Estamos en campaña

REPIQUE
Mélida Qüenza Ponte

En su décima edición, cumplida a finales de enero, el Foro Social Mundial (FSM) acordó en Porto Alegre, Brasil, iniciar una campaña global contra las bases militares extranjeras y la infiltración de los servicios de inteligencia de Estados Unidos en América Latina y el Caribe. Aplaudimos la iniciativa y desde este momento nos declaramos en campaña.

No dudamos de la acogida que va a tener esta propuesta. Recordemos cómo se multiplicaron los apoyos populares cuando el FSM motorizó la campaña contra el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) promovida por los Estados Unidos para, a través de tratados comerciales, lograr condiciones ventajosas para su economía y acentuar la dependencia de los países latinoamericanos a las reglas de Washington. Los rechazos al ALCA evidencian el éxito del objetivo trazado por el FSM.

Nada más oportuno que esta nueva campaña, cuando los aires de cambio que corren por América Latina sufren la arremetida del voraz apetito gringo empeñado en seguir ejerciendo dominio político y económico en todo el continente, asegurando así mercados para las grandes transnacionales que manejan la economía mundial y disponiendo a placer de los inmensos recursos naturales que posee Latinoamérica.

Venezuela, particularmente, es blanco de la ofensiva norteamericana, nadie puede dudar que las bases que Estados Unidos podrá usar en Colombia y Panamá, además de las otras ubicadas en Centroamérica y el Caribe, constituyen la materialización de una nueva escala de agresiones del imperialismo. El imperio retoma viejas prácticas, ante el terreno ganado por los movimientos progresistas en diversos estados.

Es natural que Venezuela sea el objetivo principal pues en los últimos diez años ha enfrentado abiertamente al imperialismo norteamericano y es indudable el liderazgo que ejerce el presidente Hugo Chávez entre esos movimiento que propician el cambio. Allí está la raíz de lo acontecido en los últimos años, los intentos de desestabilización, no sólo aquí, sino en Bolivia, Ecuador, el golpe de estado en Honduras y toda una serie de conflictos en países cuyos gobiernos de alguna manera han desafiado las políticas de Washington.

Con las bases militares en Colombia, Panamá, Curazao, con la IV Flota rondando el Caribe, Venezuela está seriamente amenazada..

El Foro Social Mundial lanzó el alerta. La campaña se ha iniciado, nos enrolamos en ella, lo que está en juego es la soberanía de los países de América Latina. Quien quiera patria libre y soberana no puede permanecer ajeno a estas acciones.

 
Top