Las primarias son el 26 de septiembre

Caminando con Carlos

Carlos Lozano
Carlos@carloslozano.com

Este fin de semana se celebraron las primarias de la oposición; salieron finalmente candidatos a competir por las posiciones de diputados a la Asamblea Nacional, pero este domingo no es cuando las cosas se definen, sino cuando la verdadera batalla comienza.

El 26 de septiembre de 2010, se van a enfrentar, en busca de votos, tres grandes opciones, y ésa es la realidad que al final importa.

Por una parte, esa enorme lista que es el chavismo. O sea, el PSUV. Todo el mundo sabe que los candidatos chavistas forman en realidad una sola gran lista elaborada por el propio Chávez. No hay “independientes” ni “simpatizantes” en el chavismo. No hay amigos de líderes regionales, no hay “maquinarias” del PSUV en los estados y municipios. Será la lista de Chávez, es decir, la de hombres y mujeres que van a la Asamblea Nacional a defender lo que Chávez quiera que defiendan, le interese a las regiones y comunidades a las cuales constitucionalmente alegan representar.

La segunda gran opción, es la de la Unidad opositora. No hay que llamarse a engaño. Los partidos bien organizados, tienen la capacidad estratégica, la estructura organizativa, y la capacidad de captación de votos especialmente en las áreas de mayor densidad electoral. Muchos electores votarán por AD, por COPEI, por Primero Justicia, por UNT, por Proyecto Venezuela, por el movimiento que está organizando, nacionalmente, Leopoldo López y que, pienso desde ahora, va a atraer una cantidad importante de votos especialmente en los electores jóvenes y en los sectores populares de gran peso electoral.

El tercer grupo de participantes, seremos los “coleados”.

Hombres y mujeres en todo el país que aunque no tenemos el respaldo de grandes estructuras partidistas, tenemos en cambio años de trabajo diario. Esa experiencia nos da dos cualidades importantes: conocemos a los electores de las comunidades en las cuales hemos venido trabajando día tras día, y conociéndolos, allí mismo donde viven -y donde habitualmente padecen de olvidos e incumplimientos de partidos o gobernantes- sabemos en detalle cuáles son las necesidades por cuya solución deberemos luchar en la Asamblea Nacional.

Por eso los “coleados” podemos dar algunas sorpresas el 26 de septiembre.

 
Top