FARC mantienen contactos con grupos armados bolivarianos en Venezuela

Desde 2002
FARC mantienen contactos con grupos armados bolivarianos en Venezuela
Agencia EFE

La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tiene nexos directos con el venezolano “Movimiento Armado y Revolucionario para la Liberación Carapaica” desde 2002, reveló un informe de la inteligencia colombiana al que tuvo acceso el diario El Tiempo. Según dicho reporte, “Carapaica” es uno de los al menos cuatro grupos de milicias bolivarianas de Venezuela directamente vinculadas con la guerrilla más importante de Colombia. A mediados del pasado enero, los hombres de “Carapaica” y su líder, conocido como “Murachi”, aparecieron encapuchados y armados en un vídeo y en varias entrevistas, teniendo al Sector 23 de Enero, un barrio de Caracas, como escenario. El rotativo asegura que en dicho sector “se mueven centenares de miembros de las milicias bolivarianas supuestamente entrenados por la guerrilla”.

La inteligencia colombiana conoció los intereses que desde 2002 tiene el Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC en influir en varias milicias bolivarianas.
Además de “Carapaica” figuran otros grupos, entre ellos, el Frente de Resistencia Popular Tupamaro-Movimiento 28 de Abril, las Fuerzas Bolivarianas de Liberación y la Tropa Revolucionaria cubano-venezolana.

El informe señala que en los computadores de alias “Raúl Reyes”, segundo al mando de las FARC cuando fue abatido durante el bombardeo que el Ejército colombiano hizo el 1 de marzo de 2008 sobre un campamento en Ecuador, se registra un seguimiento de estas relaciones.

También destaca el protagonismo de un hombre del “frente Internacional” que se mueve en la frontera, conocido como “Simón Leguizamón”, quien supuestamente informó sobre la creación de “Unidades de Defensa Popular” en Venezuela y sobre “sus planes de entrenamiento”.

El interlocutor venezolano en estas comunicaciones sería el líder de la izquierda Amílkar Figueroa, conocido como “Tino”, quien fue pedido por la Justicia colombiana por sus supuestos lazos con las FARC, conocidos a raíz de la incautación de los computadores de “Raúl Reyes”.
Además, se reporta que los guerrilleros del Frente 33 de las FARC habrían dado instrucción a la “gente del Sector de 23 de Enero”, y también que se habrían enviado milicianos del “28 de Abril” en 2003 a campamentos guerrilleros en Colombia.

Los informes de guerrilleros desmovilizados y la información de los computadores de “Raúl Reyes” revelaron que las FARC han dictado cursos de explosivos, “operatividad urbana” y entrenamiento con armas largas.

Por otra parte, se desprende de comunicaciones internas interceptadas entre los miembros del grupo rebelde que incluso diseñaron cursos de entrenamiento en instalaciones militares de Caracas y en campamentos guerrilleros en la zona de frontera.

Los correos entre “Tino” y “Raúl Reyes” señalan que la formación ideológica se hace en Cuba, mientras que las milicias “precisan la ayuda de las FARC, concretamente con cursos militares”. EFE

 
Top