Detroit en buenos planes

Miguel Cabrera

Héctor J. Cruz

Los Tigres de Detroit forman parte del club de los ricos, sus dueños tienen muchísimo dinero, el mercado local los respalda y hacen buenas inversiones. En el 2008 jugaron bajo una nómina de US$137 millones, con malos resultados, y el año pasado gastaron US$115 millones, aunque estuvieron a  poca cosa de ir a play off (quedaron a 1 juego de Minnesota en la división Central con marca de 86-77). En la pausa, el club hizo movimientos y dejó ir gente de importancia para economizar unos dólares. Se fueron peloteros relevantes como el jardinero Curtis Granderson (Yanquis), el infielder Plácido Polanco (Filis), el lanzador Edwin Jackson (Tampa) y el cerrador Fernando Rodney (Angelinos). Jim Leyland es su manager de los últimos 4 años, con una hoja de  servicios de 18 temporadas en liga mayor al frente de los Piratas (11 años), Florida (2), Colorado (1) y Detroit 4. Fue manager campeón en 1997 dirigiendo a Florida y en el 2006 asistió a la serie mundial, perdiendo 1-4 Vs. San Luis. Leyland tiene 65 años de edad, pero en Detroit ha recuperado por completo su entusiasmo.

Nuevo club
Los Tigres acaban de firmar al cotizado Johnny Damon para el left field, pero este señor ya está en sus últimas, puede aportar una ofensiva mediana y mucho liderazgo. En el central tendrán al novato Austin Jackson y en el derecho al venezolano Magglio Ordóñez, quien “perdió su fuerza” y el año pasado apenas pegó 9 jonrones con 50 remolcadas. El inicialista es su compatriota Miguel Cabrera, su mejor bateador, con 34 Hrs. y 103 impulsadas, en segunda posiblemente el novato Stott Sizemore o Ramón Santiago, Adam Everrett en el short y en tercera Brandon Inge, que tuvo 27 Hrs., 84 empujadas. El receptor de Detroit estaría entre Gerald Laird o Alex Ávila, quien debutó en el 2009 con  bateo de 279-5-14 en pocos turnos. ¿El designado? Otro venezolano, Carlos Guillén, y de vez en cuando el mismo Ordóñez.

Maglio Ordoñez

La rotación de pitcheo la forman el eficaz Justin Verlander (19-9),  Rick Porcello, con 14-9 y Armando Galarraga, quien estuvo mal con 6-10. Jerry Bonderman, Nate Robertson y Dontrelle Willis son nombres conocidos, pero han estado lesionados y no rindieron nada la pasada campaña… José Valverde llegó para ser cerrador, y por ahí los felinos estarán bien.

¿Perspectivas de Detroit? Estarán jugando por encima de .500, y posiblemente echen el pleito por ganar la división, aunque no obtengan 90 victorias.  El club que logre sorprender con más de 90 triunfos (incluya a White Sox), podría colarse como campeón.

 
Top