Toyota podría retirar autos en Latinoamérica

La retirada masiva de vehículos Toyota podría extenderse a América Latina.

Redacción
BBC Mundo

El fabricante japonés de automóviles Toyota Motors informó que la retirada de sus vehículos anunciada en Estados Unidos y Europa podría extenderse a América Latina, Medio Oriente y África. Se calcula que la operación le costará a la empresa un total de hasta US$2.000 millones en pérdidas de producción y ventas.

Toyota -la primera automotriz del mundo- señaló que en América Latina, Medio Oriente y África se vendieron 180.000 automóviles que podrían verse afectados por un problema en el pedal del acelerador.

La automotriz se encuentra en el proceso de retirar para revisar millones de vehículos que potencialmente son propensos a registrar una aceleración incontrolada.

Las oficinas de Toyota en América Latina en estos momentos esperan lineamientos específicos en torno a si se verán o no afectadas por el anuncio.

América Latina

En caso de que se vieran afectadas, esperan detalles sobre la cantidad de vehículos que contemplaría la retirada, los modelos y fechas de producción involucrados, así como el procedimiento a seguir por los concesionarios.

En conversación con BBC Mundo, la encargada de relaciones públicas de Toyota en México, Ana María Vallarino, hizo un llamado a la tranquilidad de los clientes y dejó claro que en ese país no se ha registrado ningún accidente vinculado a este problema.

“No existe peligro de aceleración repentina en México”, indicó Vallarino, quien añadió que está a la espera de mayor información por parte de Toyota.

Europa y Estados Unidos

La falla que ha provocado la retirada de vehículos en Europa y EE.UU. hace que el pedal del acelerador se atore con el tapete del piso.

La semana pasada, Toyota anunció que retirará hasta 1,8 millones de vehículos en Europa debido a problemas con el pedal del acelerador.

Además, en los últimos cuatro meses, Toyota retiró 8 millones de automóviles en EE.UU.

Toyota Motors ha identificado ocho modelos que se encuentran potencialmente en riesgo en Europa y EE.UU., pero dejó claro que en realidad sólo unos pocos presentan defecto.

Entre los modelos llamados a revisión se encuentran el Yaris, el Corolla y el RAV4.

El anuncio ha tenido su efecto en las ventas y podría obligar a Toyota a recortar sus pronósticos de ventas para 2010.

En el primer comentario público de un directivo de Toyota, el vicepresidente ejecutivo, Shinichi Sasaki, admitió que la empresa está “muy preocupada” por la dificultad de cumplir la meta anual de ventas.

 
Top