La MUD hizo un esfuerzo notable con las primarias

Leopoldo Puchi

Leopoldo Puchi

elepuchi@gmail.com

Flash ROJO

En el mundo actual los jóvenes tienen que aprender a leer bien lo que dice la prensa, porque todas las informaciones de todos los medios vienen sesgadas. Hasta las fotos y las noticias más irrelevantes pueden ser presentadas de mil maneras distintas. La comunicación tiene sus técnicas, si se aprenden, es como ver más claro en la oscuridad. Por eso lo de la “Guerrilla Comunicacional” es una buena idea. Lo malo es que pierdan su propósito y se conviertan también en otro medio de comunicación y propaganda.

El sistema electoral británico es parecido al venezolano, aunque allá sólo hay circuitos y no hay listas. En este momento hay elecciones y compiten los conservadores, los laboristas y los liberales. Estos últimos han tenido un repunte con un estilo anti-política. Sin embargo puede que aunque ganen la mayoría de los votos, sean los laboristas los que tengan más parlamentarios. Los liberales con un 34% que le dan las encuestas obtendrían apenas 151 diputados, mientras que los laboristas con un 27% podrían elegir 241. ¿Ocurrirá algo semejante en Venezuela?

El gobierno ha avanzado en la construcción del PSUV al dotarlo de una definición ideológica clara. Sin embargo, entre los cuadros de procedencia militar persisten dudas en relación a Cuba. Los disidentes del 4-F quizás mantienen cierta audiencia. Y, entre los oficiales activos, ya un grupo se reunió con Henri Falcón ¿Qué fuerza tienen? No se sabe.

Si Rosales regresa y se postula estaría en la cárcel cuatro meses.

Flash NEGRO

De las primarias de la oposición hay algunos elementos que destacar, como la participación de 360.000 electores en apenas 20 circuitos. Si se proyecta al conjunto, da por encima de dos millones como piso de partida. El error abstencionista de 2005 no se repetirá. Otro aspecto es que en los estados donde no hubo primarias hay un ambiente de melancolía que hay que superar con rapidez.

Está claro que los exilados no pueden postularse, pues está el antecedente de Eduardo Lapi. Pero no sucede lo mismo con los presos políticos. Se supone que pueden hacerlo si no tienen sentencia firme. En este caso estaría Manuel Rosales si regresa a Venezuela y lo agarran. Por eso está pensando volver en junio, para las inscripciones de candidatos. Habría poco tiempo para una sentencia. Saldría electo por Maracaibo, y, si el gobierno no logra las dos terceras partes, no le podrían allanar la inmunidad. ¿Se atreverá?

El sector privado debe salir al paso a las acusaciones que se han hecho de que hay empresarios en Margarita vinculados al narcotráfico. Debe dejarse sentado que se trata de una conducta particular, que no compromete al gremio.

En Táchira, los circuitos los ganaron uno AD y el otro Copei. En Carabobo perdió Proyecto Venezuela en el circuito salidor con Miguel Cocchiola. Leopoldo López metió a uno de su movimiento (Marcos Figueroa) en el primer circuito salidor de Anzoátegui, pero su candidato (Carlos Vecchio) perdió con María Corina Machado. En Catia Iván Olivares y Pablo Medina son una buena llave que ganó con el apoyo de PJ.

DESDE LA SALA SITUACIONAL

Primarias y Fuerza Armada

Continúan desarrollándose con intensidad los dos procesos que marcan la vida política nacional: el electoral, en el que se compite por el apoyo de las mayorías; y el militar, en el que se disputa por la hegemonía en la Fuerza Armada. De un lado el gobierno, del otro la oposición. Una simultánea de dos tableros, dos jugadores, cuatro estrategias.

El primer movimiento en esta partida es la selección de candidatos. La Mesa de la Unidad -y en particular Ramón Guillermo Aveledo- ha realizado un esfuerzo notable para alcanzar los acuerdos entre partidos, aunque no son completamente satisfactorios, pues concentran las posiciones salidoras en siete de las dieciséis organizaciones que conforman la Mesa y dejan por fuera a figuras destacadas de la oposición como Enrique Mendoza o Yon Goicochea.

Pero el mayor éxito de la Mesa es el de haber producido, con la realización de primarias en unos 20 circuitos, la sensación de participación nacional en la escogencia de todos los candidatos. Se ha creado un clima favorable y se siente un aliento renovado de participación. El 3 de mayo será el turno del PSUV, con 3.600 competidores en todos los circuitos. Veremos.

En el otro tablero, el militar, el gobierno movió sus piezas el 13 y el 19 de abril. Los milicianos en la avenida Bolívar y el Ejército en Los Próceres son fuerzas de sustento que será difícil de utilizar al modo del 2002, pues parecen inclinarse ideológicamente a favor del gobierno. Pero la oposición no se ha quedado de brazos cruzados y ha buscado cuadrar, en lo ideológico, el terreno militar a su favor. Para ello han colocado el tema cubano como eje de la campaña.

Las jugadas, en los dos tableros, apuntan al 26 de septiembre. Pero existe la tentación, en el seno de ambos bandos, de resolver la disputa por la vía militar. La desconfianza mutua persiste, a pesar de que la oposición reconoció su derrota en las presidenciales del 2006 y el gobierno hizo lo mismo en la consulta sobre la reforma constitucional de 2007. Es posible que esta actitud prevalezca, sobre todo ahora, que el CNE es reconocido por todos los factores, luego de haber organizado las primarias de la oposición. Al parecer, Tibisay Lucena tendrá la última palabra.

 
Top