Es lógico dudar decía Descartes

Jhonny Castillo

Jhonny Castillo

Letras de fútbol
Jhonny Castillo
jhocas10@hotmail.com

Es realmente una lástima que la asistencia a los estadios haya sido tan pobre durante la semana pasada cuando en la última fecha de manera  casi  dramática se decidía el título del Torneo Apertura del fútbol profesional de Venezuela.

Lo  más preocupante es que al estadio Pueblo Nuevo de la ciudad de San Cristóbal, considerado el escenario más importante del balompié criollo, apenas asistieron no más de cuatro mil personas a pesar de que el Deportivo Táchira de ligar otros resultados se quedaría con el banderín como efectivamente ocurrió ganándose  el pase directo a  la Copa Libertadores de América del 2011.

Deportivo Tachira

Deportivo Tachira

Pero no sólo eso, al Estadio Olímpico de la UCV donde el Deportivo Italia derrotando al Club  Deportivo Lara también podía ser campeón,  la cantidad de público fue tan insignificante que no superó las mil personas. Finalmente el cuadro local terminó perdiendo un gol por cero ante los guaros con las tribunas desiertas a pesar de lo que se jugaba.

Mientras que en Maturín donde el Caracas también luchaba por ganar el Torneo Apertura ante Monagas se acercaron escasas dos mil almas, la gran mayoría de ellas seguidoras de los rojos del Ávila que al caer  por dos tantos se perdieron también  la corona.

Es increíble que a estos tres juegos tan importantes en los que estaban involucrados por el título el Caracas, Deportivo Italia y Deportivo Táchira hayan asistido menos fanáticos de los que entraron normalmente a los encuentros que disputó Yaracuyanos en su feudo de San Felipe.

Siempre hemos tenido muchísimas dudas del supuesto desarrollo del fútbol venezolano en los últimos años. Entre otras cosas porque pensamos que  si éste realmente se ha dado es producto más de ciertas coyunturas y circunstancias fortuitas que por algún trabajo serio, organizado y sistemático que se haya realizado desde la Federación, el Estado o los diferentes equipos profesionales.

Creemos que no se puede hablar de desarrollo porque algunos clubes como el Caracas FC  hayan  hecho esfuerzos por  dignificar  la  actuación de Venezuela  en torneos internacionales como la Copa Libertadores de América, o porque la selección haya logrado algunas victorias insospechadas frente países  históricos del continente suramericano.

Es lógico dudar de la calidad de un fútbol que no logra meter más de siete mil personas, incluso  sumando la asistencia de   tres estadios diferentes donde está en juego un título nacional como ocurrió la semana pasada. Es lógico dudar de un fútbol donde hay una rotación excesiva de jugadores que se reciclan y cambian de equipos como de prendas de vestir. Es lógico dudar de un fútbol donde no hay el más mínimo respeto por el pírrico público que va a  los estadios. Es lógico dudar de un fútbol sin comercialización que depende casi únicamente de los dineros del Estado. Es lógico dudar de un fútbol que reúne a la selección a pocos días de una competencia importante. Es lógico dudar de un fútbol sin contrataciones decentes, sin jugadores de calidad y sin dirigentes… Es lógico dudar decía Descartes.

 
Top