Dos nociones de la impunidad

Yván Serra Díaz

Periscopio
Yván Serra Díaz*

Para comunicarnos usamos códigos, es decir símbolos que significan lo mismo para el emisor y el receptor. Por lo general éstos se encuentran influidos por una serie de variables de tal manera que un mismo código puede tener diferentes acepciones dependiendo de quién lo dice, y el contexto y manera cómo lo dice. Ocurre igual en la vida política, dependiendo el grupo político al cual te adscribas, el significado de ciertas palabras puede cambiar.

Veremos lo que ocurre con el vocablo impunidad. Por lo general existe una acepción de la palabra que es comúnmente aceptada por todos los hispanos parlantes como falta de castigo. Entiéndase como alguien que ha cometido una falta y merecería una sanción que sin embargo no se le aplica. Por supuesto que un país donde su ciudadanía por lo general tiende a una conducta anárquica, las faltas cometidas que requerirían alguna sanción pudieran llegar al infinito, haciendo al país estructuralmente impune. Pero a nadie le gusta vivir en la anarquía por más que haga uso de ella. Así que en Venezuela la gente pide acabar con la impunidad. El tema es por dónde comenzar.

Si es el gobierno, que parece tener sólo una preocupación, su perpetuidad en el poder, impunidad va referida a la ausencia del castigo que deben recibir quienes de alguna manera se le enfrentan. Ante las detenciones de Álvarez Paz y Guillermo Zuloaga, el Presidente manifestó su complacencia porque se estaba acabando con la impunidad.

Pero para el ciudadano común la palabra impunidad tiene otro significado, y es la inacción de las instituciones ante el primer problema que la gente señala cuando son consultados por cualquier encuestadora y es la inseguridad. Datos del Observatorio Venezolano de la Violencia basados en cifras del CICPC, indican que en el año 1999 se cometieron 5.868 homicidios que motivaron a 3.460 detenciones para una efectividad del 59%, diez años después se cometen 16.047 homicidios y ocurren solo 1.491detenidos, para una eficacia del 9,3%. En otro estudio realizado y ante la pregunta hecha a víctimas sobre las razones por las que no habría denunciaron un delito, el 58,7 % respondió porque las autoridades no hacen nada. De acuerdo a las estadísticas no están lejos de la realidad.

Ante tamaño fracaso se entiende porque el gobierno decidió acabar con la impunidad. De acuerdo a su entender, por supuesto.


* Licenciado en Estudios Políticos UCV

www.periscopio2.blogspot.com

 
Top