Banca, gobierno y pobreza

Yván Serra Díaz

Yván Serra Díaz

Periscopio
Yván Serra Díaz*

A veces es preferible esperar a última hora para escribir nuestros artículos. Esto ocurre porque acostumbro enviar mis artículos los días lunes, un día después que el Presidente diera su alocución semanal, donde para bien o desgracia, siempre crea temas de interés noticiosos. El del domingo no es la excepción, aunque no se ocupase de la guerra con Colombia, pasara agachado con las elecciones de Honduras, son dos las cuestiones que toca, aparentemente inconexos ambos, pero que sí se hila, no muy fino, se puede encontrar que uno de ellos afecta al otro.

Por un lado se dedica a criticar a sus ministros por las mismas razones de siempre, por ineficaces y posiblemente corruptos. Una autopista en Lara da cuenta del enfrentamiento entre funcionarios de muy alto nivel. Por un lado la autopista no se comienza, por otro lado parece que hay sobreprecio en uno de los proyectos. Dimes y diretes, pónganse a trabajar juntos y mosca Henry, no te dejes calentar la oreja porque te jodes (sic).

Venezuela BanksLa otra parte la dedica a un escándalo financiero, protagonizado por personas que a vox populi se dedican a hacer negocios con altos funcionarios del entorno presidencial. Para sacudirse el problema y hacernos entender que el no tiene nada que ver con estas corruptelas, amenaza con tomar cualquier banco que no cumpla con las leyes y amenaza con nacionalizar la banca. Argumenta que no da préstamo a los pobres. Un pequeño detalle, si los bancos dan dinero a personas sin garantías serán multados por la Superintendencia de Bancos y pondrán en riesgo al sistema financiero. Se cuenta que la crisis económica que azotó al mundo el año anterior fue producto que muchos bancos prestaran dinero a los llamados ninjas, siglas para significar en  inglés a aquellos sin ingresos, sin trabajo y sin activos, es decir pobres.

Una tarea de prospectiva nos lleva a imaginar a estos funcionarios acusados de ineficaces y posiblemente corruptos como dueños de la banca, prestando dinero a pícaros y ninjas criollos. Los resultados posiblemente permitan una versión criolla del infierno de Dante. Por cierto en Venezuela tiene una importante experiencia en préstamos solidario. Yunus vino a Venezuela para caer en el olvido. Si de verdad le preocupa el bienestar de los pobres apoyen estos programas y cuide a la banca, para que en ella no lleguen recién vestidos. Perdón Adam.


* Licenciado en Estudios Políticos UCV

www.periscopio2.blogspot.com

 
Top