En un mes

Victor Bolívar

EN TIEMPO REAL

VÍCTOR ANTONIO BOLÍVAR C.

Los medios de comunicación y los periodistas no afectos al proceso revolucionario son los que mejor han aprovechado los desatinos de un mal gobierno al que han desnudado en sus partes más íntimas. A un mes del importante evento electoral parlamentario se pone a prueba una oposición partidista que hasta ahora no ha tenido esa fortuna.

Antonio Ecarri

Sin exagerar creo que muchos de aquellos que se dicen dirigentes opositores, lo son en la medida en que esos medios y periodistas le sirven para mostrarse mediáticamente. De manera que éstos se convirtieron en la caja de resonancia de ese malestar popular que no se percibía capitalizado o capitalizable por las organizaciones políticas en general.

Hoy esa realidad puede cambiar si se vence el temor a ese rechazo que en los sectores populares incubó el chavismo por mucho tiempo para tenerlos como cotos propios. Creo que allí hay una variable significativa que debe ser considerada con la prontitud que la inminencia obliga. El que haya descontento en quienes simpatizaban con el oficialismo no supone que esa masa vaya automáticamente a formar parte de una oposición partidista cuya satanización le ha impedido la captación de esos votos.

Teniendo por cierto lo dicho, no queda otro camino que fomentar los liderazgos naturales que enarbolen las banderas reivindicativas en sus comunidades, pero también sentir con y como ellos la angustia de un país que se nos va a pique. Hay que darle a esos líderes la opción a que tomen la decisión que estimen más conveniente para el futuro de sus familias y comunidades; seguramente no será distinta si toman conciencia que todos los venezolanos sufrimos la misma inseguridad o hemos sido una inmensa mayoría las víctimas del despojo de nuestros derechos ciudadanos.

Cabe aquí referir el emblemático caso de Antonio Domingo Ecarri Angola. Pudo él quedarse con el apalancamiento de los medios en los que ciertamente tiene amplia cobertura y sin embargo no lo hizo. Se metió de lleno en la parroquia del 23 de Enero, tal vez la zona más impenetrable y la que con mayor celo preserva el régimen, incluso paramilitarmente.

Parroquia 23 de Enero

Esa valiente determinación, acompañada de discurso y propuestas, puede representar ese reanclaje necesario y vital para recuperar esa fuerza popular que los partidos perdieron. Los resultados que en cualquier forma allí se produzcan, reflejarán que debería ser la actitud a tomar por todos los  dirigentes opositores, en los que inclusive tenemos a algunos que ni siquiera quieren que se sepa que son candidatos amparados en algunas listas porque de saberse no contarían con apoyo electoral.

Otra consideración pertinente, se refiere a cómo enfrentar y neutralizar a los alcaldes chavistas como factores que en mi criterio pueden ser determinantes en los resultados circuitales. Hay que ponerlos a la defensiva. Sería una ingenuidad pensar que no es importante su incidencia en lo electoral, más aún cuando sabemos de la falta de escrúpulos para ponerse al servicio de las candidaturas del chavismo.

Destacamos lo positivo en señalar los agudos problemas en las regiones que le han sido ajenos a los actuales parlamentarios. La dinámica de este mes tenemos que llevarla al punto de que se sumen la mayor cantidad de voluntades a una propuesta que vaya más allá de lo meramente electoral. Debemos estar claros en que estamos jugando en un campo inclinado y con el árbitro en contra, y también que no será fácil desmontar las leyes que se han aprobado para darle hechos cumplidos a la posición.

Nos queda un mes. ¡A trabajar!

 
Víctor A. Bolívar C.Víctor A. Bolívar C.
Top