Dengue y podredumbre

Luis Cisneros Cróquer

Tiempo Confidencial.

Luis Cisneros Cróquer
Nirguayork48@hotmail.com.

El dengue se ha convertido en una epidemia nacional y, es a estas horas, que el Gobierno Nacional y sus voceros, se enteran de la grave noticia. La comida podrida hiede hace tiempo en diversos lugares de Venezuela y, es a estas horas, cuando el gobierno que dice defender la alimentación de los menos afortunados, se entera del mal olor que despide la carne bovina, de pollo, aceite, arroz, leche y demás productos que una mafia propietaria de los dólares de Cadivi compra en precio de “gallina flaca” en el exterior y embarca hacia los puertos centralizados del país, para que sean depositados en sus patios, sin importar el tiempo que transcurra, porque ya cobraron lo suyo, ya llenaron las alforjas rojas y nadie se responsabiliza de los hechos delictivos.

Tanto es así que el inefable Contralor de la República, tan apto para inhabilitar a los políticos disidentes, dice ahora que él lo había advertido desde hace mucho tiempo. Frente a estas nauseabundas realidades, el señor Presidente de PDVSA desde cuya caja negra “vuelan” los dólares de la corrupción y el desbanque de las reservas internacionales, amenaza ahora a todos a quienes les molesta el mal olor de la comida podrida, con acusarlos de enemistad y ataques contra el Presidente. Vale decir que los venezolanos- según este mandamás- debemos auto eliminarnos el sentido del olfato, porque así lo decide el régimen socialista y porque en la supuesta revolución, oler es también un pecado, preguntar por dólares del maletín de Antonini es inaceptable.

Quejarse, protestar por las morgues llenas de cadáveres producto de la inseguridad es un delito, y oponerse a sentencias judiciales provistas de maldad y a la prisión y exilio de venezolanos, constituye una prueba de conspiración contra la tranquilidad de los que dicen conducir a Venezuela hacia el mar de la felicidad.

 
Top