“BARRIO ADENTRO” RINDE CUENTAS SOLO A FIDEL CASTRO

Rafael Orihuela “Se abandonaron los planes preventivos”

No hay control eficiente de las epidemias; la campaña contra el dengue y el mal de chagas son puramente propagandísticos; apareció la “fiebre mayaro”; y la Ley de Salud que discute la AN es peor que la de Corea del Norte, dice el conocido sanitarista y profesor universitario Rafael Orihuela.

Manuel Felipe Sierra

El dengue avanza en todo el país. La reaparición del mal de chagas y ahora de la “fiebre mayaro” ponen en claro la insuficiencia de las políticas sanitarias del régimen. Es sólo un aspecto demasiado grave por supuesto, de la problemática del sector salud. Se agrava el colapso de los hospitales y centros de atención especializados mientras se acelera la descapitalización profesional por la fuga masiva de talentos y especialistas hacia el exterior. Rafael Orihuela catedrático universitario, exdirector del Instituto de Medicina Tropical de la UCV, exministro de Sanidad; ofrece un dramático balance de la salud publica para los lectores de ABC de la Semana.

El rebrote de enfermedades endémicas es un fenómeno grave. Hay desbordamiento de dengue, reaparición del mal de chagas y otras enfermedades que habían sido erradicadas. ¿Qué política se aplica en este momento para enfrentar estas emergencias?

El combate de estas endemias se apoya en dos factores: el primero la educación sanitaria, es decir, hacer que la gente participe para detenerlas y el segundo, las medidas que se deben tomar desde el Estado como los planes de fumigación para progresivamente disminuir el nivel de los agentes  transmisores sean mosquitos, o sean chipos como en el caso del mal de chagas.

En todo caso, ¿es importante la participación y la acción de la ciudadanía?

Si, claro que si. Debe existir suficiente educación sobre los alcances del problema y como se debe atacar. Por ejemplo, en el caso del dengue esta clara la desidia del Gobierno, la falta de iniciativa  para anticiparse a los problemas; este ha sido un rasgo presente en los últimos diez años. En este caso es necesaria la participación de la población, y te voy a poner la situación más sencilla: si vives en una casa o en un rancho y tienes alrededor una cantidad de cosas que forman parte del ambiente para la enfermedad y si no limpias esos lugares, que es la única manera de espantar a los mosquitos, habrá un alto riesgo de que la enfermedad se propague; esa es una tarea de la familia o los habitantes del sector. Luego esta el asunto de la fumigación que tiene cierto arte, hay que saber lo qué se hace, cómo se hace, con qué lo haces y a qué hora lo haces; esté aspecto el Gobierno lo ha tomado como un asunto de propaganda. Fumigan al medio día para que de esta manera los medios de comunicación puedan cubrir la actividad. Pero ello es sencillamente inútil, porque estos mosquitos pican al final de la tarde o muy temprano en la mañana, entonces, estos operativos son   una botadera de plata y una pérdida de  tiempo, además de insecticidas sin que pueda esperarse ningún resultado. El otro punto, es el control de los insectos transmisores como el chipo y en el mal de chagas para ejercer con una vigilancia continua de las casas en cuyo interior se conoce la existencia de estos insectos.

El sector salud requiere de una inyección de moral porque está sumamente deteriorado por la corrupción.

“Son planes epilépticos

¿Cómo se detecta en el caso del chipo?
Hay toda una práctica, una especialización que se consolidó en el llamado periodo “Gabaldón” (cuando fue ministro Arnoldo Gabaldón) en el que participó y colaboró mucha gente. Tu tienes unas cuadrillas de especialistas   que conocen al chipo, ellos saben cual es el que pica y el que no pica, el que transmite y el que no transmite y de esta manera se erradicó este mal en el centro del país, donde llegó a ser un problema de salud publica. ¿Cómo se erradicó? Aplicando dos grandes políticas: una era esa, el índice de infección de chipos en la casa, es decir, si tengo tres chipos en la casa no hay problema pero si tengo mas de diez si hay riesgo, entonces, sencillamente como voy mapeando y anotando, esta última casa la fumigo y mato esos chipos y se acaba el problema. Eso se hizo sistemáticamente durante más de cuarenta años y el mal de chagas prácticamente se redujo a cero en las zonas rurales. ¿Qué paso en estos últimos diez años? Bueno, que eso se descuidó, mas nunca se hizo seguimiento del problema hasta que en la Universidad de los Andes y en la UCV  hicieron varias investigaciones en Cojedes,  Portuguesa, Guárico, Trujillo y encontraron que prácticamente, todas las casas estaban llenas de chipos. Eso quiere decir que muchas personas con el tiempo van a ser afectadas por la enfermedad. En Caracas, los brotes que se han detectado de contaminación de alimentos también tienen que ver con eso porque los chipos son atraídos por la luz blanca y se han domiciliado. Para enfrentar este problema hay que hacer un plan y comenzar a trabajar diariamente, de manera sostenida y no del modo epiléptico como se trata ahora.

Hablamos del dengue y del mal de chagas y todo conduce a pensar que el surgimiento de estas enfermedades tiene una sola razón: el abandono de políticas sanitarias.

Exactamente, estos planes se abandonaron. Un ejemplo grafico es lo ocurrido con la escuela de Saneamiento Ambiental que funcionó en Maracay durante cincuenta años y fue creada por Gabaldón cuando comenzó la lucha contra estas plagas en los años cuarenta. La fueron liquidando poco a poco; le redujeron presupuesto, abandonaron las instalaciones y no se ocuparon de nada. Te pongo un ejemplo: la fiebre amarilla que es una enfermedad que se controla cuando comienzan aparecer las muertes de araguatos, y que es medida por las llamadas “Estaciones de Vigilancia y Control” se descuidó totalmente; la epidemia que se registró en el año 2004 tuvo que ver con que el observatorio de Casigua del Cubo, un pueblo zuliano en la zona del Catatumbo, fue abandonado, allí no quedo ni siquiera una persona. Bueno y hubo la epidemia. Al mismo tiempo el gobierno comienza a inventar programas como el llamado “Control de Vectores Modernos” ¿Qué se hizo con este proyecto? Convocaron a un grupo de cubanos para que lo hicieran, lo presentaran y formularan un proyecto de cuatrocientos millones de dólares que produjo la alarma de los sanitaristas serios del país que protestaron, se hizo casi una huelga y el Gobierno se vio obligados a revisar el costo del proyecto y lo rebajaron a ciento veinte millones lo que te refleja que allí había de todo, sinverguenzura, corrupción, etcétera.

¿Esta en práctica el programa de Control de Vectores Modernos?

Yo no se si está, ni que hace con todos estos casos, con la epidemia de malaria en el estado Bolívar que alcanzó cifras inconmensurables en la zona sur de país y esta cosa que acaba de aparecer que se llama la “fiebre de mayaro” que es una enfermedad viral, parecida al dengue, se puede decir que es un dengue con artritis, tal como la definen los médicos y que se transmite como la fiebre selvática por mosquitos que pican en zonas rurales. Esta “pava” no se había visto en Venezuela sino hasta el año 2004. Ya tenemos muertes por encefalitis equina que anuncian el riesgo de una nueva epidemia como la que se vivió hace varios años. ¿Qué pasa? Muy sencillo, existe un descontrol absoluto para el control de endemia que es justamente la responsabilidad del llamado programa Control de Vectores Modernos.

“La ley de Salud que estudia la AN es peor que la de Corea del Norte”

¿Dónde se ha registrado la Fiebre Mayaro?

En América, se han registrado casos en Brasil, Panamá y Bolivia; aquí  el doctor Jaime Torres que dirige el Instituto de Medicina Tropical detectó unos casos en la zona de Barlovento y el hecho fue publicado, fueron seis casos en una familia en el año 2004 pero ahora se ha creado un verdadero alboroto con mas de 90 personas afectadas, incluso se dice que hubo dos muertos, cosa que el Gobierno ha negado. Para completar, un médico cubano que estaba en la zona de Portuguesa fue trasladado para Apure y se llevó la fiebre para allá y ya se detectó un caso la semana pasada. Ello refleja la ignorancia de los mapas epidemiológicos de quienes están dirigiendo el sector salud.

¿Qué tiene que ver con todo esto la misión Barrio Adentro en alguna de sus fases?

“Barrio Adentro” tiene cinco años mas o menos y es un fiasco; un engaño. Fue una medida electoral y la mejor muestra de que es un fiasco, es que allí no se maneja ninguna información con certeza. Barrio Adentro no informa a las autoridades de salud venezolana sino a Fidel Castro. Es un pozo sin fondo, inauditable, allí se pierde un dineral todos los días y no se tiene ningún tipo de resultado positivo. Se supone que a través de ese sistema de atención primaria se resolverían problemas básicos por ejemplo los partos, porque los partos normales deberían ser atendidos en las instalaciones de esta misión, pero: ¿cuál es el resultado? En el año 2007 Barrio Adentro atendió mil ochocientos partos, cuando ese año en el país nacieron cerca de seiscientos mil niños, es decir, que ese programa no sirve para nada. Otro punto clave es la vacunación; los niños deben ser vacunados periódicamente para protegerlos de numerosas enfermedades; recientemente se conoció un censo nacional que no recogió ni siquiera un 7 por ciento de niños vacunados, esa cifras bastan para demostrar que Barrio Adentro es un desastre.

“El primitivismo recolector”

Hablas del fracaso de la misión Barrio Adentro y de que esta solo le rinde cuentas a Fidel Castro. Durante años se dijo que el comunismo cubano y el comunismo soviético negaban la libertad y los derechos humanos pero eran reconocidos por sus avances en materia de educación y salud. ¿No sera por eso que Chávez confió el tema de la Salud a los médicos cubanos?

Sostengo que Chávez es un buen ejemplo de los que se llama “el primitivismo recolector”, que es una cosa que intelectualmente está antes del fuego, antes de que se pudieran consumir alimentos cocidos, el tiempo de Adán y Eva. Ese criterio, esa venta propagandística que hicieron durante años los países comunistas y después Cuba, es un gran fraude. No existe ningún asidero real para pensar que esto pueda servir para algo, la prueba mas contundente es que Cuba es un país absolutamente inviable, muerto de hambre, ha tenido epidemias de ceguera con hambre, un país que llegue a esos extremos no le puede dar ningún tipo de aprendizaje a nadie. Pero como Chávez es un inocente que está creyendo que esa cosa es verdad, que el comunismo es una maravilla, que la Unión Soviética no cayó no porque no sirviera para nada sino porque no la dirigieron bien, entonces, inventa estas cosas; se trae a los cubanos y ya vemos las tortas que están poniendo junto con los venezolanos afectos al gobierno. Es una torta tan grande que no soporta ninguna medición, ni evaluación. Cuando se hace el balance entre la inversión que se ha hecho y los resultados se demuestra que es un pozo sin fondo en la caja negra de la salud en Venezuela. Esto que vemos con los medicamentos podridos no es casual, es sencillamente, dejadez, ignorancia y corrupción que constituyen partes de un mismo y grave problema cuyas consecuencias termina pagando el venezolano.

Con tu experiencia como ex ministro de sanidad, médico e investigador de enfermedades tropicales, ¿Cuáles serian las medidas urgentes  para enfrentar el problema de la salud?

He dicho que primero se deben sacar los militares del sector y que hay que mandarlos hacer cosas en su área no en ésta; y en segundo lugar hay que sacar a los cubanos porque ellos son unos “metiches” que han complicado el problema de la salud porque han inventado un sistema paralelo ineficiente que anarquiza aun mas la atención de la salud publica. Yo los llamo los médicos “tapamarilla” que son para todo uso, pero al final no resuelven nada, E sector requiere de una inyección de moral porque esta sumamente deteriorado por la corrupción que campea por todas partes. Habría que buscar a venezolanos ilustres, sabios y capaces de presentar ofertas, soluciones y colocarlos un tiempo al frente de los organismos de la salud.

Hay mucha expectativa con las elecciones parlamentarias del 26-S. ¿Cuáles serian las líneas de una agenda legislativa efectiva para el sector Salud?

Estamos amenazados con una Ley de Salud que no han terminado de aprobar pero que es peor que la de Corea del Norte, que centraliza todo, que expropia todo, es decir, que todo pasa a manos del estado, que incluso liquida los seguros HCM que han medio “parapetado” a las personas vinculadas con el gobierno en la administración central y descentralizada. Todo eso sera cambiado por la ineficiencia y la ineficacia. Creo que existe una posibilidad de que la nueva AN recupere los mecanismos de control que hoy se hacen más necesarios que nunca en materia de Salud.

 
Top