Entre la Delincuencia y la Revolución

En Caracas, el tráfico de droga, la muerte y la pobreza se multiplican.

Joven pudo llamar antes de morir

De viernes a lunes CICPC registró 41 homicidios en Caracas

Mientras se desangraba escondido debajo de un Maverick, Jhon Anderson Reyes Padilla, de 19 años, logró hacer tres llamadas telefónicas. La primera fue a su madre. Cuando atendió escuchó a su muchacho desesperado. Él le explicaba dónde estaba y le suplicaba que fuera a buscarlo. Que tenía un tiro en la cabeza, pero estaba vivo y consciente. Luego trancó. Volvió a llamar, pera esa segunda vez a su padre. A él le repitió lo mismo. Imploraba que lo rescataran porque no se quería morir. El tercer contacto fue con su novia.

Al poco rato, su familia trató de contactarlo de nuevo, pero ya no pudo. El joven de 19 años de edad había muerto desangrado el sábado, a eso de las 11:20 de la noche.

Los familiares lograron llegar hasta un callejón del sector El Cují. Justo en el kilómetro 17 de la carretera vieja Petare-Guarenas. Allí, debajo de un Maverick de color arena que estaba estacionado frente a una casa de paredes verdes y letrero que la identificaba como la residencia de la “Familia Montañez”, estaba el cuerpo del muchacho.

Según pudieron averiguar los familiares, a Jhon lo emboscaron. Esa noche el muchacho, estudiante de quinto año de bachillerato, había llegado hasta el sector La Pipotera del barrio El Cují porque alguien lo había llamado invitándolo a una parrillada. Él llegó en su carro. Estaba acompañado por su novia. Al acercarse al sitio donde sería la reunión, lo recibieron a tiros.

Se bajó del carro y huyó. Ya iba con la herida en la cabeza. Se cree que después de hablar con su madre, padre y novia, lo remataron.

Fuente: www.eluniversal.com

Colombia está preocupada por “las milicias campesinas” venezolanas

Foto: Ariana Cubillos/AP.


Bogotá, febrero 22 (AP).- El ministro de Defensa Gabriel Silva expresó este lunes la preocupación colombiana ante el surgimiento de las llamadas “milicias campesinas” venezolanas asegurando que parecían no estar bajo ningún control y que sus armas podrían llegar a manos de ilegales como traficantes y rebeldes en Colombia..

Dijo Silva, “nos preocupa de manera muy especial que no exista ningún control sobre estas milicias, sobre estos grupos privados, armados y que esas armas terminen filtrándose o vendiéndose a delincuentes, a narcoterroristas, a traficantes de drogas”.

“Nos preocupa muchísimo…(que) esas armas sean vendidas, sean traficadas, utilizadas para intercambios con estos grupos terroristas”, añadió.

El presidente venezolano Hugo Chávez anunció el domingo que grupos armados organizados por las fuerzas militares y que se llaman “Las Milicias Campesinas” serán responsables por lo que dijo sería la protección de campesinos pobres de grupos supuestamente organizados y financiados por ganaderos y hacendados.

Aunque Caracas no ha dado una cifra total sobre esas milicias y sus armas, Chávez ha dicho que en un sólo estado, el central de Cojedes, los milicianos serían unos 630, mientras imágenes de las televisoras locales los muestran llevando fusiles de asalto FAL.

www.notitarde.com

¿Contra quien es la guerra?

¿Contra Colombia o contra los venezolanos?

 
Top