A Chávez no se le enreda la calle

Carlos Lozano

Caminando con Carlos
Carlos Lozano

Carlos@carloslozano.com

Mientras la oposición se enreda en un complicado proceso de primarias, el PSUV llama a su militancia a participar “gratuitamente” en una primaria general que tendrá, al igual que la oposición, su propio desgaste. Riesgoso que en Carabobo se cree desde la misma oposición una matriz de opinión negativa en torno a Salas, dirigida a desgastar el liderazgo de cualquiera que vista de amarillo, lo que a la final sólo traerá más división entre fuerzas en una orilla ávida de unidad.

El corto tiempo de campaña, la diferencia de correlación de fuerzas tanto en lo económico como en lo político, y, por supuesto, el bendito tema del dinero que cada candidato debe pagar por su participación, están provocando desgastes entre los mismos participantes de la oposición, que pudieran llevar a un enfrentamiento más agresivo.

La no participación de Salas Römer en las primarias fue acertado. Un hombre que ha sido ya diputado, primer gobernador electo de Carabobo, e importante candidato presidencial, debe tener claro ya su siguiente paso.

Desconcertante en cambio la aspiración de Miguel Cocchiola, quien ha trabajado su política a pulso con una alcaldía a la mano por el propio resultado que trae la gestión del Alcalde Parra. Cocchiola desvió su objetivo por ser candidato a parlamentario, trabajo que lo llevaría a perder tiempo ganado en las calles de Valencia.

El apoyo amarillo a Julio Rivas por el circuito 3 coloca a la oposición frente a frente consigo misma ante una fuerza de estructuras políticas que en las elecciones pasadas Salas no tenía y ahora sí. Cocchiola arriesga mucho aunque los números lo favorezcan. Julio Rivas está logrando un mano a mano por un circuito que mediáticamente tiene mucho que decidir, y políticamente puede ser un desastre para Cocchiola si llegase a perderlo, aunque pareciera estar cosechando el descontento de algunos con los Salas.

El comentario que hiciera Salas en Globovisión, “no hay nada más peligroso que un italiano con un proyecto político debajo del brazo” fue erróneamente interpretado como una ofensa al orgullo del inmigrante. Salas explicó a qué se refería más tarde, pero lo que queda claro es que no hay tregua en cuanto a que Salas y Cocchiola-Scarano representan dos corrientes a las que les queda corta la orilla que ambos representan en el centro del Estado, y Salas más allá.

A Julio Rivas le toca caminar y pedir el voto a mano, asegurándose de reunir por cuenta propia sus propios cuadros.

Mientras todo esto pasa, Oswaldo Álvarez Paz está detenido y los que no se identifican con Chávez reclaman por internet y sin hacer calle. Chávez tuvo la razón, todo el mundo se fue en esta mega Semana Santa de vacaciones.

 
Top