“A Polar no se le pudren los alimentos”

“Chávez le va a decir al país, que los ricos se llevaron los dólares”.

ABC de Francisco Faraco / Economista, experto en finanzas.


Estamos en presencia de un plan de guerra psicológica en materia económica; FONDEN se ha chupado la bicoca de más de 70 mil millones de dólares sin presentar cuentas; el Ejército es la única y verdadera columna vertebral  de este socialismo, revela el economista, analista financiero y académico.

Manuel Felipe Sierra

Para algunos sus opiniones son demasiado categóricas y radicales y para otros siempre resultan oportunas y certeras. En ambos casos se reconoce su solvencia profesional y su conocimiento directo del sistema financiero venezolano. Francisco Faraco, sometido al acoso de las llamadas telefónicas de periodistas y medios de comunicación en una semana de incertidumbre y expectativa en el mundo de las finanzas, escapa de las respuestas puntuales para inscribir el suspenso cambiario de los últimos días en un escenario mucho más amplio: una batalla en la guerra que libra Chávez contra la sociedad para imponer su modelo político. Estas son las opiniones de Faraco para los lectores de ABC de la semana.

Después de varias semanas de suspenso en materia cambiaria se anuncia un nuevo esquema para las operaciones de divisa.  Más allá de la pertinencia o no de las medidas es evidente que el cese de operaciones tendrá efectos para la economía venezolana

Mira, una situación como ésta ya comienza a reflejarse en los anaqueles de los supermercados. El presidente Chávez decía que  el dólar solamente le interesaba a los ricos, él no tiene la formación económica para comprender que el dólar no es simplemente un billete sino que el dólar está en todo, incluso en el papel donde va aparecer esta entrevista hay dólares incorporados. El dólar importado en esta economía es más o menos el 40% de la producción. Me explico, hay productos que tienen un 80% de componentes importados y otros que tendrán el 10%; pero el promedio es de 40%. Entonces aquí en Venezuela, sin darnos cuenta, consume dólares tanto el pobre, como el trabajador profesional, la clase media y el rico. De tal manera que el dólar cuando se restringe o cuando a la inversa, el bolívar se devalúa, lo que viene siendo lo mismo, se produce un impacto sobre los precios de todos los productos en los anaqueles.

Ahora, me pregunto: ¿Qué ha hecho el Presidente?; ¿Qué ha hecho el Gobierno? El gobierno lo que ha hecho es  diseñar un plan por etapas, pero por supuesto es un plan minuciosamente estudiado y desarrollado, que yo diría, es más bien un plan de guerra psicológica.

Es decir,  lo que esta ocurriendo no es un simple tropiezo o las equivocaciones de una política económica desacertada; tal como suele ocurrir en la economía mundial.

No, en lo absoluto. Esto es un plan de guerra psicológica, no desarrollado por el Estado Mayor alemán pero al igual que aquellos, al final va contra todos nosotros. Todo comenzó con un régimen de control de cambio, dejando una apertura, el llamado mercado permuta; pero prohíben que se hable de cual es la tasa de cambio en este mercado. De acuerdo con ese esquema, uno podía adquirir dólares en ese mercado permuta, pero la permuta no es sino para contabilizar la operación que daba acceso a las personas a la adquisición de dólares. ¿Y para que se adquirían los dólares? Bueno para pagar las importaciones y sacar capital de un país en el cual un modelo político impide un proceso sano de adquisición de capital.

FONDEN no presenta cuentas

¿Por esta vía se ha incrementado la fuga de divisas?

Las ganancias que se obtienen en Venezuela se sacan porque por desconfianza, nadie quiere expandir la capacidad de producción en el país, porque bueno, hay una amenaza, y ya más que una amenaza, una permanente agresión a la inversión privada y a la empresa privada. Nosotros debemos haber importado el año pasado unos 40 mil millones de dólares, de los cuales el 40% se importó con dólares adquiridos por el mercado permuta, en total fueron unos 16 ó 15 mil millones de dólares. Pero además salieron capitales por otro tanto, es decir, el mercado permuta es un mercado hoy día de unos 30 mil millones de dólares al año. Es decir, casi 100 millones de dólares diarios. Entonces se dice, ¡no hay dólares! Y no hay dólares porque a pesar de los grandes ingresos de divisa extranjera, del primero de enero a esta fecha, han bajado las reservas en 11 mil millones de dólares, de los cuales 7 mil millones el Banco Central de Venezuela se “los donó” al presidente Chávez, a través de ese instrumento gubernamental que se llama FONDEN, que se ha chupado la bicoca de 70 y tantos mil millones de dólares, de los cuales nunca se han presentado cuentas. Nadie sabe que ha hecho Chávez con ese dinero.

Este tema de FONDEN sin duda alguna constituye un caso insólito en el manejo de los recursos públicos

Es un caso con antecedentes en Zimbabwe, la antigua Rodesia del sur, el país más atrasado del mundo. Pero hay que entender que en Venezuela vamos a un esquema distinto con relación al tema de los dólares porque el presidente Chávez combina los problemas económicos con los problemas políticos.

Y aquí vamos a la llamada “solución final”, ¿Cuál es la solución?, la solución es que los ricos devuelvan los bonos que compraron, porque la República se los vendió porque tenía necesidad, se los vendió en bolívares pero quedaron denominados en dólares, es decir que el gobierno tiene que pagarlos en dólares.

Chávez no siguió adelante con la amenaza que hizo de una ley que obligaría a la venta anticipada sin ninguna definición, Venezuela como país caía en un default técnico con sus acreedores internacionales, y toda la deuda venezolana, es decir, los 65 mil millones de dólares que debemos, pasaría a ser de plazo vencido y exigible de inmediato. En otras palabras, nuestros acreedores se cobrarían embargando: “barco que salga, barco que se embarga”. Chávez se echó para atrás y se fue a los bancos a decirles que tenían que devolver esa plata y hace esas llamadas ridículas a los banqueros, esas que vimos en un programa televisivo. Es verdad que el gobierno tenía que tomar una decisión pero ese no era el camino.

Para se trata de una guerra psicológica contra la sociedad.

¿Y esa decisión es correcta, es acertada y oportuna?

De acuerdo con la ley, y eso es muy vigilado por la Superintendencia de Bancos, las entidades bancarias no pueden tener mas allá del 30% de su patrimonio en moneda extranjera. Los bancos tienen 33 mil millones de bolívares de patrimonio, el 30% son unos 10 mil millones, o sea, ellos pueden tener, el equivalente a 10 mil millones de bolívares, en posesiones de moneda extranjera. ¿Qué es lo que le pasa al Presidente Chávez? él divide entre 2,30 como si los bancos hubiesen comprado esos papeles a 2, 30, entonces dice que ellos tienen 5 mil millones pero eso no es así, el tipo de cambio histórico de esos papeles es de 4,50. Siendo así lo que hay en los bancos a costo histórico, son unos dos mil 200 ó dos mil 300 millones de dólares. Pero resulta que los papeles, los bonos venezolanos, no valen 100%, en el latinoamericano lo que más ha caído en el mercado bursátil es el papel venezolano, pese a que somos uno de los países que más exporta, o sea, que exporta diariamente. Pero el deudor es el Estado, y a quien le ingresa el flujo es al Estado, es decir, a ellos le ingresan dólares todos los días. Sin embargo el global 27, que es el marcador venezolano, está en 65 y estos que tendrán una maduración más breve, están en 75. Ello quiere decir que de los 2500 millones  que hay a valor histórico contable, ellos pueden sacar 1.700 millones en cash. Que es lo que se ha hecho al importar pero eso no cubre lo que se ha represado en necesidades de importación hasta la fecha. Entonces, ¿Qué es lo que está armando Chávez? Bueno, lo que siempre arma: una trampa, él le va a decir al país que este esquema no funciona porque los ricos no quieren entregar los dólares. Pide lo imposible para después culpar a otros de sus propios errores.

Aquí nadie habla de “PUDREVAL”

Y dirá que los ricos no sólo se han llevado los dólares sino que se  llevaron los que quedaban, es decir, que “rasparon la olla”.

Exactamente, pero aquí nadie habla de “PUDREVAL”, nadie va a hablar de las enormes comisiones, de los gastos militares, de los regalos a Nicaragua, los carros para Evo Morales, los aviones para Cristina Kirshner,  del gigantesco subsidio a Cuba, a África y a Oceanía, ni la gasolina que regalamos en Nueva York y en Londres. Entonces eso es lo que está buscando Chávez, quien simplemente tiene como objetivo montar en Venezuela la dictadura perfecta para los militares. La única columna vertebral real del socialismo, es el Ejército.

En Cuba, y tengo que mencionar Cuba, o en Corea del Norte, los únicos que comen y se visten son los militares; en Cuba el 62% del Producto Interno Bruto lo generan empresas controladas por el Ejército revolucionario. En Corea del Norte, toda la ayuda Internacional en forma de trigo, arroz y otros alimentos, va a los almacenes militares y los primeros que lo agarran son los militares. Este es el verdadero  diseño de Chávez, todo lo demás es engaño.

Chávez acabó con las instituciones, aquí no hay ni siquiera Asamblea Nacional porque la han prostituido los que la integran; aquí no hay Tribunal Supremo de Justicia; aquí no hay Poder Electoral; aquí no hay Poder Moral, y el Ejército ha sido penetrado por la ideología comunista cubana.

¿Hasta es posible mantener un esquema de este tipo? Ya se conocía su inviabilidad teórica pero ¿hasta donde es posible forzar una situación como ésta?

Chávez va hasta el final; hasta donde pueda llegar; hasta donde lo permitan las circunstancias. Chávez se consiguió con Polar, que es el corazón mismo de Venezuela. Es la única industria privada importante del país; está en el sector alimenticio; tiene los mejores canales de distribución; son realmente los que llevan la harina pan, la cerveza, el arroz y muchos otros alimentos, hasta la última bodega del último pueblo. No es PDVAL ni MERCAL, es Polar. Y además a Polar no se le pudren los alimentos.

Entonces, se da cuenta que contra Polar tiene una enorme dificultad. Allí corre un riesgo y hace como los alemanes en la Segunda Guerra Mundial; le da la vuelta al asunto. Entonces en una estrategia militar elementalísima comienza a invadir y a ocupar lo que está detrás de Polar, su retaguardia. Por eso invade y expropia comercios en Quinta Crespo, y vendrán seguramente, otras medidas similares.

El ataque a Polar es como el punto final y quizás el más importante de una arremetida que desde hace años ha dado cuenta de fincas productivas, lugares de almacenaje, empresas de distribución de productos básicos, etcétera.

Si, ¿eso para que? Es la pregunta, pero el caso de Polar esta claro, se trata de cortarles las líneas de distribución a los mayoristas. Ya por ejemplo el comerciante de Quinta Crespo que compraba al mayor el arroz a Polar, ahora es un rojo rojito. ¿Eso en que se va traduciendo? En una merma permanente de productos en los anaqueles de los supermercados porque estos no pueden cubrir la demanda. Además su propósito es destruir, no tienen capacidad ni interés para hacer otra cosa.  Este es el  cuadro dramático que enfrenta el país.

Eso en el ámbito económico, pero la confiscación social se esta dando aceleradamente en todos los espacios.

Si, por supuesto, ya Chávez puso una piedra inmensa en lo que respecta a la libertad de expresión, se creó el “CESNAS” y bueno, va a las elecciones del 26 de septiembre, con una ventaja para él de por los menos 15 diputados por la ley electoral que hizo aprobar; según la cual Delta Amacuro mete más candidatos que el circuito Este que integra a Baruta, Chacao, Leoncio Martínez y el Hatillo; y esto se refleja en todos los campos de la vida nacional.

¿Por qué Chávez ha podido avanzar para imponer un modelo que es claramente rechazado por la mayoría de los venezolanos?

Esta es la pregunta; seguramente porque somos una sociedad muy débil, débil en cuanto a desarrollo emocional; es una sociedad que se puede considerar adolescente. Hemos vivido como unos adolescentes, dependientes del Estado, así como los adolescentes viven de la familia. Aquí la gente no busca resolver sus problemas, sino que marcha para que alguien se los resuelva.

Y lo que agrava la situación es que quienes pretenden ser dirigentes políticos se han refugiado detrás de un micrófono, pero eso no es así, la política no es así, la política es un trabajo de boca a oreja, es un trabajo de cuerpo a cuerpo; el político de verdad es un hombre o una mujer que prácticamente se bate cuerpo a cuerpo; y se bate en cualquier terreno, por eso fue que Betancourt, Caldera y Villalba hicieron partidos, porque eran ellos más su gente que conocían la manera de hacer política, sin miedo y corriendo todos los riesgos.

 
Top