Parroquia Unión: puro barrio, puro fútbol

Jhonny Castillo

Jhonny Castillo

Letras de Fútbol
Jhonny Castillo
jhocas10@hotmail.com

La parroquia Unión es una inmensa franja de barrios populares que atraviesa todo el norte  de Barquisimeto. A lo lejos, vista desde el Obelisco, o desde cualquier punto elevado de la metrópolis, esta geografía simula ser  un rinoceronte supuestamente dormido a la orilla de la quebrada La Ruezga. Allí, en ese territorio desordenado  y sinuoso, conviven unos 200 mil habitantes que desde  hace sesenta años, o quizás más, fueron improvisando casitas humildes a lo largo  de la vía férrea, hasta convertirlo en una de las zonas más emblemáticas de la ciudad de los crepúsculos.

Históricamente la parroquia Unión ha sido conocida, entre otras cosas, por los túneles, la estaciones de tren, la fábrica de cemento, la feria de la verdura, la primera  antena de radio, la peligrosidad de sus calles y el arrojo y la valentía de sus honorables delincuentes, pero, sobre todo, por el genio y la habilidad de muchos futbolistas que se han formado en sus terrenos baldíos y polvorientos.

Que sepamos, hasta ahora nadie ha explicado  el  porqué  en Unión el fútbol es más popular que cualquier otro deporte incluyendo el béisbol. De sus barrios han salido una importante cantidad de futbolistas profesionales y otros que han representado al estado Lara y a Venezuela  en competencias nacionales e internacionales.

futbol_callejeroEs posible que la semilla del balompié en la zona haya sido sembrada y cultivada por las monjas y los  sacerdotes españoles que fundaron hace más de medio siglo el prestigioso colegio Fe y Alegría, que actualmente sigue imbricado en el barrio La Pastora y por donde han pasado no solamente  futbolistas reconocidos, sino también médicos, ingenieros, abogados y otros profesionales.

En Fe y Alegría el fútbol siempre fue privilegiado por los profesores de educación física. La institución aún cuenta con una cancha donde en el pasado se jugaban los más importantes torneos con la participación de equipos de las comunidades aledañas como El Carmen, La Vega, Las Delicias, Los Luises, Libertadores y San José, torneos  que eran el mayor entretenimiento de jóvenes y niños acosados por las drogas y otros flagelos.

De Unión  han salido  jugadores que luego destacaron   en el profesional con el  Deportivo Lara y el Unión Deportivo de Lara. Hablamos, por ejemplo, de  los hermanos  Tarzán y “El Pájaro” Rodríguez, William  Urdaneta, Luisito Garrido, Wilmer “El Cabezón”  Giménez, Néstor Apóstol,  Ruber Parra, Miguel Domínguez   y   la  dinastía de los Castillo integrada por este modesto  servidor, Leobaldo y Orlando.

Por supuesto que hubo otros de suficiente calidad, pero que por las circunstancias del barrio  no pudieron  saltar al profesional. Hablo de  La Peca, Kike, Manuel, Candela, Wilmer Santiago, Gregory, Farina, Ramoncito Alcón y muchos que seguramente  no perdonarán la fragilidad de mi memoria.

En la parroquia Unión como en otras zonas humildes y populares del mundo  hay personas que le debemos mucho al fútbol, incluso  hasta la propia vida. Vaya pues este homenaje a todos ellos y a nosotros mismos, porque  como dice Juan Villoro: Dios es redondo.

 
Top