Tremenda jornada del pitcheo criollo

Raúl Lopez

Beisbol al día
Raúl López
@raulopez2002

La noche del viernes 20 de agosto fue de película para un trío de lanzadores venezolanos, entre los tres no permitieron carreras en 22 capítulos. Ese día: Félix Hernández pintó de blanco a los Yankees en 8 episodios; Armando Galarraga brilló  nuevamente frente a Cleveland en 7 entradas y cerró Aníbal Sánchez también blanqueando en 7 ininngs a Houston. Un cuarto abridor criollo no pudo mantener la supremacía, Carlos Monasterios, pues permitió una carrera a Cincinnati.

Aníbal Sánchez

En México, uno de los motivos por el cual hay pocos grandes ligas, es por las rígidas normativas que existen por parte de la Liga Mexicana de Béisbol para firmar a los peloteros. En la actualidad hay un joven de 16 años llamado Luis Heredia, varios equipos le han hecho seguimiento, especialmente los Piratas de Pittsburgh, que lo vienen observando desde que tenía 13 años. Los Piratas lo firmaron por un bono de 2.6 millones de dólares, de ese monto sólo 25% le queda al jugador, el resto le corresponde al equipo mexicano al cual pertenece, en este caso es Veracruz. Tremendo negocio para el club, pero bastante injusto para el protagonista.

El pasado domingo 8 de agosto el lanzador de Toronto, Brandon Morrow, lanzó el juego de su vida frente a Tampa Bay. Ponchó a 17 y el único hit llegó con 2 outs en la pizarra en la alta del noveno episodio. Lo dramático del asunto es que Morrow está diagnosticado con diabetes del tipo 1 y en un par de oportunidades durante el juego, debió revisar los niveles de azúcar en su organismo. La primera selección del Draft de los Cerveceros de Milwaukee Dylan Covey, también fue diagnosticado como diabético la semana pasada, justo cuando le practicaban todos los exámenes médicos para recibir un bono considerable de unos 5 millones de dólares. El pitcher no tenía idea de su padecimiento, por lo que decidió irse a la Universidad de San Diego, cerca de su domicilio para convivir con su enfermedad. Otro equipo le ofreció un buen bono, pero no era ni la mitad de lo que le entregarían los Cerveceros. El ejemplo de Morrow debe ser una enseñanza para Cowey.

Armando Galarraga

Finalmente la está cediendo en el caso de Pete Rose. La oficina del comisionado accedió a que Cincinnati le rinda un merecido homenaje a esta leyenda, que se realizará con motivo de los 25 años de haber superado el récord de hits que era de 4.162. La fecha exacta fue el 11 de septiembre.

Cliff Johnson fue un fuerte toletero que jugó muchos años en las Mayores en la década de los 70 y 80 y hasta hace poco mantenía el record de más jonrones como emergente, muy difícil es venir del banco y cumplir con la misión exigida por el dirigente, pero este pelotero en veinte oportunidades se fue para la calle como pinch hitter, ese registro permaneció por 24 años a su nombre hasta pocos días atrás cuando Matt Stairs sacó el 21 como emergente para los Padres de San Diego e implantó una nueva marca, veremos cuánto tiempo permanece.

 
Top