La necesidad del hcm

Periscopio
Yván Serra Díaz

Si en algún sitio se observan con claridad las contradicciones de la Venezuela actual, es en la proliferación de las pólizas de Hospitalización, Cirugía y Maternidad en los contratos colectivos, tanto del sector privado como del público. Formalmente es una reivindicación injustificable, puesto que en teoría, existe la obligatoriedad de cotizar a un sistema de seguridad social del cual  los beneficiarios derivan este beneficio en forma directa a través de los hospitales y ambulatorios pertenecientes al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales. Menos se justificaría en el sector público, puesto que éste gerencia además toda una red paralela de atención a la salud.

HCM

Sin embargo, dado el deterioro en la prestación del servicio, tanto del Seguro Social como de la red de salud del sector público, las empresas aseguradoras comenzaron a ofrecer este beneficio a través de pólizas de seguros. Las empresas aseguradoras se beneficiaban, puesto que aumentaba de manera exponencial la venta de pólizas; las clínicas también aumentaron el volumen de sus pacientes; los trabajadores, sin distingo de su posición socioeconómica, podían acceder a un servicio de mejor calidad y las empresas tenían un beneficio adicional que ofrecer para competir con otras a la hora de acceder a recursos humanos.

El único problema es el costo. Amén del congestionamiento de ciertas clínicas, donde la sobre-demanda que ello ocasiona, crea evidentes cuellos de botellas y los afectados son los pacientes. Ante esta realidad, el gobierno nacional tiene pensado eliminar las pólizas de HCM en todos los organismos dependientes de la administración pública nacional, hecho que seguramente será seguido por órganos descentralizados afines ideológicamente.

Como resultado millones de trabajadores quedarían sin este beneficio, y entre las consecuencias inmediatas, una sería un incremento importante en la conflictividad con  la consecuente pérdida de horas laborales. Por otra parte se incrementarían notablemente la demanda de servicios en instalaciones del sector público, ya de por si sin capacidad de respuesta. Evidentemente que el sistema de seguridad social, incluyendo el servicio de salud, requiere profunda revisiones, y decisiones valientes, pero la solución no debe ser la eliminación del beneficio del HCM, por lo menos hasta que se encuentre una propuesta mejor.


* Licenciado en Estudios Políticos UCV

www.periscopio2.blogspot.com

 
Top