Detenido jefe de seguridad de magnate petrolero chavista

Rodó en la barra
Buenaventura Noriega ( Bueno)
abcbuenaventura@gmail.com

Cuando llego al sitio escogido para la reunión noto que el ambiente está caldeado, pues a mi pana Secundino Bonifacio Antúnez -de origen colombiano-, se le ocurrió aceptar lo dicho por el Gobernador de que “el Gobierno nacional está rodeado de choros”… Todavía, Bonifacio Secundino, tenía en sus manos unas bolsas con alimentos que había comprado en el operativo “Pollo solidario”-según él-  más barato que en Mercal.  Aquella pequeña reunión era lo que en argot popular se dice: “un peo de quinto patio”, pero Bonifacio Secundino no estaba dispuesto a retirar lo dicho ante su compadre Eufrosino Ramiro Arcila, quien exigía respeto a la revolución.  “Fíjese usted que mientras habla de respeto en el país no hay agua, la crisis de la electricidad es monumental, BARIVEN quebrada, asesinan en centros comerciales, a la vista de todo el mundo a pleno mediodía”, señala fogoso Bonifacio Secundino. Eufrosino Ramiro contesta, con la lección aprendida, “es que usted no se da cuenta que todo eso es por culpa del imperio que nos roba la electricidad. Y además está El Niño, ese es el otro rolo de culpable de todo lo que nos pasa”. Yo permanezco inmutable, sin tomar parte a favor de ninguno de los dos. La disputa me ubica en dos escenarios, uno en defensa de la democracia y el otro apoyando al socialismo. Y pienso que así ha vivido el país, enfrentado. Pido un “time” con la punta de los dedos de mi mano derecha en la palma de la izquierda -como en los juegos de antes- para exigirle a Secundino Bonifacio que encienda la leña, y saque las verduras y el “pollo solidario” para montar el sancocho. No había viajado de Valencia a Montalbán para regresar con hambre.

El sancocho quedó de maravilla… mundial. Comimos con fruición aquel condumio aderezado con ajo, cebolla, ají dulce y cilantro. Ya iba por tres platos cuando se presentó en el sitio Abundio Crescencio Arismendi con una buena información, según comentó mientras sacaba una libreta Alpes de su chaqueta. “Anota allí, Buenaventura, lo que te quiero contar. En Caracas ocurrió un caso con un jefe de seguridad de un magnate petrolero de la revolución de apellido Madriz, a quien funcionarios de DISIP detuvieron con un maletín que contenía 500 mil dólares en efectivo, y no ha podido demostrar su procedencia. A este caso han tratado de echarle tierra, de esconderlo, ya que sería- si no es así que me perdonen-, otro maletinazo a lo Antonini Wilson”,  señaló Abundio Crescencio. Precisó que también se produjo la detención de tres guardaespaldas, dos de ellos -qué cosa no- integrantes de la DISIP, además de un ruso que identificaron como campeón de lucha y boxeo, aunque a mi amigo no le consta. Pide un plato de sopa y mientras mordisquea un muslo de pollo, señala que mucha gente del alto gobierno se ha movido para ayudar a Madriz, tú sabes, agrega, hay mucho billete. Unos dicen que iba a sacar esos dólares del país y otros -maliciosos como Abundino Crescencio- detallan que ese dinero era para pagar favores a encopetados ejecutivos de PDVSA. Mi amigo e informante señala que sus fuentes apuntan a que desde el Circuito Judicial de Caracas planean la forma de sacarlo del entuerto, ya que el detenido no ha abierto la boca. A  lo mejor ya está libre… ¿o esperarán la Semana Santa?… Uno no sabe, dice Abundino Crescencio. “No tengo dudas, Buenaventura… hay muchos choros”, agregó mi pana para terminar de ofuscar a Eufrosino Ramiro quien como poseído por un demonio de la Edad de Piedra, le dio un palo a la lámpara y acabó la reunión. Me puse al volante de mi Ford Fairlane y tomé la Panamericana a velocidad media, mientras recordaba a Eufrosino Ramiro me preguntaba ¿Habrá elecciones? Y yo mismo me contesté “no sé bordón, María es la que cose”.

¡Fosss… esto huele mal! En el ambiente hay un olor raro derivado de la crisis de agua, electricidad, escasez de alimentos, inseguridad, desconocimiento de la propiedad privada, la corrupción, entre otros. El hedor que emana es sofocante, pestilente y llega hasta Miraflores- incluyendo la Sala Situacional-, creando alarma y preocupación. Hugo Rafael lo sabe y se lo vienen revelando las encuestas desde hace tiempo, pero su gobierno sigue descalificando a quienes no se doblegan, como el gobernador de Lara, y accionando en contra de los ciudadanos -como el caso de Álvarez Paz- que airados reclaman por la corrupción campante y la carencia de servicios básicos. Las quejas se sienten por doquier incluyendo a Barinas la tierra que vio nacer al prócer de la revolución bonita, mientras las recomendaciones y la invasión de Venezuela ordenada por el dictador Fidel, encienden los ánimos. A Hugo le hiede como se aprecia en la foto: ¡Fosss… esto huele mal!

Botaste la bola… y el juego

En la UC comentan que Maldonado botó la bola y… el juego. Me confió Pitágoras  Sarmiento Mata que en lugar de optar por ser figura de consenso, aceptando a nombre el planteamiento de Salas de ceder esa posición a la Universidad y a la Juventud, el ex rector se fue a ver si Cocchiola le cedía el puesto. No ha faltado quien comente que Maldonado lo que quería era una coronación, según le contaron al pana Pitágoras.

Mi amigo que conoce de “cachúas” porque es su especialidad, precisó que a última hora se movilizaron líderes del mundo universitario para tratar de revivir el consenso. Ocurrió el domingo, durante el concierto en el Parque Fernando Peñalver, cuando se supo que la MUD aceptaría cancelar la Primaria del circuito 3 y le devolvería el dinero a los inscritos, si se lograba un entendimiento. Lo cierto es que hubo reuniones precipitadas. Lo cierto es que Ferreira quien tiene una antigua amistad con Salas Römer lo abordó en el mismo Parque y éste -según comentarios hechos después por el vice-rector- le ratificó la posición de PV, siempre que la suplencia fuera para Julio César Rivas. Pero el esfuerzo se cayó cuando fueron a hablar con Cocchiola, quien -después de recibir el respaldo de Borges y López- piensa como en el argot hípico, que “ya lo están bañando”. Pero muchos favoritos han rodado en las tardes hípicas, dijo Pitágoras acariciando su grueso bigote.

Un potrillo de cuidado y Parra hasta el final

Y hablando de hipismo en la cuadra de Miguel Parra hay mucho optimismo, aunque ya no es aquel tres-añero de la juventud copeyana, es un ejemplar que se puede tragar la distancia por conocer la pista. En el Clásico de las Primarias no renunció a su aspiración y tampoco Rubén Limas -quien quería  ir por lista pero Henry le embrolló el asunto- y ahora está siendo presionado para que se mantenga allí, quién sabe, a lo mejor por quienes por venganza interna lo quieren liquidar.  Igualito que a Celli en el 92. Pero cuidado, en la carrera está inscrito un potrillo que a lo mejor se les cuela por la baranda. Suena el clarín… ¡listo… partida!

Molestia entre los italianos

Tal como lo reveló mi amigo PP ya se sabe quién publicó el aviso de protesta por lo dicho por Salas Römer en Buenas Noches, su nombre es Sergio Rodrigo Aguilera, de madre chilena, camarógrafo del alcalde de San Diego. Lo interesante es que también se sabe quién redactó el escrito, chirgüeñito él, y también quién diseñó el aviso. Lo cierto es que hay muchísima gente molesta en la comunidad italiana.  Se sienten manipulados. Comentan que el presidente del Club Ítalo-Venezolano está de mal humor. Algunos de los que aparecen firmando señalan que su nombre fue utilizado sin autorización, y hasta el propio Sírica estaría enfurecido porque utilizaron su nombre para lanzar improperios que él sería incapaz de emitir.

Los gochos y los gallegos, de quienes se hacen chistes todos los días, han hecho su agosto con proclamas ingeniosas circuladas por internet. Pero entre los italianos, la caravana va por dentro. Se le vieron las patas al caballo. Llevaba el mismo hierro que la Bucarito-Guigue… que está intransitable.

 

Un Comentario;

  1. CarlosElio said:

    No entendí ni la parte real ni la parte humorística. Entre las opciones improductivas que me ofrece mi computador, el juego solitaire tiene una valor de utilidad más alto que este escrito. En otras palabras, hay mejores formas de perder el tiempo.

Los Comentarios han sido cerrados.

Top