Una “neo-realidad”

Danilo Arbilla

DANILO ARBILLA
srivero@busqueda.com.uy

(Previamente quiero manifestar mi solidaridad con los colegas que se dedican al humor político, por el asedio y la usurpación de que son víctimas)

Cristina de Kirchner.

Como es sabido, la imaginación no tiene límites y por eso se la llama “la loca de la casa”. Nadie niega, tampoco, que la realidad supere la ficción y que ésta sea producto de la imaginación, por lo cual no es desatinado afirmar que nuestra realidad, en particular la latinoamericana, cada día está más loca. Si no lo creen, piensen en recientes declaraciones de destacados “popes” del progresismo neo-populista de la región.

Supongo que nadie ignora las últimas advertencias del presidente boliviano Evo Morales. Recordémoslas:

– Que comer pollo alimentado con “transgénicos” le provoca a los hombres “desviaciones en su ser como hombre”. Léase como se quiera. Ha habido ya algunas protestas, pero no se sabe todavía lo que opinan los árabes que son los mayores consumidores de pollos del mundo (50 kilos por persona por año) y los estadounidenses y brasileños que le van a la saga (41 y 39 respectivamente).
– Que la calvicie es una enfermedad en Europa, en donde casi todos son calvos. Por un lado me desilusionó un poco, porque yo creía que era un síntoma de virilidad y no una enfermedad. Por el otro, cuando me miro al espejo me veo europeo; tanto que quizás reclame el pasaporte verde de la comunidad.
– Que la madre tierra está enojada (léase terremotos y otros desastres naturales) por culpa de las políticas neoliberales. Hasta ahora no se sabía bien qué era, pero se sospechaba que Adam Smith, Locke, Mills y algunos otros locos ya desde aquellas épocas estaban en algo raro.
– Que los medicamentos occidentales curan un mal pero provocan dos más. También se sospechaba de las andanzas de Pasteur y Fleming, entre otros tantos que se pasan encerrados en laboratorios.

Evo Morales.

Morales explicó además que no bebe un conocido refresco (no lo cito para no publicitarlo) y añadió, muy ufano, que él solo toma chicha de maíz y, atención, únicamente come pollos “criollos” alimentados y criados naturalmente.

“Machazo” el hombre. Pero, ¿lo será tanto como Kirchner?

Recordemos que no hace mucho la presidenta argentina Cristina Fernández, correligionaria de Evo, aseguró que comer cerdo mejora el sexo, y dijo “que es más gratificante comerse un cerdito a la parrilla que tomar viagra”. Y no se quedó ahí, fundamentó sus dichos: “el último fin de semana comí un asado de cerdo con Néstor y no saben… fue impresionante”.

Puede, sin embargo, que no haya sido tan así y que lo que la Presidenta pretendía era fortalecer la candidatura de su esposo, el ex presidente, para el cargo de secretario de la Unasur.

Es que la realidad se ha vuelto tan loca, que todo puede ser

Lo malo es que es en serio. Porque así como Chávez acentúa la censura en Venezuela, Ortega moviliza sus grupos de choque fascistas para atacar al Congreso y la oposición nicaragüense, y Rafael Correa propone a Kirchner para la

Unasur, Evo hace ese tipo de declaraciones que hemos visto y algunas otras como jactarse que cuando algún jurista le advierte que lo que hace es ilegal, él igual lo hace y después le dice a los abogados que si es ilegal que lo legalicen que “para qué están estudiando”.

Confieso que no he podido ubicar en qué parte de la Carta Democrática de la OEA está contemplado ese aspecto tan específico del funcionamiento del sistema de gobierno del que habla Morales. Y debe de estar en algún lado, porque si no habría habido alguna voz de protesta ¿no?
Y no se trata de bromas, son datos extraídos de la neo-realidad que vive el continente.


 
Top