La política del Alacrán

Telegramas llegados al descampado - “Ramón Guillermo enojado. Su compadre Henry lo engañó. No había crisis en Carabobo. El sabotaje fue un montaje. Bien se ha dicho que los compadres de bautizo terminan siendo los peores enemigos.”

La Pequeña Política
Espantapájaros
Avizor.uno@gmail.com

“Lo que por estar yo siempre en el mismo sitio,  no veo y otros ven, lo trato de compensar pensando en lo que otros, por andar de rama en rama, quizás no alcanzan a pensar.”

Escrito para gente inteligente

La suerte de Águila Uno

Yo de verdad no comprendo lo del pajarraco Henry. Todo lo complica. Dicen que es como el alacrán que picó a la ranita que lo llevaba de un lado al otro del río. Ser torpe y ponzoñoso está en su naturaleza.  Y actúa así aunque se ahogue en el intento o ahogue a su propia cría. Hay a quienes logra asustar o no se atreven a responderle, pero la mayoría aunque calle, está molesta.

Algunos lo comparan con la pajarita Colomina, amargadita, alfarista ayer, antichavista hoy, ponzoñosa siempre. Claro, desde que el Gallo destronó a los Celli en Carabobo hace 20 años, no se lo perdonan. Es peor que Chávez, dicen en privado. Y lo curioso es que se parecen tanto, me refiero al pajarraco y la pajarraca. Todas las semanas se juntan, extraña la intimidad. Escuchándolos en mi radiecito aquí en el descampado, parece que lo hacen es exprimirse saña, el uno al otro, recargar el veneno y fortalecer la picada.

Qué suerte tiene Águila Uno de contar con pajarracos de poco vuelo y también con medios auto-suicidas. Cuanto, pero cuanto, cuanto… ayudaron los adecos a que Águila Uno llegara al poder. Y ahora se la dan de anti-chavistas… pero siguen atacando al Gallo… Igualito que Alfaro, igualito que Lewis, igualito que el amargadito de Lauría. De tanto dividirse el partido, lo que va quedando es pellejo.

Pero aclaro, hay mucho pájaro blanco bueno, sano, de alto vuelo. Por supuesto, tengo que cuidar mis cosechas y a veces los asusto con mi uniforme y mis cinco soles. Pero en verdad, comprendo que cuando el hambre pega, pega, y la mayoría que sigue al Pájaro Alacrán -no olvida la grandeza de Betancourt y de tantos más- y lo hace por costumbre, como quien bebe un refresco, pero no por cariño o admiración. Y debo reconocer que también hay otros que sin ser blancos, se olvidaron también del espíritu de grandeza que debe animarnos, y se lo denota, como al pajarraco Alacrán, un olorcito a ácido muriático cuando gritan UNIDAD.

Se va quedando solito

Fíjense ustedes si tengo razón. El problema no está concentrado en Carabobo. El pájaro Alacrán  no quiere saber nada de Eduardo Gómez Sigala, líder de Lara, porque primero su protegido zambraniiito. No quiere nada con Goyo Graterol, líder indiscutible de Falcón porque primero el suyo, obligado. Pero hay variantes. Por ejemplo, no quiere saber nada de Alberto Galíndez, líder de Cojedes, y hermano del popular Cheo Galíndez. Alberto casi gana la gobernación en 2008 a pulmón propio, pero ahora el pájaro Alacrán quiere meter una pajarita adelante, vaya usted a saber por qué. Aunque me cuentan que en Amazonas está ocurriendo lo mismo, desplazando el líder para favorecer a otra pajarita… ¿Será el síndrome de Tiger? No lo creo. Alacrán no come tigre ni tigre traga alacrán.

Y dígame en Carabobo, de pronto se le ocurrió “ser diputado por su estado natal”, y ha hecho todas las peripecias del mundo para matar al pájaro Limas. Por eso les digo que es como el alacrán. La ponzoña está en su naturaleza.

Ese es el problema del Pajarraco. El último de sus problemas, porque el más importante está en su naturaleza. Se  ha empeñado en matar las Primarias de Carabobo para que lo impongan a él, eliminando las candidaturas del pájaro Carpintero, que lo creía su aliado, y de paso la del pajarito Rivas, por valiente que sea el jovencito. De manera que no importa si se ahoga él o se ahogan quienes le obedecen. De hecho ya le ha quitado el puesto que le tenían ofrecido al pájaro Limas, por ser un pájaro decente y por habérselo ganado.

Yo que observo mucho a los pájaros blancos tengo la impresión de que un día de estos al Pájaro Alacrán, su propia manada lo a va dejar solito. A lo mejor es eso lo que busca sin darse cuenta, porque en su intimidad sabe que no da para más. Eso al menos es lo que predicen los blancos que me visitan. Por hablachento y alacrán, solito se va a quedar.

Ayúdenme por favor

Yo saco estas conclusiones, aquí en el descampado, porque todos los días me traen la prensa y hasta un radiecito portátil me traen para que escuche a Sandy, mi favorita. Y por aquí o por allá, me entero. Y ahora me dicen que salió un pajarito soplón que llaman tuiter, porque y que así, según los gringos cantan los pajaritos. No silban sino que hacen tuit tuit, o sea que no trinan, tuitean. Pues bien tendremos que adaptarnos, y como son bocones estos tuit tuit, hay que aprovecharlos para estar bien informado.  Que alguien me regale un BB.

Hago esta digresión sobre el tuiteo porque algunos medios, que serían los más perjudicados si no se logra una mayoría en la Asamblea Nacional, le dan muchísima importancia a que quienes quieren cuestionar los liderazgos regionales. Habría que recordarles que sin votos no hay diputados y sin diputados no hay libertad de expresión y sin libertad de expresión no hay medios. Aunque a veces comprendo que los dueños no controlan a quienes escriben, o les meten titulares de contrabando, o esconden fotos para restarle importancia a una noticia, y agigantar otra de menor valía,  porque hay mucho real del lado acá y mucho real del lado de allá… pasando de mano en mano y corriendo suelto por allí.

Ayúdenme por favor. Recuerden que sin medios, este Espantapájaros también se puede quedar mudo.

Las movidas del gallo

Será mi amigo, por lo de las  plumas y porque no se mete con mis cosechas, pero igual con ojo crítico lo sigo. A veces se equivoca, aunque cada vez menos porque anda muy callado, pero esa jugada de hace un mes fue buena y la de la semana pasada superior y les voy a decir porque. Le habían montado un show para carearlo con el pájaro carpintero. Entonces propuso primarias. Que salga el mejor, le dijo a la Pajarita Sandy. Pero luego le cayeron encima me imagino que los que no quieren Primarias porque piensan que PV barrería, pero el Gallo los sorprendió, cediéndole el puesto que le atribuían en el circuito 3, que es la manzana de la discordia, cediéndoselo a la juventud y la universidad. Entonces igualito que hizo Águila Uno con Julio César, cuando se lanzó a su huelga de hambre y lo puso preso, le cayeron encima.  Alacrán es alacrán.

Muchos de los seguidores del gallo me cuentan que lagrimearon sus fieles en la Asamblea porque querían su regreso. Yo confieso que yo mismo al principio me confundí, pero luego pensando y pensando me di cuenta de que tenía razón. Si ya había sido diputado y lo hizo bien. Si fue gobernador dos veces, y lo hizo tan bien que el pueblo quiso que su hijo, el Pollo, aun antes de que sacara sus propias espuelas, continuara su gestión. Y si además, sin contar con unidad, enfrentándose a otros quince candidatos, y con la mayoría de los medios y los capitales de Caracas (como lo dijo Alfredo Fermín en su crónica) en su contra, y los adecos echándolo plomo por todos los costados, obtuvo tres millones de votos para la Presidencia, no tenía sentido, se parte del problema, cuando lo que se requiere es Unidad.

Aquí me trajeron el diario El Universal y leo “Seré diputado sólo en circunstancias extremas.” Vamos a ver en qué termina todo esto. Pero por ahora la jugada le ha salido bien. A veces la mejor jugada es el desprendimiento, pienso yo. Porque nadie se la espera.

Y mientras tanto, hay menos agua, menos luz, menos empleo, mayores precios y mayor inseguridad y el Cisne Negro avanza… Águila Uno con su muda, sigue palo abajo.

Veremos si gana Águila Uno o gana el Alacrán. Ojalá sea Venezuela. Una Venezuela Nueva. Amén.

 
EspantapájarosNo photo
Top