Un mundo sin limitaciones

Juan Carlos León Berastegui

Juan Carlos León Berastegui

Juan Carlos León-Berástegui

Se dice que una persona es discapacitada si tiene alguna dificultad para realizar una o más actividades de la vida cotidiana. De allí la necesidad de adecuar la infraestructura de las ciudades, dotándola de dispositivos que permitan su incorporación al ritmo normal de la urbe.

Con la promulgación de la Ley del Discapacitado se  pretende  regular los medios y mecanismos que garanticen el desarrollo pleno y autónomo de las personas con discapacidad incorporándolos de derecho y por derecho a la sociedad y la familia.

discapacidad_foto1Es de obligatorio cumplimiento que los órganos y entes de la Administración Pública Nacional, Estadal y Municipal, así como las empresas públicas, privadas o mixtas, incorporen a sus planteles de trabajo no menos de un cinco por ciento (5%) de personas con discapacidad permanente de su nómina.

Eso sí, los cargos que se asignen no deben impedir su desempeño, ni presentar obstáculos para su acceso, ni exceder de la capacidad para desempeñarlo. Los trabajadores o las trabajadoras con discapacidad no están obligados a ejecutar tareas que resulten riesgosas por el tipo de discapacidad que los afecte.

Las comunidades deben centrar gran parte de sus esfuerzos en exigir que las ciudades donde viven estén dotadas de una infraestructura física que les permita a los discapacitados desplazarse sin problemas. Las empresas públicas y privadas y los particulares que presten servicios de transporte colectivo deben destinar en cada una de sus unidades, no menos de un puesto con inmovilizadora, estribos, escalones y agarraderos, así como rampas o sistemas de elevación y señalizaciones auditivas y visuales, que garanticen plena accesibilidad, seguridad, información y orientación a las personas con discapacidad. Las unidades de transporte colectivo de fabricación nacional deben contar con los accesorios descritos antes de entrar en circulación.
Llegará el día que en nuestro país los cines también tengan áreas exclusivas para estos ciudadanos. Lo mismo las universidades, centros comerciales, gimnasios, estadios, velódromos, bancos.

leonberastegui@hotmail.com

 
Top