EL QUE MUCHO ABARCA…

La Pequeña Política
Espantapájaros
Avizor.uno@gmail.com

“Lo que por estar yo siempre en el mismo sitio,  no veo y otros ven, lo trato de compensar pensando en lo que otros, por andar de rama en rama, quizás no alcanzan a pensar.”

Escrito para gente inteligente

Ahora si que te has complicado, Águila Uno, y cada día en tu desesperación te enredas mas. Ya te lo dice Diehl en esta edición del semanario, has convertido a Venezuela en el único país de América Latina con una economía colapsada. Los demás están boyantes. Y tú nadando en dólares con chapaletas pero te sigues hundiendo.

Además bajo tu conducción, gobernando a distancia, a mucha distancia del pueblo que te eligió, allá arriba, arribota, en tu escondite de muda, llevarás a Venezuela al nivel de inflación más elevado del mundo. Y bien lo señala Diehl, con la medida que tomaste de eliminar las Casas de Cambio y monopolizar le venta de divisas, porque tú te crees el único pajarraco honesto en el país, el único que sabe, ahora vas a crear un cuello de botella peor, caerán las importaciones, habrá más escasez y fabricarás un mercado negro gigantesco que servirá de marcador de los precios que tendremos que pagar. Pagar Uds., claro, porque yo, aquí en el descampado, muy poco necesito. Pero cuidado, Águila uno, que el que mucho abarca….

El capitalismo lo derrotó

Y sabes algo, te vi como descompuesto en la entrevista que te hizo el Musiú de la BBC. No sé si son cosas mías, pero tus argumentos eran huecos. Imagínate tu eso de decirle a ese periodista que bastante trabajo le debió costar para no reírse, que el colapso de la economía venezolana se ha producido por culpa del capitalismo. O sea que un gobierno socialista como el tuyo, Águila Uno, que me perdonen todos los socialistas del mundo por calificar tu gobierno de socialista, pues bien, ese gobierno tuyo que se pavonea de su Socialismo del Siglo XXI, ha colapsado al país… pero la culpa es del capitalismo. Porque el capitalismo te paga demasiado barato el petróleo, así dijiste. Tremenda coba, mi querido pajarraco. O sea que Caldera, con su capitalismo anticuado, logró mucho más con su petróleo a $ 7,00 que lo que tu socialismo de avanzada puede hacer con un petróleo a $ 70,00. Tremendo fracaso, Águila Uno, y lo peor es que no te diste cuenta de lo que decías, que tú mismo admitiste el fracaso de tu revolución ante una audiencia mundial. Y a confesión de partes….

Solidaridad socialista

Pero eso no es lo único ni mucho menos lo peor. Lo peor, lo trágico, lo terminal, es el gigantesco negocio de los contenedores de alimentos podridos. Negocio de divisas, negocio de almacenaje, negocio de transporte y vaya usted a saber. Por cada dólar que le daba CADIVI a la mafia de los alimentos,  se ganaban entre diez y veinte dólares. Todavía no he terminado de sacar la cuenta. Pero por ahí van las cosas.

Y lo peor es que demostraste al dejarlo continuar en tus propias narices una de dos cosas. O que estas ciego, además de desplumado y sin garras, o que no te importa un bledo lo que le pasa al pueblo. Y la peor vergüenza la confirmó Roger Santodomingo, quizás porque fue a Santo Domingo que enviaste alimentos como ayuda humanitaria, léase bien, AYUDA HUMANITARIA, para socorrer a los damnificados del terremoto de Haití. Pobres negros, habría dicho Gallegos.

Y a Cuba también los enviaste AYUDA HUMANITARIA dizque para que Fidel los reprocesara porque no son alimentos para comercializar sino para dárselos a la gente a comer. Después de todo, habrás dicho tú y también Fidel, que barriga llena de lo que sea, corazón  contento o lo que es lo mismo: lo que no mata engorda.

Tremenda solidaridad la tuya. Pero claro, como te tengo afecto, como se lo tengo a todo el que tiene plumas, a pesar de que las tuyas, tus plumas, están mal y con la muda vas muy pronto al recambio, te tengo que dar el beneficio de la duda. Estás ciego, Águila Uno. Santo no eres, eso lo sé desde que naciste, pero bobo tampoco.  ¿Cómo te dejaste meter ese strike, ese rabo e cochino?  Porque la hedentina de los contenedores es insoportable, recorre todo el país, avergüenza a tus seguidores, y asquea a ese pueblo al que tanto le prometiste y hoy no encuentra en los anaqueles alimentos que comer.

La rompehuesos que no sirvió

Claro, pero entonces para tapar la hedentina, la cogiste con Zuloaga. Porque ese es más ladrón que la mafia de los alimentos, a esos los proteges, comenzando por el primo del Chacal, que cuando menos la puso. Y lo atacas, a Zuloaga, porque estaba aguantando unos vehículos para poderlos vender cuando subieran los precios, eso alegas en tu acusación. Pero le dejaste ver las patas al caballo cuando a la vez mandaste a intervenir el Banco Federal, cuyo dueño realmente no tiene un pelo de tonto. Pero tus asesores como que sí, o se las dan por parecer despistados, porque siendo que Globovisión es propiedad de Zuloaga y Mezherane, el dueño del Federal, se vio clariiito que lo que querías era armar tremendo escándalo que te permitieran sacar los contenedores de  los titulares de primera página. Pero resulta que de nada sirvió. Porque los contenedores siguen saliendo en primera página, y cada día aparecen más y en los sitios más dispares, y cada vez que aparece uno, hasta del Mundial se olvida la gente.

Y  otra cosa, la suerte de Zuloaga y Mezherane le importa un bledo al pueblo que tu quieres que vote por ti. En cambio, la comida podrida, le pega de lleno en al estomago del pueblo que ve los anaqueles vacíos.

Pero lo peor es que no te has dado cuenta. El escándalo que armaste metiéndole la rompehuesos a los dueños de Globovisión, se ve y se oye. En cambio, el escándalo de la Mafia de los alimentos en la cual me dicen que está metido medio gobierno, además de verse y oírse, hiede… y es inaguantable el hedor.

Total Águila Uno, te descubrieron el escondite, el tuyo y el de tus contenedores, que son mil veces más en número y valor que los carros de Zuloaga, y no tienes para donde coger. Tanto que voy a permitir una palabra que por respeto a mis pájaros y pajaritas, nunca utilizo, pero sé que comprenderán que esta vez no la puedo evitar. Águila Uno, pajarraco mayor, rey de las alturas… estás jodido.

Ahora para disimular – y también desmentir esos dos pajarracos avispaos de la Asociación Bancaria- vas a intervenir dos bancos más. Son los rumores que me traen las brisas del lago.  Pero recuerda que en finanzas un clavo no saca otro clavo. No juegues con fuego Águila Uno. Te lo repito, estás jodido.

¿Qué diría Guzmán Blanco?

Y si no me lo crees, reléete tus manuales de guerra. Cuando el momento está a favor, como lo ha estado en tu favor por tanto tiempo, hasta tus más cobardes se la dan de valientes. Pero cuando los vientos cambian de dirección, y el momento se mueve en tu contra, hasta los valientes, tus valientes, callan. Callan por si acaso. Algo así decía aquel famoso guerrero que fue Sun Tzu. Pero se cuenta de un presidente venezolano del Siglo XIX que era gallero de afición, un buen día, viendo que las cosas se le venían encima, decidió marcharse a Paris. Y sabes,  Águila Uno, lo que le dijo a su mujer, no lo recuerdo exactamente, pero más o menos va así. “Ana Teresa, hay que hacer maletas. Ya aquí en Caracas hasta las gallinas están cantando como los gallos. Mejor nos vamos.”

Y aquí me da la impresión que está ocurriendo algo parecido. Con todo lo que haces para asustar a la gente, muy pocos te tienen miedo. Saben que estás en tiempo de muda. Que tu pico ya no pica, que tus garras ya no agarran, y que tus pesadas plumas, alto no te permiten volar.

Posdata.  Envío un fuerte abrazo al Pájaro Negro, mi pajarraco valiente.  Otro que está dando ejemplo de pundonor y dignidad.

 
EspantapájarosNo photo

Un Comentario;

  1. enrique lara said:

    Eso todo el mundo lo sabe y los venezolanos tambien pero es que los compatriotas de venezuela le pegan a lo del masoquismo no hay otra esplicacion….

Los Comentarios han sido cerrados.

Top