Un SOS por la monumental

Alfredo Fermín

Alfredo Fermín

En estos días, pasamos por la Plaza Monumental, uno de los cosos taurinos más confortables del mundo. Se encuentra abandonada y en estado lastimoso. Sus hermosos jardines con espejos de agua, poco a poco, están siendo ocupados por buhoneros y las obras de Arte que las engalanan se están deteriorando para siempre sin que los que, antiguamente, se rasgaban las vestiduras proclamándose sus guardianes expresen, aunque sea, una tímida crítica.

En la Monumental, la Alcaldía de Valencia invirtió una fortuna para celebrar los 40 años de su fundación. Se remodelaron todos los servicios sanitarios, se acondicionó hermosamente el paisajismo y se le pusieron butacas a las gradas, por lo cual el aforo se redujo de 25 mil asientos a 18 mil. El alcalde Paco Cabrera lamentó que la plaza hubiese perdido el privilegio de ser la segunda plaza más grande del mundo, a lo cual diseñador original y restaurador, Peter Albers, respondió: no importa porque ahora tenemos la plaza más confortable del mundo.

Todo eso se está perdiendo, por lo cual los concejales de Valencia deberían tomar en cuenta que ése es un asunto de su competencia.

www.el-carabobeno.com

 
Top