Carabobo: escenario internacional *

HABLA LA CONCIENCIA

LUIS GARRIDO
luirgarr@hotmail.com

Fuimos testigos de un evento transcendental. Carabobo, siendo sede del II Seminario de Expertos Internacionales, convocado por la Unión de Partidos Latinoamericanos (UPLA) y con el apoyo del Proyecto Venezuela y la Fundación Hasnns Seidel, exhibió sus pantalones largos, como anfitrión y organizador de tan calificado encuentro, en el que voces transparentes que luchan por los derechos humanos y la vigencia de la democracia en América y el mundo,  se hicieron escuchar. Henrique Salas Römer, pionero de la descentralización, primer Gobernador de Carabobo electo por voluntad popular y fundador del Proyecto Venezuela; y el Gobernador Henrique Salas Feo, quien fuera Vicepresidente de la UPLA  del 2002 al 2006, hicieron exposiciones dando señales de un gran dominio y conocimiento de la realidad política venezolana, lo cual -a la par de las expectativas despertadas- dejó la inquietud en los asambleístas, acerca de la amenaza que existe para la paz de los pueblos de América.

En sus consideraciones de clausura,  el Gobernador hizo hincapié sobre la realidad que viven los Gobernadores y Alcaldes de cada estado, sometidos al estrangulamiento, mediante la retención de los recursos y el despojo del control de sus puertos, aeropuertos y carreteras.

De gran significación pudiera destacarse también la asistencia de expertos de 20 países, entre los que mencionaremos al Senador chileno y actual Presidente de la UPLA, Jovino Novoa;  y al ex gobernador boliviano Rubén Darío Cuéllar, quien refiriéndose al estado totalitario que vive su pueblo señaló que su sustento, además de la coca, son los aportes que le son remitidos desde Venezuela. También hacemos mención de la brillante exposición del analista internacional y ex-embajador, Julio César Pineda así como la del ex embajador de Venezuela ante la ONU, Milos Alcalay, quien tuvo mucha claridad en sus reflexiones.  Alfredo Romero, activista por los derechos humanos, dibujó la patética realidad de los más de cuatrocientos casos de persecución política en Venezuela, destacando a los estudiantes como el grupo más vulnerable.

Oswaldo Álvarez Paz, no dejó duda de su gran aporte en la lucha por la recuperación de las libertades; mostró su optimismo en un final radiante, pero llamó al esfuerzo serio y a la dedicación sin  desmayo;  como también a la comprensión de todas las fuerzas democrática del continente, por lo que pudiera significar la ampliación del proyecto revolucionario.

Ramón Guillermo Aveledo, en su condición de Coordinador de la Mesa de la Unidad Democrática Nacional, nos rebosó de optimismo frente al reto del 26 de Septiembre. Los carabobeños no vacilaremos frente a la amenaza del comunismo. El arma de la democracia es el voto.     


*Editado por razones de espacio

 
Top