El consenso en Carabobo

Francisco A. Bello Conde

Francisco A. Bello Conde

Francisco Bello

Existen muchas razones para sentirse confiado de que se construirá una plataforma unitaria en Carabobo para las elecciones a la Asamblea Nacional, lo que constituye, sin duda, el mejor escenario para los sectores democráticos del estado. La foto del acto celebrado en la quinta Amazonia, donde se conformó la Directiva de la Mesa Regional, con la presencia de las organizaciones políticas que aportaron más votos en las pasadas elecciones, es evidencia inequívoca de que los partidos y los verdaderos liderazgos del estado, conocen el nivel del compromiso que tenemos en el 2010.

mesa de la unidad en caraboboSe dio una lección a los profetas del desastre, abriendo paso a la esperanza; se echó por tierra toda intención rastrera de revivir rencillas, propiciando el encuentro en torno al fin supremo y se dejó en evidencia de que en Carabobo tenemos la suficiente capacidad política para entendernos, para reconocer nuestras fortalezas y debilidades, y para encontrar el único camino que conduce al objetivo.

Sin embargo, esto que describo no es sino el inicio de la jornada. Es ahora, con esta plataforma cuando el verdadero compromiso comienza. Se ha dado un paso gigantesco, pero representa tan sólo la creación de una herramienta para construir la unidad.

Corresponde a quienes nos representan en esa mesa directiva, ser lo suficientemente diligentes para lograr el consenso, pero no sólo en Carabobo, donde -en ausencia de este proceso- y en razón a los números de la pasada elección, todos los escaños corresponderían a una sola fuerza política, sino a nivel nacional.

De otra parte, no existen razones distintas a las aspiraciones de los “eternos candidatos” que justifiquen unas primarias. Por complemento, hay consideraciones de orden técnico que alejan la posibilidad de “contarse”. Algunas pudiesen ser discutidas en el seno de la comisión escogida para tal fin. Sin embargo, existe una, que al menos hoy,  hace sencillamente imposible siquiera pensar en esa posibilidad y es que aun no están definidos los circuitos electorales.

Está en manos de AD, COPEI, UNT, PJ, MAS y PV, entre otros, la posibilidad de convertirse en los verdaderos representantes de la voluntad popular y está en nosotros, los “carabobeños de a pie” la responsabilidad de darles un voto de confianza, de restearnos con sus decisiones y de cerrar los espacios a los detractores de oficio, al desánimo y a la anti-política.

 
Top