeta desde el Big Bang originario hasta hoy, el tiempo que el hombre ha estado en la Tierra no pasaría de un par de minutos. De manera que, en esa panorámica, 20 años no es mucho.

Se ha dicho también que la concepción del tiempo varía de acuerdo con las culturas. Es proverbial la paciencia de los orientales y como hasta la cadencia del movimiento de su cuerpo, incluyendo sus bailes; el ritmo y el rito de sus comidas y su rutina es mucho más sosegado que el nuestro. A Mao Tse Tung, por ejemplo,  le interrogaron en una ocasión sobre el significado de la Revolución Francesa y expreso: “aun es muy pronto para pronunciarse…” (La Revolución estaba próxima a cumplir 200 años).

Pues bien, aunque 20 años – entonces- en la vida de un país, puesto en la perspectiva planetaria que sugerimos, es mas bien poco, forzoso también es decir que las transformaciones sociales, es decir, las revoluciones ocurren en periodos breves de tiempo, son cambios radicales (por eso son revoluciones).

Igualmente los movimientos que se le oponen, las contrarrevoluciones, son periodos fugaces. El tiempo de estabilidad de estos movimientos dependerá siempre de la fuerza social que hayan podido acumular y de su capacidad para dar respuesta a las necesidades materiales y espirituales de las grandes mayorías. Cuando esto ocurre, las revoluciones o las contrarrevoluciones se institucionalizan, se convierten en status quo hasta que lleguen los próximos cambios. Así será hasta la consumación de los siglos. Esta es la entropía infinita que hace que el género humano haya salido de las cavernas y esté navegando ahora en el espacio.

LOS HIJOS DEL 27 DE FEBRERO

Para 1989, el modelo del Pacto de Punto Fijo estaba agotado.

Para 1989, el modelo del Pacto de Punto Fijo estaba agotado.

La elección directa de gobernadores fue el primer gran paso en el modelaje del nuevo país que comenzaba a nacer.

No cabe duda que para 1989, el modelo inaugurado en 1958 y cuya expresión política fue el Pacto de Punto Fijo, estaba agotado. Atrás había quedado el fervor popular y el ascendiente que los grandes partidos de masas AD y COPEI habían tenido en el pueblo venezolano.

Como suele ocurrir, en vísperas de revolución, la clase política se había distanciado tanto del conjunto de los ciudadanos que como Maria Antonieta el 14 de Julio de 1789, escribían en su diario “que día tan aburrido…”. Como acontece con  los cónyuges engañados, la dirigencia política nacional fue la última en enterarse de lo que ocurría en lo profundo del alma del venezolano común.

La riqueza petrolera que ciertamente provocó, en los primeros años de la democracia, un avance innegable patentizado en nivel de escolaridad; incorporación al consumo de amplias capas de la población; construcción de infraestructura que aún perdura y muchos otros avances sociales, comenzó a ser usufructuada por sectores próximos a los gobiernos que formaron roscas y grupos herméticos. Los “Amos del Valle”, los 12 apóstoles, los Yuppies de Chicago, cada uno, a su turno, se hicieron dueños de la maquinaria estatal y convirtieron las direcciones de los partidos en gestores de sus intereses particulares. La mesa que sostenía el sistema fue construida con 4 patas AD, COPEI, la CTV y Fedecámaras. Durante mucho tiempo, vivimos la ilusión de acuerdo con la cual esa mesa era representativa de toda la sociedad.

El modelo político escogido fue el del centralismo, “derrotado” casi un siglo antes por la Revolución Federal en el final de los oficios que decían “Dios y Federación” pero vivito y coleando en la vida económica y social del país.

Las roscas económicas y políticas sentaron sus reales en Caracas, allí mismo donde irónicamente fue construido el Arco de La Federación, a pocas cuadras del palacio de Miraflores.

Creciendo como la hierba, anidaba el descontento social de un país que percibía la gran brecha existente entre gobernantes y gobernados.

Tanto fue el cántaro al agua que se rompió el 27 de febrero.

“A semanas de la ‘coronación’ de CAP, con Fidel Castro de vedette, el pueblo de Caracas se lanzó a las calles en una movilización de saqueo y protesta sin precedentes”

“A semanas de la ‘coronación’ de CAP, con Fidel Castro de vedette, el pueblo de Caracas se lanzó a las calles en una movilización de saqueo y protesta sin precedentes”

A semanas de la coronación de Carlos Andrés Pérez, con Fidel Castro de invitado vedette, el pueblo de Caracas se lanza sin que nadie lo sospechara (como en el asalto de La Bastilla en Paris y del Palacio de Invierno en San Petersburgo) a una movilización social sin precedentes que todos recordamos y que fue ahogada en sangre por un gobierno que recién se estrenaba.

El estruendo que produce este relámpago social, hace despabilar a la clase política de su letargo y se abre camino un importante proceso que comienza a desempolvar el proyecto de reformas políticas elaborado por la COPRE.

La elección directa de gobernadores, prevista en la Constitución y que no quiso ser implementada por ningún gobierno anterior, fue el primer gran paso en el modelaje de un nuevo país que comenzaba a nacer.

Desde entonces comienza la demolición del viejo sistema centralista y en pocos meses, los liderazgos surgidos de estos eventos se afianzan con la rapidez que hemos dicho, que se hacen las revoluciones.

El 27 de febrero, ese inmenso levantamiento social, había producido ya su primera consecuencia. Como partero de la historia nacional, había dado a luz a una nueva generación de dirigentes, a un liderazgo desde las provincias que quebró el centralismo ineficiente irradiado desde la capital.

“Las 3 D, Despartidizacion, Desmarginalizacion y Descentralizacion, resumen el programa de accion de HSR, al asumir como primer gobernador electo de Carabobo.”

“Las 3 D, Despartidizacion, Desmarginalizacion y Descentralizacion, resumen el programa de accion de HSR, al asumir como primer gobernador electo de Carabobo.”

LA REVOLUCION DE LA SOCIEDAD CIVIL

– A diferencia de los procesos revolucionarios anteriores éste ocurre sin proclamarse clasista, sin que se postulara ninguna hegemonía en especial.

A diferencia de los procesos revolucionarios anteriores conocidos por la humanidad: La revolución francesa impulsada por la naciente burguesía y la revolución rusa hecha por la pequeña burguesía intelectual citadina en nombre del proletariado, éste, el de la descentralización venezolana, ocurre sin proclamarse clasista, sin que se postulara ninguna hegemonía en especial.

Además, la propia naturaleza del proceso, es decir descentralizado, hizo que cada liderazgo y cada región le imprimiera un sello particular.

En Carabobo, al producirse la primera elección popular de gobernadores y salir electo Henrique Salas Römer en un enfrentamiento aparentemente desigual, contra una opción netamente representativa del centralismo oficialista de la época, comienza un proceso de reestructuración social interesantísimo.

Se proclaman las tres D, como norte de la acción política desde el gobierno: Despartidización, Desmarginalización y obviamente Descentralización.

Las consignas suelen resumir el programa y la posición de principios y doctrinaria que se propone una formación política. En Carabobo estas tres consignas resumen la naturaleza del cambio que se proponía.

Nuestro estado comienza a convertirse en un pivote del proceso. Muchas experiencias interesantes comienzan a ocurrir en todo el país.

Poner más cerca del ciudadano las soluciones a los problemas; “sacarle penco” a las roscas caraqueñas e inventar desde las regiones las soluciones, cambio el mapa político y el del liderazgo de Venezuela.

A pocas semanas de proclamados los gobernadores, Henrique Salas convoca a sus colegas a la Casa de la Estrella, sede del Congreso Constituyente de 1830 donde nació Venezuela. Allí, sin distingos de posición política, todos los gobernadores asistentes suscriben un documento en el que se comprometen a mantenerse unidos.

Con este acto, se estaba dando carácter nacional al proceso de descentralización. Se estaban sentando las bases de la unidad de acción para la creación de la Asociación de Gobernadores que jugaría un rol importante en la preservación de la democracia.

“El pretendido apoyo popular de sonaron los organizadores del golpe del 4F, nunca llegó”

“El pretendido apoyo popular de sonaron los organizadores del golpe del 4F, nunca llegó”

EL 4 DE FEBRERO: UN GOLPE FALLIDO

-La presencia de alcaldes y gobernadores en la escena política del país impidió la ruptura del hilo constitucional.

El pretendido apoyo popular que soñaron los organizadores del intento de golpe de estado del 4 de febrero de 1992, nunca llegó. Los venezolanos siguieron los acontecimientos con relativa pasividad como quien observa una partida de dominó y cumple con la regla no escrita que establece que los mirones son de palo.

En la conciencia colectiva operaba una situación paradójica. Por una parte una distancia afectiva muy grande de parte de la clase política nacional y por la otra una confianza importante hacia el nuevo liderazgo regional que comenzaba a profundizar su acción y mejorar ostensiblemente la calidad de vida de sus ciudadanos.

Quizás la anécdota siguiente revele un poco que significación tuvo la asonada para muchos de los oficiales jóvenes que participaron en ella: Durante la toma que se produjo del aeropuerto de Valencia en el que hubo enfrentamientos importantes entre efectivos de la Brigada Blindada y los guardias nacionales que custodiaban las instalaciones, nos acercamos a un joven subteniente en un blindado cerca del edificio principal. Nos confió no saber muy bien por que combatían, pero genéricamente señalaba su irritación por la corrupción y por su situación personal. Al identificarme, como funcionario del gobierno regional, me hizo saber que no había nada contra el gobierno estatal. Que más bien sentía simpatía por lo que se estaba haciendo en Carabobo con la Descentralización.

En aquel momento efectivamente, la presencia de alcaldes y gobernadores en la escena política del país impidió la ruptura del hilo constitucional porque éstos operaron como “refugio” de las esperanzas nacionales en la democracia y su capacidad de rectificación.

“La presencia de los gobernadores y alcaldes electos, impidió la ruptura democratica el 4-F”

“La presencia de los gobernadores y alcaldes electos, impidió la ruptura democratica el 4-F”

El 18 DE BRUMARIO VENEZOLANO LLEGO DISFRAZADO

Las fuerzas del centralismo aguardaron agazapadas para esperar el mejor momento y lanzarse sobre el proceso de Descentralización y los logros revolucionarios de la sociedad civil .

Siguiendo el principio Newtoniano de acuerdo con el cual cualquier fuerza ejercida sobre un cuerpo genera una similar que se le opone, a las revoluciones se les opone una fuerza de reacción, de allí el nombre genérico de reaccionarias que la literatura política les ha dado.

Pues bien, así como la Revolución Francesa conoció un golpe de Estado el 18 de Brumario, encabezado por muchos de sus seguidores, apoyados en la fuerza del ejercito republicano vencedor de los austrohúngaros y dirigido por un general corso camaleónico en sus ideas, que termina coronándose a si mismo Emperador. Así, las fuerzas del centralismo aguardaron agazapadas para esperar el mejor momento y lanzarse sobre el proceso de Descentralización y los logros revolucionarios de la sociedad civil.

Comenzaron aupando la candidatura vacía y apartidista de Irene Sáez. Al desinflarse esta no vacilaron en ponerse de lado del Teniente Coronel que había sido derrotado desde su posición de combate en el Museo Militar durante el fallido golpe de Estado.

Llovieron millones para financiar su campaña. Banqueros nacionales y extranjeros, magnates de la televisión y los medios de comunicación, es decir, las oligarquías desplazadas por la descentralización que esperaba la revancha y a regresar por sus fueros, colaboraron con el pote electoral esperando pasar luego su factura.

¡Lo lograron! Apoyados en un enorme derroche de recursos económicos, con todos los medios a su favor, consiguen derrotar la alternativa que Henrique Salas representaba.

Nacía un Napoleón (que no había ganado una sola batalla y que luego no construyó un solo bulevar como los de Paris) para representar los viejos intereses que estaban partiendo en retirada. Sólo que el muchacho les salio respondón y con un libreto en el que ellos no aparecían.

El Socialismo del Siglo XXI no podía presentarse con conocidos oligarcas a la cabeza (había que guardar las apariencias). El nuevo régimen necesitaba su propia burguesía, su oligarquía endógena. Así nace la boliburguesía que ahora se reacomoda y lucha intestinamente por mayores pedazos de la torta para lo cual, como los tiburones en el vientre de la madre, se devoran unos a otros.

Este desplazamiento por parte de la nueva boliburguesía es lo que provoca que los viejos oligarcas organicen el golpe de abril que culmina con el triste espectáculo del Carmonazo. Dos facciones del centralismo luchando por sus intereses.

Como podrá apreciar el lector, nada más lejos de ser una revolución que lo que estamos viendo en el escenario político de la nación. Se trata de una tentativa bonapartista de concentrar el poder político y económico en pocas manos, una variable del centralismo, ahora militarizado y destruyendo las conquistas democráticas pero sin cambiar para nada la estructura de poder. Cambio de nombres y de estilos. No hay nada nuevo bajo el sol.

“El Carmonazo, dos facciones del Centralismo, luchando por sus intereses”

“El Carmonazo, dos facciones del Centralismo, luchando por sus intereses”

¿HACIA DONDE VAMOS?

El desencanto popular puede conseguir maneras de expresarse o de frustrarse.

Nada más difícil de profetizar que la política. Las encuestas indican un profundo deterioro del régimen; una perdida de confianza en la figura carismática del presidente que difícilmente se pueda recuperar.

Este desencanto popular puede conseguir maneras de expresarse o de frustrarse. Todo va a depender de cómo se organicen las fuerzas que adversan al régimen y qué camino adoptan para crear una nueva mayoría.

Es evidente que la polarización a ultranza sigue siendo el método político que le queda al presidente para tratar de atraer de nuevo a su órbita a los desencantados. Tiene que inspirar lastima. No puede mostrar gestión. A diferencia de Napoleón, no tiene ni un callejoncito que enseñar a los venezolanos. Sabe que el librito de buscar la confrontación externa no le esta funcionando. Una aventura contra Colombia seria su Waterloo definitivo y Cuba con suerte su Isla de Sta. Helena.

Somos de los que piensa que frente la inevitabilidad de una derrota va a tratar de darle un palo a la lámpara. Pero, como siempre ocurre, una cosa piensa el burro y otra quien lo arrea. Va a depender de la fuerza que tenga para ordenar la represión indiscriminada. Ya Tiburón I tuvo conciencia de que sus órdenes podían ser desobedecidas. Sabe que los tiranos siempre tienen entre sus allegados a un Brutus dispuestos a asestarle la puñalada. El presidente puede terminar siendo víctima de sus propios boliburgueses que ven en peligro el disfrute de lo que han esquilmado.

“Nacía un nuevo Napoleón para representar los intereses que estaban partiendo en retirada. Sólo que el muchacho les salió respondón y con un libreto en el que ellos no aparecían”.

“Nacía un nuevo Napoleón para representar los intereses que estaban partiendo en retirada. Sólo que el muchacho les salió respondón y con un libreto en el que ellos no aparecían”.

De manera que uno de los escenarios puede ser la tentativa de voltear el tablero de la democracia y que se de cuenta de que no tenia la fuerza para hacerlo.

LA ALIANZA NECESARIA

No sabemos cuáles serán los desenlaces definitivos. Lo que tenemos que hacer es poner una política correcta en la escena y contar con la máxima de Víctor Hugo que nos dice que no hay nada que tenga más fuerza que una idea a la que ha llegado su momento.

Hoy muchos se despeinan y desgañitan hablando de la unidad, la usan como muletilla, incluso aquellos que han hecho lo indecible para que no la haya. Hoy en Carabobo vemos como adalides de la unidad  a quienes, por ejemplo, asumieron públicamente la inhabilitación de Henrique Fernando Salas como candidato para que ganara Mario Silva; ahora firman convocatoria a reuniones unitarias y quieren ser condecorados como héroes de la Republica habiendo sido maravillosos soldados del Rey.

Esas “unidades” son las que el régimen quiere que se fragüen. Las unidades que le permitan decir al oficialismo NO VOLVERAN!

Con la Unidad no hay que abusar. La Unidad electoral será un instrumento eficaz si se construye bien. Si, en lugar, de ser una sopa de letras es una alianza real por una causa correcta. Hay que poner a enfrentar el viejo mundo contra el nuevo mundo. La esperanza contra el escepticismo. El mundo de la descentralización contra el del centralismo; el del pueblo que quiere que sus problemas se resuelvan contra los que impiden que la solución llegue.

Para todo esto es necesario cambiar el lenguaje, las posturas, salirse del brete de la polarización y el enfrentamiento que favorece al gobierno.

Hace 20 años nació una esperanza en Venezuela. Esa fue la verdadera Revolución. Vamos a partir de allí, vamos a construir una alianza con ese mundo que representó un futuro cierto para millones de nuestros compatriotas.

Es del enfrentamiento de ese nuevo mundo con el viejo que aun no muere, como nacerá el país que queremos…

 

Artículos relacionados

Top