El país reclama posiciones firmes

Carlos Lozano

Caminando con Carlos

Carlos Lozano
Carlos@carloslozano.com

En la oposición venezolana se ha expresado una gran variedad de posiciones. En ese bosque de manifestaciones – en mucho cargado de errores- han destacado algunos por la firmeza de sus posiciones en medio de avatares, trampas, sorpresas…

Henri Falcon

Un ejemplo es Oswaldo Álvarez Paz, quien ha sabido mantener la misma posición de clara diferenciación con Chávez, distanciándose de cierta oposición alegre. Figuras como Rocío San Miguel, Guillermo Zuloaga, Rafael Alfonzo o Lorenzo Mendoza, para sólo mencionar algunos, además de algunos líderes sindicales, se han destacado.

Bien estuvo no sólo que se instalara el Consejo Federal de Gobierno, sino que los gobernadores de oposición asistieran, puesto que es su deber. Mal estuvo que Chávez y el gobierno, vía VTV, hicieran un espectáculo posiblemente prediseñado, donde se destacó justo lo que algunos gobernadores opositores no debieron hacer.

Demasiadas veces han manifestado esos gobernadores su posición enfrentada a las de Chávez, como para aparecer de repente con expresando en sus rostros la mas abierta simpatía. No se trataba de ser groseros, se trataba de cumplir la obligación constitucional – y defender sus derechos- con la formalidad necesarias. De allí a los abrazos y sonrisas hay un trecho largo que no supieron recorrer.

Mucha -e importante a tener en cuenta- la diferencia de comportamiento del  gobernador Henri Falcón quien  demostró mantener la firme posición públicamente tomada: “Presidente, usted insultó al pueblo de Lara y a mi persona” fueran sus palabras, y no le provocaron risas los comentarios de Chávez ni cayó en el juego de palabras que Chávez  usó, inteligentemente, para envolver el ambiente en un aire de acuerdos amistosos.

Fue comprensible que se retirara Henrique Salas Feo del evento, tomando en cuenta su posición y evitando de paso ser convertido en parte de una comparsa armada con quien, al día siguiente, insultó ferozmente a Enrique Capriles, el gobernador a quien el día anterior había dado la mano entre risas.

¿Va a cambiar Chávez su actitud, su estilo y su política autoritaria? No, por supuesto. Chávez simplemente está buscando calmar un poco la molestia de las grandes masas venezolanas, un hecho que realmente le preocupa y para el cual el chavismo no tiene respuestas.

Ganó Chávez, pues, este primer round del Consejo Federal de Gobierno, auténtico show mediático; y ganó también al hacer creer que beneficios que corresponden legalmente a las regiones son concesiones suyas. Ganó Salas Feo justamente por no prestarse al espectáculo y ganó Falcón por mantener con firmeza su posición.

 
Top