En el caso de “Pancho Pérez” se ha tomado una decisión perversa

“Se profundizará la acción de la Comisión Nacional de Protección para los Periodistas -CONAPRO- estableciendo funciones y tareas a ser cumplidas, con miras a tener permanente información de cada región, en cuanto a agresiones, amenazas a periodistas y medios.”

La creación del CESNA implica el cierre de la información oficial; la constituyente propuesta por el chavismo significaría la “expropiación del gremio”; y el cierre de Globovision seria el paso definitivo hacia la “hegemonía comunicacional” señala la nueva presidenta del CNP Silvia Alegrett.

Manuel Felipe Sierra

Hace dos años un grupo de periodistas, en su mayoría de las nuevas promociones, encabezados por William Echevarría, asumieron la tarea de revitalizar el CNP después de un largo periodo de inexplicable inacción. Más allá de las actividades organizativas y reivindicativas se trataba de enfrentar una agresiva política oficial dirigida a liquidar la libertad de expresión. El 10 de junio del presente año se realizaron nuevas elecciones y se renovó el equipo directivo luego de una intensa campaña electoral de varias semanas. Silvia Alegrett, quien fungía de Secretaria General de la directiva saliente, resultó electa como presidente propuesta por la plancha 1 “Periodistas y Punto”. Sobre sus planes y la situación de la libertad de expresión en el país, Alegrett conversa para los lectores de ABC de la Semana.

Tu reciente elección como presidenta del Colegio Nacional de Periodistas coincide con una nueva arremetida del régimen contra los medios y los periodistas. ¿Existe conciencia en el gremio sobre la gravedad de los retos en esta nueva etapa?

Lamentablemente no, creo que un alto porcentaje de los periodistas de este país siguen sin entender la grave situación en la que se encuentra la libertad de expresión; el peligro que hay de una “hegemonía comunicacional”; y el peligro de la imposición de una constituyente, para eliminar la profesionalización y convertir a todos los periodistas en propagandista del régimen de turno.

¿Cuáles son los aspectos más importantes en un balance de dos años de gestión después de una larga etapa de pasividad del CNP?

Sin duda,  la reactivación de las 26 seccionales que conforman el  colegio. En casi todas ellas se han organizado actividades en el área de mejoramiento profesional, para lo cual se establecieron alianzas con universidades, empresas y entes regionales para el apoyo de cursos, talleres y seminarios. Así mismo, se lograron acuerdos con laboratorios y clínicas para ayudar en el área de salud. También las seccionales han logrado alianzas con la empresa privada para obtener descuentos en útiles escolares, medicinas, juguetes, entre otras cosas. Hasta en algunas seccionales se logró obtener terrenos para la construcción de viviendas para los agremiados. Ello no ha sido fácil, fueron demasiados años de inactividad en la mayoría de las seccionales, pero sigue faltando mucho por hacer.

Pareciera que es firme la decisión de sacar a Globovisión del aire. ¿Ello qué significaría después de lo ocurrido con RCTV y decenas de emisoras?

Sería fatal para la libertad de expresión, significaría el cierre de una ventana por donde la ciudadanía recibe información y por donde a su vez los ciudadanos se expresan. Sería una paso firme hacia la “hegemonía comunicacional”.

Con el caso del periodista carabobeño Francisco Pérezse estaría sentando un precedente “terrible” para la libertad de opinión y de expresión.

“El CESNA es inconstitucional”

¿La creación del Centro de Estudio Situacional de la Nación (CESNA)  en tu opinión  como se ha dicho establece una censura propia de las dictaduras  militares?

Se formalizó lo que en la práctica se da todos los días: el cierre de la fuente gubernamental; la Constitución prohíbe la censura y la restricción al acceso a la fuente de información inclusive, durante estados de excepción por lo tanto el CESNA es inconstitucional, pues no puede declarar como reservado o clasificado ninguna información. Es muy grave que el CESNA no sólo procesará información de entes del Estado sino también de la sociedad, esto podría significar que alguna información obtenida por un periodista que el gobierno considere no conveniente sea reservada, impidiendo que la sociedad se entere de esos hechos. Cabe aquí entonces la pregunta, ¿Si se hubiese estado aplicando el CESNA al momento que se descubre el primer container de comida podrida se habría impedido su divulgación?

¿Cuáles son lo efectos en el gremio de la autocensura generada por las medidas represivas aplicadas en los últimos años?

Para muestra un botón, sin método científico y solo con la simple observación: ¿Cuántos programas de opinión tenían Televen o  Venevisión y cuántos tienen ahora?; ¿Cuántos programas de opinión había en las radios y cuántos quedan?; ¿Cuántos programas habían que tenían micrófono abierto para que los oyentes opinaran y cuántos hay ahora?

El caso del periodista Pancho Pérez de “El Carabobeño” es emblemático y a partir de él puede criminalizarse la opinión disidente.

Es en verdad una decisión perversa. Una vez más se ve claramente como el sistema judicial es utilizado por el gobierno como método para amedrentar a la ciudadanía. Por supuesto si esta sentencia es ratificada en las instancias superiores del Tribunal Supremo de Justicia, se estará sentando un precedente terrible para la libertad de opinión y para la libertad de expresión.

“Con el cierre de Globovision se liquida la libertad de expresión”

La mayoría de los casos que se han denunciado en estos dos años de gestión, además de haber sido llevados a la Fiscalía General de la República, fueron elevados ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y forman parte de los informes emitidos por esa instancia internacional.

¿Cuáles son los riesgos que enfrente el CNP como organismo?

La constituyente que están promoviendo personas que se dicen periodistas pero que no han alzado su voz para defender a los colegas cuando han sido vejados por el propio Presidente de la  República, o han sufrido heridas, insultos, o simplemente han quedado en la calle por el cierre de medios. Esto nos da una idea hacia donde se encamina esta constituyente.

¿Tiene viabilidad la idea de esta constituyente periodística y hasta dónde es cierta la amenaza contra la existencia de los gremios?

Este gobierno se ha caracterizado por imponer sus ideas, negando la posibilidad de opinar a las partes interesadas. El gremio no está de acuerdo con una constituyente y por ello los que tratan de imponerla, no se atrevieron a medirse en el proceso electoral pasado. Si la llegaran a imponer sería una simple expropiación del CNP, pues en nuestro colegio existen instancias para la discusión y para la aprobación de propuestas. Cualquier cosa que se haga fuera de este contexto significaría una imposición y es por lo tanto un acto confiscatorio.

Un intento de “expropiar el CNP”

¿Cuales son los planes inmediatos del CNP para estimular la participación de los periodistas?

Teniendo como premisa la independencia, la autonomía y la necesidad de una permanente renovación de nuestro CNP; el espíritu gremial sobre el que se debe sustentar la actividad de nuestra organización, debe trabajar para continuar y profundizar la construcción de una unidad efectiva y eficaz para defender a todos los periodistas por igual ante cualquier amenaza contra el ejercicio de sus derechos. Nuestra misión es continuar fortaleciendo una institución autónoma e independiente del poder del Estado y de los intereses económicos o políticos de cualquier sector de la sociedad. Por ello, enfrentaremos cualquier intento de “expropiar al CNP”.  Debemos defender la dignidad de los periodistas, reclamar con firmeza respeto a nuestro trabajo profesional y rechazar contundentemente las amenazas y atropellos que sistemáticamente nos afectan, trabajadores de la prensa y medios de comunicación por igual.

En materia de protección para los periodistas ¿Cuáles son las tareas inmediatas?

Se profundizará la acción de la Comisión Nacional de Protección para los Periodistas –CONAPRO- estableciendo funciones y tareas a ser cumplidas, con miras a tener permanente información de cada región, en cuanto a agresiones, amenazas a periodistas y medios, y así  poder llevar a cabo acciones inmediatas, teniendo una data al día de lo que acontece en todo el país.

¿Y el tema de la seguridad social?

En el área de la seguridad y el bienestar es un objetivo impostergable para los afiliados al CNP: Dignas condiciones de trabajo tanto en el sector público como el privado, seguridad social y superación profesional. Con el Instituto de Previsión Social del Periodista se trabajará para su total reestructuración como ente coordinador de las políticas de bienestar y protección social de los periodistas. Así mismo, se  trabajará con las seccionales para darle un fuerte empuje a los fondos regionales para la ejecución de programas sociales en cada seccional.

Se ha venido trabajando en la  redefinición del papel y la estructura del Instituto de Mejoramiento Profesional del Periodista para convertirlo en una institución dinámica, que sea la herramienta adecuada para elevar la calidad profesional de los afiliado con cursos de actualización, especialización  y de 4to nivel, pero que también sea un ente que pueda realizar investigaciones y análisis sobre el estado de la comunicación social, su inserción en el desarrollo de la sociedad venezolana, las tendencias que se dan en la comunicación en el país y las nuevas tecnologías. Hemos dado los primeros pasos, hay que continuar  profundizando este proceso. Fortaleceremos también nuestra alianza con el SNTP y las escuelas universitarias de Comunicación Social para avanzar en estos objetivos.

 
Top