Conveniente para Venezuela tener una economía mixta

Leopoldo Puchi

Enfoque
Leopoldo Puchi

elepuchi@gmail.com

Flash ROJO

"Santosencarna a la derecha guerrerista.

“¿Quién coño es responsable de los 1300 contenedores de comida dañados en Puerto Cabello?”. Por decenas se encuentran expresiones como éstas en los mensajes de twitter al Presidente. Hay momentos en que algunas palabras dejan de ser groserías y se convierten en la mejor verbalización de la indignación. Éste es uno de ellos. El trancazo que se siente es más fuerte que el de la especulación de la bolsa. Pero ni un solo funcionario da la cara. La velocidad mostrada en otros casos se convierte en lentitud, parsimonia, trámites y averiguaciones burocráticas. ¿Sociedad de cómplices?

Es verdad que en todas partes del mundo le corresponde al Gobierno y a las policías actuar cundo se altera el orden público. Pero hay diferentes maneras de hacerlo y casos en que se justifica el uso de la fuerza y otros en que no. Ya es la segunda vez que en Curiepe, Miranda, reprimen en la calle. En lugar de dialogar y persuadir se está atacando gente del pueblo, como las enfermeras de la Maternidad Concepción Palacios. Sin la más mínima consideración se les metió en la cárcel y se les imputó, en lugar de la simple detención momentánea, como suele ocurrir en esos casos. De error en error está empedrado el camino del infierno.

A Vielma Mora lo lanzaron y lo retiraron. El entreacto sirvió para despejar la incógnita de la razones de tanto tiempo de silencio y separación. En las declaraciones a Vladimir Villegas quedaron de manifiesto grandes diferencias ideológicas con Chávez. ¿Por qué no las expresó antes?

Flash NEGRO

En Colombia ganó una derecha rancia y guerrerista. Un sector de la oposición venezolana lo está celebrando. ¿Las razones? Primero, la polarización, que lleva a una actitud primaria, la de llevarle la contraria a Chávez. La segunda razón  es el efecto de la campaña de publicidad de la élite colombiana, de penetración de los medios y el mundo del espectáculo. Para esto no escatiman esfuerzos ni recursos. Hay programas de televisión que se dedican por entero a promover la Colombia uribista. Los dueños de los canales han desplazado la programación venezolana, la cual es sustituida por enlatados del país vecino. ¿El Golfo es nuestro?

La tolerancia con la violación de los derechos humanos por parte de Israel ha tocado un límite con la masacre de la flotilla que llevaba ayuda humanitaria a la población cercada de la franja de Gaza. A cuenta de la lucha contra el terrorismo se aplica un doble rasero. Es así como Israel se ha negado a firmar el tratado de no proliferación de armas nucleares y no permite inspecciones en su territorio de su arsenal atómico. Pero ni la ONU ni ningún organismo toman medidas. Tanta alcahuetería no hace sino estimular la desesperación del mundo islámico.

El triunfo de Santos frente al pronóstico de las encuestas marca de alguna manera la importancia de la maquinaria y del aparato de Estado en los resultados electorales. Así que nadie se sorprenda el 26-S.

DESDE LA SALA SITUACIONAL

Tres modelos de propiedad

Con la toma de las instalaciones de la Polar en Barquisimeto, a propósito de un problema secundario, como es el de la ubicación de la zona industrial en esa ciudad, se ha abierto la discusión sobre un tema de primer orden: la propiedad privada de los medios de producción, médula de la sociedad, piedra de toque de los conflictos sociales y punto definitorio de las ideologías políticas. No por casualidad dice el dicho popular “métete con el santo pero no con la limosna”.

En este debate que se ha abierto vale destacar dos opiniones calificadas que se han expresado en los últimos días. Una de ellas la de Héctor Silva Michelena, profesor universitario de izquierda, de formación marxista, quien sostiene que no es viable, luego de la experiencia de la Unión Soviética, un modelo en el que el Estado sea propietario de la totalidad de los medios de producción, por lo que debe propiciarse una economía mixta, con una porción en manos del Estado y otra en manos privadas. La otra opinión sobre el tema es la de Maza Zavala, destacado economista, que no cuestiona la posibilidad de un modelo socialista, pero considera que se debe transitar por una lenta etapa de convivencia de las dos formas de propiedad, la estatal y la privada. Ambos, por caminos distintos, llegan a una misma conclusión: la conveniencia de un sistema de economía mixta.

A este planteamiento de una economía mixta se oponen las corrientes extremas dominantes en el sector gubernamental y en la oposición. Del lado del Gobierno, predomina la idea de una estatización acelerada de la economía, con excepción de la pequeña empresa. De lado de la Oposición (medios de comunicación, empresarios, Iglesia, partidos) prevalece la visión neoliberal, que plantea una privatización generalizada que incluya al sector petrolero.

El debate sobre el tipo de propiedad que debe predominar en la economía está abierto. El asunto no es sólo la Polar, sino el modelo de sociedad que se debe construir. En la actualidad, luego de las nacionalizaciones realizadas, el peso del Gobierno en la economía venezolana es de 30,5%. En una economía mixta ¿debe ser mayor o menor este porcentaje? O tal vez lo importante es definir por áreas y sectores ¿Cuáles deben corresponder al sector privado y cuáles al público? En todo caso, en un debate abierto y se requiere buscar respuestas con mentes abiertas.

 
Top