Oposición debe remontar bastante para elecciones

Leopoldo Puchi

Enfoque
Leopoldo Puchi
elepuchi@gmail.com

Flash ROJO

Mucho se ha especulado sobre la salida de Carrizales del gobierno. No se sabe. Pero lo que sí es verdad es que había una buena razón para sacarlo: el desastre que se creó el 13 de enero, cuando el racionamiento de electricidad en la capital. El que pagó los platos rotos fue Ángel Rodríguez, que apenas tenía unas semanas como ministro. Pero como él mismo contó en la Asamblea, el plan de racionamiento lo había elaborado Corpoelec con la supervisión de Carrizales, y a Rodríguez ni lo dejaban entrar a la Vicepresidencia. Los hechos han demostrado que con un estudio más cuidadoso un racionamiento puede ser aceptado más fácilmente por la población.

Tanto al gobierno venezolano como al de Estados Unidos le conviene un respiro en la relaciones de los dos países. Por eso han bajado un poco el tono de lado y lado. Arturo Valenzuela, subsecretario para América Latina, y Arias Cárdenas ya han sostenido varias reuniones discretas. A esto se le añade la decisión de otorgarle a Chevron participación en la explotación petrolera de la faja. En Venezuela vienen elecciones y Estados Unidos tiene muchas dificultades para bloquear a Irán, sobre todo ahora, que no cuenta con China.

Según la encuestadora IVAD la opinión sobre el desenvolvimiento del gobierno bajó entre julio de 2009 y enero de 2010 de 65.2% a 58.3%. Y en la pregunta “si las elecciones fueran este domingo” bajó de 47.5% a 42.4%, y la oposición pasó de 38.3% a 41.5%. No es una caída en picada, pero sí hay un bajón.

Flash NEGRO

María Corina Machado se ha lanzado como candidata. Eso está muy bien. Pero no estaría de más que reconociera que fue un error lo de la abstención en 2005. Las condiciones electorales en que se participa ahora son prácticamente las mismas. Y en cuanto al CNE, antes había dos votos de la oposición y ahora hay uno solo.

A la campaña de Leopoldo López por las primarias, Chávez le ha dado un empujón, al anunciar que los candidatos del PSUV se escogerán por ese método. Ahora, todos los que queden fuera del consenso van a pedir primarias. Los candidatos, que proliferan, ya tienen una justificación.

"Juanes: ¿Embajador de la Paz?".

No tiene nada de particular que Juanes reproduzca en su Twitter chistes contra el Presidente de Venezuela o cualquier otro presidente. Pero lo que sí es verdad, es que esto no es nada compatible con su condición de “embajador de la paz”. Se le escapó este pequeño detalle.

Para las elecciones parlamentarias la oposición tiene todavía que remontar bastante. Según la encuestadora IVAD, 39.4% considera que los diputados chavistas representan mejor los intereses del país, frente a un 34.6% de la oposición. La decisión está en manos de 26.1% que todavía no sabe por quién votar.

DESDE LA SALA SITUACIONAL

Después de Globovisión, ¿qué?

Todo indica que el peso de los medios de comunicación en la conducción de la oposición va a disminuir, como consecuencia de las decisiones sobre RCTVI y de los cambios que han tenido lugar en Globovisión. Es posible que ahora sean desplazados en el rol que venían desempeñando como eje estructurador de la oposición y que otras instancias, como la Mesa de la Unidad, pasen a jugar un papel más prominente. Pero, por el momento, no se sabe ni cómo ni cuánto se avanzará en este proceso.

El declive del sistema de partidos trajo como consecuencia que las funciones que a éstos les correspondían, se dislocaran y se ejerciera fuera de ellos. La actividad de elaboración ideológica y programática se desplazó hacia los medios de comunicación, así como la función de definición de tácticas y estrategias, tal como ocurrió con la decisión del golpe del 11 de abril o el llamado a la abstención en 2005.

Sin embargo, este proceso de empoderamiento no será automático. Todo dependerá de la reconstrucción de los partidos, hoy limitados a ser una suerte de Secretaría Electoral de un conjunto más amplio, “la Oposición”. Por otra parte, el poder de los medios no ha desaparecido, y todos, unos más beligerantes, otros más discretos, se han acostumbrado a mandar en la política, desde los tiempos de la primera gran operación mediática con Carlos Andrés Pérez, en 1973. Hoy, el que menos puja, puja una lombriz.

Al parecer, Ángel Rodríguez pagó por los errores de Corpoelec y Ramón Carrizales"

Así que, no es el debilitamiento del poder mediático el que traerá, por sí mismo, un mayor peso de los partidos. Todo dependerá más de lo que éstos hagan, de su capacidad para pensar en política, elaborar estrategias, tener su propia ideología, y saber imponerse sobre factores económicos y sociales, que pueden ser aliados, pero que tienen sus propios intereses. Hay una oportunidad, pero el tren no pasa dos veces.

 
Top