La entrañable amistad con las FARC

Francisco Olivares
folivares@eluniversal.com

twitter: @folivares10

Los abrazos con líderes guerrilleros traslucían la fraternidad compartida

Durante los 11 años de mandato de Hugo Chávez hay dos momentos críticos en que el Presidente ha roto relaciones con Colombia. ¿Qué tienen en común? Que el origen de la disputa tiene que ver con las FARC y que en ambos casos la reacción venezolana fue contundente y emotiva.

Todos recuerdan la reacción de Chávez cuando el ejército de Colombia bombardeó el campamento de Raúl Reyes, que cómodamente estaba establecido en territorio ecuatoriano y desde donde despachaba el segundo hombre de las FARC. La furia del Presidente no se hizo esperar: “Señor ministro de la Defensa, muévame 10 batallones hacia la frontera con Colombia ¡de inmediato!… canciller Nicolás Maduro, ciérreme la embajada en Bogotá y que se vengan todos los funcionarios… “.

Las manifestaciones de afecto hacia las FARC han sido muchas y variadas. Todos recuerdan, iniciándose el mandato de Hugo Chávez, aquel plan que presentara Rodríguez Chacín, enlace del Gobierno venezolano con la guerrilla, en el que propusiera una convivencia con los grupos armados a cambio de no ejecutar secuestros u operaciones armadas dentro del territorio. Al poco tiempo al plan lo acompañaba una declaración de neutralidad frente a la guerrilla que lanzara el Presidente y generara una polémica internacional.

Más tarde el Presidente venezolano propuso que las FARC y el ELN no debían considerarse “grupos terroristas”, como lo clasificara el Departamento de Estado, y reconocerse como fuerzas beligerantes.

Autorizados por el Gobierno colombiano, algunos jefes de las FARC se trasladaron a Caracas en un intento de Venezuela de intermediar en un diálogo de paz que finalmente no obtuvo resultados, sin embargo las risas y abrazos con líderes emblemáticos, traslucían la mutua simpatía y la fraternidad ideológica compartida.

Un episodio que no se puede olvidar es la carta que escribiera Manuel Marulanda a Hugo Chávez y que el mandatario venezolano leyera con emoción desde su programa televisivo. La curiosa carta aparecería más tarde en una de las computadoras de Reyes incautadas en el campamento guerrillero.

Toda esta amistad tuvo su momento cumbre cuando la Asamblea Nacional votó una resolución en la cual declararon a los grupos armados de Colombia como fuerzas beligerantes.

Estatuas levantadas en homenaje a Manuel Marulanda en el 23 de Enero y en Aragua con presencia de dirigentes del PSUV son una pequeña muestra del afecto que unen a Gobierno y grupos armados. Después de todo, ¿qué de extraño tiene que grupos armados se refugien en Venezuela?

 
Top