Un poco de humor

Andrés F. Schmucke G.
andyfsg@hotmail.com

Si me hicieran reír podría olvidarme un poco de lo malo.

“Tanto el matrimonio como la muerte deberían ser bienvenidos: uno promete la felicidad; y, la otra, la asegura”, Mark Twain. Nuestro país necesita humor del bueno en cantidades industriales. El buen humor te mantiene joven, la risa evita las arrugas y nos brinda una actitud más positiva ante la vida, actitud que la mayoría de los venezolanos necesitamos con urgencia.

“Sí, señora, yo estoy borracho. Pero mañana yo estaré sobrio, y usted seguirá siendo fea”, Winston Churchill. ¿Se imaginan que nuestro representante ante el mundo, nuestro Presidente, tuviera un sentido del humor como el del legendario primer ministro británico? Venezuela sería un país del primer mundo, pues el buen humor no es otra cosa sino sinónimo de inteligencia.

“Yo nunca olvido una cara. Pero, en su caso, haré una excepción”, Groucho Marx. Me he dado por vencido, yo soy de los que pensaba que este país iba a cambiar cuando la gente comenzara a ser más amable en el Metro, pero tiré la toalla, eso no va a pasar, ahora sólo puedo soñar con que la gente tenga buen humor.

La risa es un remedio infalible. Quizás no resuelva nuestros problemas, pero seguramente después de reírnos un buen rato lo malo va a dejar de importarnos tanto.



[i] Este artículo ha sido editado por razones de espacio.

 
Andrés F. Schmucke G.Andrés F. Schmucke G.
Top