FREAKONOMICS: SIGA AL DINERO

Marcos T. Cabrera

PLUSVALORES
MARCO T. CABRERA

plusvalores@gmail.com

Los detectives más sagaces aconsejan al que quiera tratar de descubrir al autor de un crimen: “Siga al dinero”. Parten de la premisa de que con demasiada frecuencia el principal beneficiado de un crimen puede ser también el mayor interesado en que ocurra y muchas veces su verdadero autor o responsable.

En el célebre libro y reciente best seller internacional Freakonomics, Steven Levitt y su coautor, Stephen Dubner a través de ejemplos prácticos y una sarcástica perspicacia, demuestran que la economía, en el fondo, representa el estudio de los incentivos: El modo en que las personas obtienen lo que desean o necesitan, especialmente cuando otras personas desean o necesitan lo mismo. En dicho libro, ambos se proponen explorar el lado oculto de las cosas, sabiendo que “a veces las  cosas no son lo que parecen”.

Por otra parte, Freud y su psicoanálisis han demostrado que buena parte de la conducta del hombre contradice la razón consciente y está comandada más bien por motivaciones irracionales del inconsciente. Lo que parece inexplicable e injustificado desde un razonamiento cartesiano, tendría entonces una lógica subyacente y una oscura razón de ser desde la óptica de la psicología del ser humano.

Opinar o teorizar acerca de un tema, como la humanidad acostumbra a hacer está muy bien, pero cuando la pose moral se ve sustituida por una valoración sincera con frecuencia el resultado es una revelación nueva y sorprendente.

Se podría sugerir que la moral representa el modo en que a las personas les gustaría que funcionase el mundo, mientras que la economía representa cómo funciona éste en realidad. La economía es, ante todo, una ciencia de medición.

De lo que sí trata el libro Freakonomics es de retirar una o dos capas de la superficie de la vida moderna y observar lo que está ocurriendo debajo. Se formulan multitud de preguntas, algunas frívolas y otras referentes a cuestiones de vida o muerte. Las respuestas quizá parezcan extrañas a menudo, pero tras los hechos, también resultarán bastante obvias. Por lo tanto, dicho  libro se ha redactado desde una visión del mundo muy particular, basada en varias ideas fundamentales:

Los incentivos constituyen la piedra angular de la vida moderna. Comprenderlos, o a menudo descubrir algo a partir de ellos, es la clave para resolver prácticamente cualquier misterio, desde el crimen violento hasta las trampas en el mundo del deporte o las citas online.

La sabiduría convencional a menudo se equivoca. La sabiduría convencional a menudo se halla mal fundamentada y resulta endemoniadamente difícil de comprender, pero puede lograrse.

Los efectos drásticos frecuentemente tienen causas lejanas, incluso sutiles. La respuesta a un enigma determinado no siempre está delante de nosotros.

Los “expertos”, desde criminólogos hasta agentes inmobiliarios, utilizan su información privilegiada en beneficio propio. No obstante, se les puede vencer en su propio juego, y mediante internet su ventaja a la hora de manejar información disminuye cada día.

Saber qué evaluar y cómo hacerlo vuelve el mundo mucho menos complicado. Si usted aprende a observar los datos del modo correcto, estará en condiciones de explicar misterios que de otra forma habrían parecido insondables. Porque no hay nada como la pura fuerza de los números para retirar capas de confusión y contradicción.

Pero el simple hecho de que dos cosas guarden correlación no implica que una sea la causa de la otra. Una correlación significa, sencillamente, que existe una relación entre dos factores, pero no explica el sentido de dicha relación.

Así pues, el objetivo del citado libro es explorar el lado oculto de todas las cosas. Ocasionalmente, esto puede constituir un ejercicio frustrante, puede parecer que observemos el mundo a través de un pitillo o incluso distorsionado como en una casa de los espejos, pero la idea es contemplar numerosos escenarios diferentes y examinarlos de un modo en que rara vez han sido examinados.

La Venezuela presente está llena de hechos sorprendentes e inesperados que contradicen las más sanas expectativas, que agotan nuestra capacidad de asombro y que nos hacen la vida más complicada y desesperanzada día tras día. El deterioro a nivel de servicios públicos, seguridad ciudadana y cadena alimenticia parece incomprensible e intolerable, y nos golpea con frecuencia tras cada insólito hallazgo.

¿En qué medida se han pervertido los incentivos institucionales, políticos y económicos de nuestra sociedad, a tal punto que los esfuerzos de los grupos y de los individuos se orientan en la dirección equivocada y que menos conviene a nuestro futuro colectivo?

¿Cuántas de las cosas aparentemente sin sentido que ocurren hoy en día en Venezuela se explican tras la búsqueda del poder por el poder de parte del grupo dominante aún ocasionando destrucción en diferentes frentes? (Poder como incentivo más fuerte que el mismo sexo responsable de la preservación de las especies).

Mientras tanto vuelvan las aguas a sus cauces normales, apreciado lector, si no consigue explicar las verdaderas motivaciones del desastre de cada día o si no se imagina los nombres de sus autores intelectuales o materiales,  empiece por mirar en sentido contrario y: Siga al dinero!

 

Un Comentario;

  1. Luis Jaimes said:

    Marcos de eso saben bastantes los secuestradores con la complicidad de las autoridades, un ex-paìs bizarro, donde la incertidumbre global de la economia paso el lìmite de lo negativo, por los indicadores se conocen sus motivaciones y como acto de absoluta irresponsabilidad lanzan polìticas econòmicas de borrador dando màs pasos en el abismo,contradicciones unas de tras de la otra

Los Comentarios han sido cerrados.

Top