Aliados y adversarios

Oswaldo Álvarez Paz

Oswaldo Álvarez Paz
oalvarezpaz@gmail.com

Ha sido dicho que en política no hay amigos ni enemigos. Existen aliados y adversarios y todos son circunstanciales. Lo siento así en las relaciones personales. Tengo un concepto tan elevado de la amistad que me impide mezclarla con los avatares de la política. A veces me equivoco, pero esas decepciones han sido excepcionales.  No influyen en el concepto básico. Lo mismo sucede con los países. Tienen intereses y sus gobiernos, equivocados o no, están obligados a sostenerlos y defenderlos. Lo que no pueden los gobernantes es confundir sus intereses circunstanciales y transitorios con las conveniencias de la nación, es decir, de los gobernados. Cuando esto sucede, independientemente de las razones, convierten el disimulo y la mentira en el instrumentos básicos para sus propósitos.

América Latina atraviesa una peligrosa coyuntura. No hay otra zona del planeta con mayores amenazas que la nuestra. Se refieren a lo estrictamente político, a lo ideológico, a lo económico y a lo social. Tocas áreas reservadas a lo militar, a la seguridad de las naciones y a la posibilidad de pequeños y grandes conflictos localizados que enciendan la pradera. Hay un viejo refrán de nuestros llaneros según el cual “cuando el monte coge candela, no hay palo pa’ encaramarse”.

El gobierno de Venezuela se proyecta como aliado de sus pares de Cuba, Nicaragua, Bolivia, Irán, Libia y trata, unilateralmente, de exhibir una vulgar relación comercial como alianza con Rusia. Por Caracas desfilan dictadores, genocidas ladronazos y representantes de organizaciones subversivas de varios continentes, incluidos los palestinos más radicales. Son los aliados del régimen.

¿Quiénes son los adversarios, convertidos en enemigos? Pues Estados Unidos, Colombia, Perú, España, Israel y aquellos países con estabilidad democrática, necesitados de revoluciones que den nacimiento al socialismo radical que se quiere imponer.

En las reflexiones de este “preso de Chávez”, lanzo un nuevo alerta por la nueva compra de cinco mil millones dólares en armas a Rusia, en sorpresiva operación que tuvo a Putin en Venezuela por unas horas. ¿Para qué? ¿Contra quién? En la ONU y en la OEA, siguen sin entender la verdadera naturaleza del problema. También son objetivos revolucionarios.

 
Oswaldo Álvarez PazOswaldo Álvarez Paz
Top