Autoritarismo hacia el caos

Alex Capriles M.

Áxel Capriles M.
acaprile@ucab.edu.ve

La coexistencia forzada de dos órdenes de organización geopolítica nos acercará al caos

Bashar al Assad

Tiene razón el Presidente de Siria al decir que el Presidente de Venezuela es “un líder árabe”. Pero, ¿puede un “líder árabe” continuar gobernando una sociedad occidental contemporánea como todavía sigue siendo la venezolana? El modelo político de la revolución bolivariana, el autoritarismo personalista, se asemeja cada vez más al de las dictaduras islámicas. Sólo que el fundamentalismo bolivariano sustituye al musulmán. Bashar al Assad heredó la presidencia de su padre, Hafez al-Assad, dictador militar que gobernó férreamente Siria durante más de 30 años. Poco diferente del otro modelo idealizado por el chavismo, Muammar al Gaddafi, “líder de la revolución” socialista libia durante los últimos 41 años. La pauta autoritaria se ha convertido en una tendencia en los países subdesarrollados, extendiéndose aceleradamente en todo el continente africano. El presidente del Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope, Meles Zenawi, ha decidido eternizarse como primer ministro, y el guerrillero Yoweri Museveni, presidente de Uganda, extenderá su mandato tras 24 años en el poder.

El nuevo autoritarismo gana elecciones con altos porcentajes. Como señala Jason McLure, el récipe es igual en casi todos los países: intimidación, demonización y persecución con la justicia penal a los opositores; amenazas sobre la violencia que seguirá si el gobierno cambia; dominio de la comisión electoral y de las principales instituciones del país; uso de los recursos del Estado y movilización de las fuerzas de seguridad del gobierno en beneficio del partido en el poder. “Han aprendido a hacer elecciones”. Pero el autoritarismo venezolano luce ahora más perverso porque a diferencia de otros que se apoyan en su religión y cultura, el salto hacia el Estado Comunal va a destruir una de nuestras más importantes tradiciones políticas occidentales: la división en estados, municipios y parroquias. La coexistencia forzada de dos órdenes de organización geopolítica nos acercará al caos.

 

Un Comentario;

  1. Jesus Augusto Feliciani Di Lo said:

    Su comentario esta bien expresado sobre una ya existe historia repetitiva pero yo no culpo al loco de Hugo sino al pueblo en sí por permitir toda esta sinvergüenza, como se dice por hay, un pueblo tiene un gobierno que se merece.

Los Comentarios han sido cerrados.

Top