Creo en la resurrección

Luis Cisneros Cróquer

Tiempo Confidencial.
Luis Cisneros Cróquer.
Nirguayork48@hotmail.com

-A Cayito Aponte-

En su reciente visita a San Diego, el genial y polifacético Rafael José Aponte Álvarez, mejor conocido como Cayito Aponte, nos inyectó fe, optimismo y esperanza. En referencia al atraco de que fue víctima Radio Caracas Televisión, espiritualmente a todos los venezolanos, Cayito afirmó, con la sonoridad de su tono de voz: “Creo en la resurrección”.

La oportunidad de que resucite la democracia, golpeada y perseguida desde la Asamblea Nacional, institución degradada por la mayoría oficialista, la tenemos los venezolanos el 26 de septiembre cuando ejerzamos el derecho al voto y elevemos a la condición de legisladores a otra gente, no contaminada con esta podredumbre tan alimentaria como moral.

Y al resucitar a la democracia, abrir las puertas a la justicia, a las medidas de equidad y lógica jurídica, podrán resucitar los ciudadanos juzgados sin pruebas y sentenciados a morir en la cárcel, y las propiedades han de regresar a quienes las han trabajado, y la libertad de expresión, de divertimiento de la familia, garantizada en medios como Radio Caracas TV. Venezuela rescatará su porvenir empeñándonos en trabajar más, respetarnos más y reafirmar la esperanza que anima la vida de Cayito Aponte.

Existen razones de peso para movilizar el voto afirmativo frente a las amenazas comunistoides, y ante los incapaces e inmorales que dominan importantes esferas del poder, pero para los periodistas, que vivimos atados a la palabra, como el humorista atado a la risa, es indispensable obtener, cantar y defender la victoria electoral para que vuelvan al aire los programas de radio y de televisión que han sido secuestrados por quienes, practicantes que son del odio y la división, han hecho de la mueca insolente su disfraz de socialismo.

Gracias Cayito Aponte por venir a insuflar ánimo a la gente de Carabobo para que nos dispongamos a luchar por todo lo bueno que reside en nuestras costumbres, nuestras tradiciones, en la mesa de la familia, el cariño del padre y el amor de la madre. Haremos cuanto corresponda a la responsabilidad integral y democrática.

La Audición, no se ha ido para siempre, anda por todos los caminos de la patria en la voz y en el arte de Cayito Aponte, preparado, como el más disciplinado boy scout, para la acción que sea necesaria.

 
Top