“PDVSA ES UNA EMPRESA EN ESTADO CALAMITOSO”

Según Humberto Calderón Berti, Colombia se recupera gracias a Venezuela.

Me causa profunda tristeza lo ocurrido con Chávez; la empresa petrolera tiene 120 mil trabajadores y eso es una monstruosidad; en la industria petrolera todo es puro cuento en busca de un blindaje político; dice el ex ministro y ex presidente de Pdvsa y la OPEP y asesor internacional, Humberto Calderón Berti

MANUEL FELIPE SIERRA

Está dedicado a sus actividades privadas como asesor internacional en materia energética. Sin embargo, se mantiene atento a los acontecimientos políticos de su país. Acaba de regresar de una gira por el Medio Oriente, países que conoce muy bien como producto de sus largos años como ministro de Minas, presidente de la OPEP y reconocido consultor en el ámbito petrolero. En la antesala de un programa de televisión  aparta un tiempo para reflexionar sobre la situación y el futuro de Pdvsa y sobre la percepción internacional en relación al proceso chavista. Humberto Calderón Berti deja sus impresiones para los lectores de ABC de la Semana.

¿Visto a distancia qué diferencias establece entre la época en la que fue presidente de Pdvsa y la situación petrolera actual del Medio Oriente?

El Medio Oriente es una región de ancestrales conflictos y siempre vive bajo una gran convulsión. El problema de Palestina gravita tremendamente sobre la estabilidad política regional; si éste se lograra resolver las cosas serían distintas; pero no es un problema de fácil solución y se ha llegado a posiciones muy encontradas entre los factores en pugna. Aunque una cosa es lo que dicen los medios de comunicación y otra es la realidad, porque hay algunos países que mantienen relaciones con Israel por “debajo de cuerda”, no públicamente, pero que son relaciones si se quiere cordiales.

¿Cuánto pesa esta situación en el seno de la OPEP?

La OPEP tiene momentos complicados por la postura de Irán y el antagonismo que existe entre este país y algunas naciones del Golfo Pérsico, fundamentalmente con Arabia Saudita. Aunque tú no lo creas, el país del futuro en términos petroleros va a ser Irak, un país que en los últimos 20 años exploró las posibilidades de encontrar más de 150 mil millones de barriles de petróleo recuperables de muy buena calidad. Hay un empeño en continuar la desestabilización de Irak pese a ello se han hecho progresos de exploración muy importantes en el norte en el Kurdistán, y también en la zona del sur el Arabistán, que comprende Basora, etc. En el centro del país lo que llaman “el triángulo suní de Bagdad” hay ciertos grupos vinculados con Saddam Hussein que actúan y se resisten a estos cambios.

Esa apreciación difiere mucho de lo que es la percepción internacional sobre la guerra de Irak

Sí, decía que hay mucha complicación todavía pero se percibe una toma de conciencia de la dirigencia política iraquí sobre la necesidad de entenderse, de acordarse, para tener un gobierno estable que seguramente será de mayoría chiita porque allí la cultura religiosa prevalece mucho. Pero fíjate, el Kurdistán, donde el 92% de la población es sunita, está inclinada a meterle el hombro a la estabilización del gobierno central, de manera tal que lo de Irak poco a poco se va a ir solucionando.

La “nueva Pdvsa” es una empresa burocratizada, politizada, desviada en sus tareas esenciales, ahora es una empresa pendiente de la política de manera permanente.

Hablabas de las reservas de Irak. Chávez insiste mucho en que las mayores reservas del mundo están en Venezuela y ello le ha servido para apuntalar su diplomacia petrolera

Son dos cosas distintas. Te repito que en materia petrolera el país del futuro es Irak porque su petróleo es liviano. Recientemente hablando con unos técnicos de allá me decían que la zona no era muy buena porque el petróleo era pesado y yo les pregunto: “¿pesado en cuánto?” y me dicen: “de 27º API”; y me sorprendo porque para nosotros un petróleo de 27º es liviano en los estándares venezolanos. El pesado aquí se considera el de 22º, y ni qué decir del petróleo de la Faja que es de 6º y 8º que es una melcocha que no fluye a menos que sea diluida o mejorada con los grandes aparatos que se instalaron allí; pero te decía que son dos cosas distintas; en Venezuela hay un gran potencial que son los crudos pesados propiamente de la Faja del Orinoco.

¿Lo que se está haciendo hoy en la Faja apunta en esa dirección?

En la Faja hay un gran potencialidad sin duda, lo que pasa es que están trayendo empresas que no tienen la capacidad tecnológica ni la capacidad financiera para el reto que está planteado; la mayoría de esas empresas vienen por razones políticas, que si Bielorrusia, empresas argentinas, uruguayas, etc., que no tienen músculo para adelantar exitosamente los programas que se contemplan allí. Pero volviendo al Medio Oriente creo que en el caso de Irak las reservas son muy grandes, por ejemplo en Kurdistán se están produciendo 100 mil barriles pero estiman que en 5 años en la región se estarán produciendo más de un millón de barriles por día; entonces creo que Irak sin muchas dificultades se puede montar en 6 o 7 millones de barriles diarios.

¿Ahora cuánto produce?

Está produciendo cerca de 2 millones 700 mil barriles diarios. El país tiene unas consideraciones especiales de la OPEP por circunstancias de la guerra y todos los desastres que han ocurrido allí, entonces su reconstrucción exige y demanda muchos recursos y por eso la OPEP le está permitiendo que produzcan más de la cuota que les corresponde.

¿Y la producción de Irán en medio de una amenaza permanente de guerra?

Toda la zona es muy importante, es lo que se llama “la cocina” donde se generó prácticamente el petróleo, que migró una parte hacia el norte Irak-Irán y otra más hacia la zona del Golfo que es Arabia Saudita, los Emiratos, Kuwait, Qatar, etc.; ese seguirá siendo el centro geográfico del petróleo en el mundo. El 75% de las reservas está allí aunque han aparecido nuevos actores por ejemplo los países de África Occidental además de Nigeria, hay petróleo en Costa de Marfil y en Angola que es un país con grandes potencialidades. Por supuesto, el petróleo de África Occidental está en el mar, en una profundidad de 2.500 metros y la perforación es riesgosa. Ahora con lo ocurrido en el Golfo de México las consecuencias para las zonas serán graves.

¿Y Argelia y Libia cómo quedan en este escenario?

Argelia es básicamente un productor de gas, sus grandes reservas son de gas, ellos producen mucho más gas equivalente al petróleo y como el gas no entra en las cuotas de la OPEP allí salen favorecidos.

¿Cuál es su producción real?

Argelia produce cerca de un millón de barriles de crudo y el resto es de gas pero producen un total de 4 millones de barriles diarios de gas a petróleo equivalente. Libia también es un país con grandes potencialidades pero las negociaciones con las empresas extranjeras son muy duras, muy difíciles y no hay por supuesto gran afluencia de capitales hacia la zona y, luego están los tradicionales países del Golfo como Arabia Saudita, Kuwait, los Emiratos Árabes y Qatar que están “full” de venezolanos. Yo estuve recientemente allí y hay muchos venezolanos, técnicos, ex Pdvsa, es un país mínimo, chiquito, de 200 mil kilómetros cuadrados y millón y medio de habitantes de los cuales sólo el 10 por ciento son nacidos allí y el resto son extranjeros.  Bueno, allí hay 600 petroleros venezolanos, imagínate lo que eso significa.

Y un caso más cercano, el de Colombia con una presencia muy importante de técnicos petroleros venezolanos

Claro. ¿La gran recuperación petrolera en Colombia a quién crees tú que se debe?, a los venezolanos que se fueron para allá. El daño que Chávez le hizo a Venezuela benefició al resto de los países de la OPEP y al resto de los países en general, ¿me entiendes? Esos países están aprovechando a los técnicos venezolanos que no pueden trabajar en su país. ¿Tú crees que hay derecho a eso?

Hablas de la presencia venezolana en el exterior que revela la descapitalización técnica de Pdvsa. Algunos especialistas dicen que en el futuro cuando se produzca una recomposición política habrá que crear una nueva Pdvsa que no se parezca a la del pasado y tampoco a la actual que se ha convertido en un fondo social más que una empresa petrolera rentable

Cuando se creó Petróleos de Venezuela en el año 1975 antes de la nacionalización se quiso llamar Petroven pero el nombre estaba en manos de manos de alguien que no recuerdo y así tuvo que llamarse Pdvsa. En ese momento yo era director de Reversión y responsable de la parte técnica relacionada con la nacionalización y recomendamos a la Comisión Presidencial de Reversión que se creara una empresa matriz porque todas las casas matrices de las operadoras venezolanas estaban en el exterior y no teníamos una empresa capaz de manejar la totalidad del negocio. Pedimos que se creara una empresa con funciones de coordinación, planificación, control financiero y todo aquello que llaman funciones corporativas. De allí que se creara Petróleos de Venezuela que era una empresa pequeña, unas 200 personas aproximadamente y de ella dependían las filiales Lagoven, Maraven, Meneven, Llanoven, entre otras, que al inicio eran 14 y después se redujeron a través de un proceso de racionalización de operaciones y del encadenamiento de las actividades pequeñas en torno a las grandes y quedaron 4 empresas integradas verticalmente que exploraban, producían, refinaban y vendían petróleo.

Pero llegó a ser una de las empresas más importantes del mundo por su eficiencia y capacidad técnica

Por supuesto, yo diría que de las empresas del Estado era la más importante en el ámbito mundial en cuanto a su manejo, su eficiencia y sus niveles de excelencia, así era reconocida. Ahora, ¿qué pasó con Pdvsa? Que con el paro del año 2003 se destituyeron 20 mil personas entre gerentes,  trabajadores y obreros de primera línea… porque no sólo fueron los técnicos los que salieron. Ahora se dice que la empresa tiene 120 mil trabajadores y eso es sencillamente una monstruosidad. Antes era una empresa exclusivamente petrolera y nunca se pensó en crear una institución con fines sociales.

Cuando se creó Pdvsa  se dijo que no sería una de las clásicas empresas del Estado sino una compañía con criterios competitivos en función de las realidades del mercado energético

Así es, todas las empresas del Estado habían sido un desastre, entonces se planteó constituir una empresa con una finalidad mercantil que produjera mucho dinero de la manera más eficiente posible, que pagara sus regalías al Estado y que el Estado a través de sus instituciones correspondientes para cada caso, ya fuese salud, educación, etc., utilizara esos recursos.  Eso fue lo que se hizo entonces con Petróleos de Venezuela y eso permitió que no se distrajera en otros campos de acción.

Es decir, totalmente contrario a la actual Pdvsa

Lo que llamas la “nueva Pdvsa” es una empresa burocratizada, politizada, desviada en sus tareas esenciales, ahora es una empresa pendiente de la política de manera permanente; la nueva empresa tiene una serie de asignaciones que no son de su incumbencia y esto ha hecho que se vengan a menos sus tres actividades fundamentales. ¿Cuál es el resultado? La producción se ha caído de los 3 millones 300 mil barriles diarios donde estaba. Las refinerías se encuentran en condiciones precarias. Un ejemplo es lo que ocurre en la Refinería El Palito o en el Complejo Refinador de Paraguaná donde hay accidentes con frecuencia y todo lo que se hace es anunciar cosas que jamás se cumplen, es puro cuento en busca de un blindaje político.  En estos momentos Pdvsa es una empresa en estado calamitoso y es muy difícil que vuelva a ser lo que antes fue.

LA RECUPERACIÓN INSTITUCIONAL

¿Qué debería hacerse para restablecer la eficiencia y rentabilidad de Pdvsa?

Lo primero es una reorganización institucional del sector, un Ministerio de Energía que haga lo que tiene que hacer, separar al presidente de Pdvsa del ministerio respectivo y operar una empresa sólo en tareas petroleras y con esto no planteo que se eliminen los programas sociales, sino por el contrario, que éstos sean enviados a los organismos competentes para atenderlos eficientemente.

Hablamos del tema petrolero pero Ud. también se desempeñó como ministro de Relaciones Exteriores. ¿Cuál es la percepción en el mundo de la situación venezolana?

Sinceramente creo y lo voy  decir sin ironía, a mi me causa una profunda tristeza lo que ha ocurrido con el gobierno del presidente Chávez; yo no voté por él pero creo que en algún momento representó una esperanza para Venezuela y pudo haber sido un magnífico gobierno si hubiera actuado con una visión moderna de la economía y el mundo.

 
Top